Diputados van a hoteles a pesar de que tienen la Villa Guadalupe

Junta directiva del congreso tiene en licitación pública servicio de “hostelería”, que aún no se ha adjudicado. Dicen no pueden recargar su propia infraestructura.
Enlace copiado
Diputados van a hoteles a pesar de que tienen la Villa Guadalupe

Diputados van a hoteles a pesar de que tienen la Villa Guadalupe

Enlace copiado
La junta directiva de la Asamblea Legislativa tiene abierto el proceso de licitación pública para obtener el servicio de “hostelería”, con la finalidad de poder llevar a cabo seminarios, foros y reuniones ordinarias de comisiones de trabajo, a pesar de que el parlamento es propietario de la Villa Guadalupe, conocida como Villa Dueñas y cuyo nombre que le ha dado el congreso es Centro Cívico Cultural Legislativo, con un costo millonario y que no se utiliza en plenitud.

El servicio que requiere la junta directiva, al menos de lo que se desprende de la solicitud de compra número 42 de fecha 18 de enero de 2016 –en la que se busca un servicio de enero al 31 de marzo, mientras se hace una licitación–, incluye alojamiento. “Alojamiento en habitación sencilla de nivel estándar con desayuno buffet incluido. Alojamiento en habitación doble del nivel estándar con dos desayunos buffet incluidos. Alojamiento en habitación en piso ejecutivo”, se lee en los requerimientos.

El servicio de alimentación que pide la Asamblea especifica que se requiere “chef calificado”, así como una serie de servicios como desayunos, almuerzos y cenas a la carta y buffet. Y para la realización de los eventos, en específico, requiere los paquetes para seminarios con “coffee break”, servicios de coctel con bebidas no alcohólicas “y 20 bocas mínimo por persona hasta para 400 personas”, cada uno con dos bebidas. Y se incluye servicio de recepción para aproximadamente 400 personas o más “con almuerzo completo servido y buffet, bebidas no alcohólicas, tarima y descorche”. Y servicios de fotocopiadoras.

Algunas comisiones de trabajo, de hecho, ya empezaron a hacer uso de hoteles, aunque tengan el Centro Cívico Cultural Legislativo (CCCL). Hasta la fecha, se han registrado reuniones de la comisión de justicia y derechos humanos, así como de la comisión de cultura y educación, que se han llevado a cabo en hoteles de San Salvador.

Diputados de la junta directiva de los partidos FMLN, ARENA y PCN aseguran que la razón principal para abrir licitación pública para el servicio de hostelería se debe a que el CCCL, si bien ha sido restaurado, no puede soportar el peso de una asistencia masiva de personas en su segunda planta, que es donde se ubica un salón habilitado para albergar reuniones.

Ante ello, comentan que sí existe un espacio ubicado en la primera planta del CCCL que se puede utilizar para hacer reuniones, pero con un número menor de asistentes. De hecho, en enero pasado, los diputados de la comisión de relaciones exteriores optaron por sesionar en este espacio e incluso invitaron a miembros del PARLACEN para tocar el tema de las migraciones.

Sin embargo, las reuniones de la comisión de seguridad y de la comisión de educación (vea en las fotografías) no necesariamente han sido numerosas en cuanto a asistentes, y aun así se ha decidido gastar fondos públicos en un hotel para reunirse.

Peso, espacio... a la espera del auditorio

Los argumentos de los diputados directivos por haber abierto la licitación pública para el servicio de hostelería van desde la falta de espacio y el peso limitado que puede soportar la segunda planta del CCCL hasta la espera que se hace para que finalice la construcción del auditorio en la Villa Dueñas para poder realizar en esa localidad sus seminarios, foros y reuniones ordinarias.

Por el momento, se desconoce la cantidad máxima por la cual se va a contratar el servicio de hostelería. La diputada del FMLN y quinta secretaria de la junta directiva, Jackeline Rivera, asegura que el monto por el que se contrate no será necesariamente la cantidad que la Asamblea Legislativa erogará para el servicio, ya que se pagará según el uso que se le dé.

“Las licitaciones para este tipo de servicios se hace por un monto que puede ser usado o no puede ser usado. Si nosotros vamos a hacer una actividad que en lugar de ir a un hotel la vamos a hacer en la infraestructura de la Asamblea, ya nos estamos ahorrando un dinerito. Vamos a hacer uso de los hoteles solo cuando la capacidad interna de la Asamblea no lo pueda suplir. Por eso es que dice ‘hasta’, no es que se haya presupuestado y que deba gastarse”, comentó la legisladora.

El cuarto vicepresidente de la junta directiva y diputado de ARENA, Norman Quijano, comentó al respecto que la directiva atiende las solicitudes de las comisiones, “y muchas veces ellas piden algún hotel en particular”. “La directiva ve la cantidad de personas que van a asistir y hace una evaluación de los costos. Es posible que la Villa Guadalupe no haya estado en condiciones”, dijo el diputado arenero.

Francisco Merino, octavo secretario de la directiva y diputado del PCN, dijo que al finalizar el auditorio en construcción en el CCCL se podrá prescindir del gasto en hoteles.

Lee también

Comentarios

Newsletter