Lo más visto

Disminuyen las denuncias en la PDDH San Miguel

El 59 % de casos recibidos tiene que ver con procedimientos policiales. Le siguen de la FAES.
Enlace copiado
Desde penales.  Los centros penitenciarios ocupan el tercer puesto en la lista de denunciados en la departamental de la PDDH; la mayoría de quejas son de los centros penales de Ciudad Barrios y Gotera.

Desde penales. Los centros penitenciarios ocupan el tercer puesto en la lista de denunciados en la departamental de la PDDH; la mayoría de quejas son de los centros penales de Ciudad Barrios y Gotera.

Disminuyen las denuncias en la PDDH San Miguel

Disminuyen las denuncias en la PDDH San Miguel

Enlace copiado
La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) del departamento de San Miguel registra una disminución en las denuncias este año, en comparación con el año pasado. De enero a octubre de 2015 sumó 184, mientras que este año –en el mismo período– totalizan 143.

Según un informe interno, en 10 meses de este año se ha recibido 85 denuncias en contra de la Policía Nacional Civil (PNC) en las que se señalan supuestas violaciones a derechos fundamentales, actos arbitrarios, procedimientos irregulares y abuso de la autoridad, reportados por ciudadanos.

La segunda institución más denunciada por la población es el Estado Mayor de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), con una cantidad similar a la del año pasado. Los elementos de la FAES que acompañan a la PNC en labores de seguridad pública, desde hace varios años en patrullajes preventivos y vigilancia en centros penales, acumulan 18 denuncias en contra por supuestas violaciones a los derechos humanos.

Moisés Roberto Penado, delegado departamental de la PDDH en San Miguel, explicó que cualquier persona que ha sido detenida como sospechosa de un delito, y que además ha sido sometida por las autoridades y no ofrece resistencia, no debe ser sujeto del uso desproporcionado de la fuerza, ni sometido a tratos crueles y degradantes.

“El vendar, el incomunicar, aplicar gas pimienta, esposar a barrotes de ventanas, a sillas, sin que sean una medida indispensable para la seguridad, son malos tratos y tratos crueles degradantes que pueden generar un sufrimiento innecesario en la persona detenida”, argumentó Penado. El funcionario reiteró que más del 45 % de las denuncias es por este tipo de hechos y contra la Policía.

Aseguró que los mecanismos de control interno, como la Inspectoría General de la Policía y los tribunales disciplinarios, están sumamente debilitados y son poco efectivos para corregir este tipo de situaciones. También dijo que hay denuncias procedentes del mismo personal policial, administrativo o de campo.

Tags:

Lee también

Comentarios