Diversas medicinas dejarían de venderse

Droguerías aseguran que los costos de producción son más altos que los precios establecidos por la DNM.
Enlace copiado
Supervisión.  La Dirección de Medicamentos asegura que realizará inspecciones para verificar el etiquetado de precios.

Supervisión. La Dirección de Medicamentos asegura que realizará inspecciones para verificar el etiquetado de precios.

Diversas medicinas dejarían de venderse

Diversas medicinas dejarían de venderse

Diversas medicinas dejarían de venderse

Diversas medicinas dejarían de venderse

Enlace copiado
Más de 45 medicamentos dejarían de venderse en el país debido a que los costos de producción son más altos que el precio de venta permitido, detallaron diversas droguerías.

Incluso algunos medicamentos dejaron de venderse ayer y lo mismo ocurriría con otros productos, ya que las droguerías aseguran no poder cumplir con el precio de venta máximo al público establecido por la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM).

Consultado al respecto, el director de Medicamentos, Vicente Coto, aseguró que no tenía notificación formal de la situación; por tanto, no puede anunciar medidas para evitar que las personas se queden sin poder comprar sus medicinas.

Entre los productos que serían retirados del mercado salvadoreño está el Esomeprazol (Nexium), utilizado para los tratamientos de reflujo gástrico.

Las droguerías y farmacias lamentan que la DNM haya establecido el precio del Nexium comparando productos que contienen el mismo principio activo y pusiera un techo, mientras que la ley establece que se debe hacer contrastando precios en Centroamérica.

“Esto hace que el producto genérico o copia baje un poco su precio, pero le hace imposible la venta a un medicamento original, forzando su retiro del mercado”, según la reflexión del director de una cadena de farmacias que pidió el anonimato.

Otra de las medicinas que dejó de ser vendida ayer es el Lipitor, que es prescrita como tratamiento adjunto para la reducción del colesterol.

La Lyrica que se administra a las personas con epilepsia, dolor neuropático y del trastorno de ansiedad, también será retirada de los estantes de las farmacias y los pacientes que deseen comprarla deberán buscar otros medios para obtenerla.

El Bactrim, recetado para las infecciones de vías urinarias, es otra de las medicinas que ya no serán vendidas en el país, según un listado al que tuvo acceso LA PRENSA GRÁFICA.

Los distribuidores de medicinas afirman que el retiro de los productos medicinales obedece a que la Dirección de Medicamentos usó precios de Suramérica en lugar de Centroamérica, para realizar el promedio de venta al público.

Lo anterior afecta el precio, pues en los mercados suramericanos hay subsidio gubernamental, plantas de fabricación y/o muchos son mercados de productos genéricos con calidad.

Solo El Salvador y Guatemala aplican IVA, al quitar ese impuesto a los medicamentos estos tuvieran una reducción en su precio del 20 %, aseguran los distribuidores.

“Cuando tengamos la información oficial, nosotros tendríamos que verificar si estos productos son únicos ofertantes en el mercado y en ese caso tendríamos que recurrir a solicitar a otros laboratorios que no están presentes que traigan los productos”, afirmó el director de Medicamentos.

La DNM asegura que tiene que garantizar que el producto esté disponible para la población con opciones de medicamentos, para evitar que exista desabastecimiento y se generen así inconvenientes de salud.

Sin embargo, al no tener información oficial sobre las medicinas que saldrán del mercado, no puede convocar a laboratorios extranjeros para que suministren, enfatizó Vicente Coto.

Tags:

  • DNM
  • Medicinas
  • precio
  • droguerías

Lee también

Comentarios

Newsletter