Directivos de la Asamblea sin freno para contratar

Los 14 diputados directivos integran el grupo de legisladores más privilegiado de la Asamblea Legislativa. Tienen su propio presupuesto para comprar vehículos de uso personal, su combustible, su alimentación, sus oficinas individuales y hasta para pagarles a sus propios empleados.
Enlace copiado
Directivos de la Asamblea  sin freno para contratar

Directivos de la Asamblea sin freno para contratar

Directivos de la Asamblea  sin freno para contratar

Directivos de la Asamblea sin freno para contratar

Enlace copiado
Los diputados de la junta directiva de la Asamblea Legislativa tienen contratados, a mayo de 2016, a 208 empleados. Los directivos integran el segundo grupo de diputados que más servidores públicos acumula en el congreso, detrás del grupo parlamentario de ARENA, que tiene a la fecha 329 trabajadores afines. Los directivos, sin ser fracción legislativa, tienen en promedio 15 empleados por cada legislador. Aunque al detallar el número de trabajadores por cada miembro de la junta directiva se descubren cantidades que superan, en un caso, los 30 empleados por un solo diputado.

En la actualidad, los directivos son 14 y se distribuyen en cuatro diputados del FMLN, cuatro de ARENA, tres de GANA y tres del PCN. Este grupo de parlamentarios acumula en la actualidad hasta 208 empleados quienes están a su disposición de forma exclusiva. Estos trabajadores no están adscritos a ninguna bancada, sino directamente a la oficina de cada directivo.

La lista de asegurados de la Asamblea Legislativa a enero de 2016 que tiene en su poder este periódico da cuenta de cómo se reparten los diputados de la junta directiva no solo sus presupuestos para gastos de índole personal, para los que no ocupan su salario mensual, sino también sus presupuestos financieros para pagarle a su propio personal.

Además, al confrontar la nómina de asegurados con el listado de empleados a mayo de 2016 que el congreso le entregó al diputado Juan Valiente por una resolución del Instituto de Acceso a la Información Pública, se descubre que incluso los directivos también han sido parte de la práctica de los grupos parlamentarios de ocultar militantes en cargos de área institucional para reducir planillas y poder contratar más personal con afinidad político-partidaria, familiares o amistades, porque de hecho los empleados de la junta directiva a enero de 2016 eran 224 y no los 208 presentados recientemente.

Asimismo, al procesar la información se han detectado anomalías como el hecho de que un directivo ha llegado a tener hasta 35 trabajadores a su disposición, o que un secretario de junta directiva, que tiene menos responsabilidades que un vicepresidente o el presidente, haya acumulado hasta 23 empleados solo para su oficina.

Por el FMLN, los empleados de la presidenta del congreso, Lorena Peña, eran 21 a enero de 2016. De ellos, ocho pasaron a cargos en el área institucional. Mientras que el quinto vicepresidente, Santiago Flores, tenía 12 empleados a principios de año y retiró a cuatro para mezclarlos en el área institucional. El primer secretario, Guillermo Mata, tenía 10 trabajadores a su disposición y decidió para 2016 retirar a cuatro hacia cargos administrativos del parlamento. Y Jackeline Rivera, la quinta secretaria, tenía ocho empleados y para este año envió a dos de sus trabajadores al área institucional.

En el caso de ARENA, la segunda vicepresidenta, Ana Vilma de Escobar, contaba con 15 empleados a principios de 2016, pero retiró a uno y este pasó a un cargo administrativo. El cuarto vicepresidente, Norman Quijano, llegó a tener hasta 17 empleados y envió a uno a institucional. El segundo secretario, David Reyes, contaba con 12 empleados y pasó a uno a puesto administrativo. Y el sexto secretario, Jorge Escobar, acumuló hasta 23 trabajadores a su disposición y separó a uno para enviarlo al área institucional.

Los 35 empleados de Gallegos

El primer vicepresidente del congreso, Guillermo Gallegos, quien asumirá en noviembre la presidencia de del congreso, llegó a tener a principios de 2016 hasta 35 empleados, una cantidad igual al número de trabajadores que tiene el único diputado del PDC y más del promedio que tiene cada legislador de la fracción del PCN. Este diputado de GANA retiró a dos de sus trabajadores y los trasladó a cargos institucionales.

En el caso de los otros dos directivos de GANA, Mario Tenorio, tercer secretario, tuvo 15 trabajadores y trasladó a uno al área administrativa. Y Abilio Rodríguez, que es el séptimo secretario de la junta directivo, llegó a tener 18 empleados a su disposición y envió a uno a cargo institucional.

Por último, los tres directivos del PCN llegaron a acumular un total de 38 empleados. El tercer vicepresidente, Serafín Orantes, tiene 11 servidores públicos, igual número que tiene el cuarto secretario, Reynaldo Cardoza. Ninguno de estos dos diputados ha trasladado personal ni tampoco ha reducido su recurso humano, a mayo de 2016. Mientras que Francisco Merino, el octavo secretario de la junta directiva, sumó 16 empleados a principios de 2016.

A pesar de los traslados hacia cargos administrativos, ocho empleados del área institucional del congreso pasaron a formar parte, ese año, del grupo de trabajadores exclusivos que tiene cada uno de los directivos, así como se ha dado una serie de nuevas contrataciones, como se hace constar en los listados.

Lee también

Comentarios

Newsletter