Disputa por agua entre alcaldía y comunidades

Los habitantes de La Peña, Las Marías y La Joya se quedaron sin el servicio hídrico luego de que la alcaldía lo bloqueara para abastecer su tanque.
Enlace copiado
Enfrentados.  Los residentes de las comunidades se quejan de que la alcaldía les cortó el miércoles el servicio de agua.

Enfrentados. Los residentes de las comunidades se quejan de que la alcaldía les cortó el miércoles el servicio de agua.

Disputa por agua entre alcaldía y comunidades

Disputa por agua entre alcaldía y comunidades

Enlace copiado
Un grupo de habitantes de tres comunidades se concentraron ayer frente a la alcaldía de Gualococti, en Morazán, para expresarle su descontento al alcalde Carlos Antonio Díaz, por la acción tomada el miércoles anterior cuando desde la municipalidad se les cortó el servicio de agua. “De repente llegaron con patrullas de la policía, cortaron el servicio y nos han dejado los tanques vacíos”, afirmó José Arístides Gómez, quien lideraba la concentración y quien además es miembro del concejo plural por el partido FMLN.

Las comunidades afectadas son: La Peña, Las Marías y La Joya, cuyos residentes se han opuesto a que la comuna administre el servicio de agua, la cual obtienen de un afluente ubicado en el cerro Cacahuatique. Por años la administración del servicio ha estado en manos de la comunidad, aunque siempre han pagado $1 en la alcaldía.

Según los pobladores, en 1982 instalaron un sistema de agua propio; sin embargo, hace unos años la alcaldía gestionó un proyecto para mejorar el servicio, y aunque los recursos se obtuvieron a través del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local, la obra no fue ejecutada debido a que la alcaldía no contaba con una escritura de la propiedad donde se ubica la fuente y las mismas comunidades adujeron que no necesitaban otro proyecto, pues ya tenían agua domiciliar.

Pero el alcalde de Gualococti manifestó que “el problema es un conflicto de intereses de un grupo de personas que buscan obtener algún beneficio político, a cuenta de un número de personas que no saben lo que andan haciendo”.

La alcaldía siguió con sus aspiraciones para ejecutar el proyecto, y con fondos propios logró financiar la introducción de cañería y la construcción de un tanque. “Nosotros ahora no tenemos agua, porque el alcalde metió una cañería por gusto, porque nadie le había pedido agua y nos cortó las de nosotros”, lamentó Santos Hernández, habitante afectado.

La disputa se agudizó y el caso fue llevado hasta un proceso penal y civil, llegando a una conciliación entre las partes, acordando realizar un censo para consultarle quién debía administrar el servicio, garantizar agua para todos y entablar un proceso civil para definir cuál de las partes sería el propietario del terreno donde está la fuente de agua.

Los habitantes y representantes de las comunidades aducen que el terreno donde nace el agua les ha pertenecido durante 55 años, aunque aceptan que no tienen un documento que les respalde. El alcalde asegura que esa propiedad fue adquirida por la comuna por un valor de $20,000 y ya cuentan con escritura.

Tags:

  • Gualococti
  • disputa por agua

Lee también

Comentarios

Newsletter