Lo más visto

Diversifican los cultivos en la granja penitenciaria

Sacan la primera cosecha de tilapia, además de producir flor de Jamaica. El cultivo de hortalizas se mantiene.
Enlace copiado
Rabanera.  Uno de los cultivos más rentables es el de rábanos. Cada semana se saca cosecha para la venta. Cada manojo se vende a $0.25.

Rabanera. Uno de los cultivos más rentables es el de rábanos. Cada semana se saca cosecha para la venta. Cada manojo se vende a $0.25.

Tilapia.  La primera cosecha de tilapia de la granja penitenciaria de Santa Ana está lista para la venta. Los pescados pesan entre tres cuartos de libra y una libra.

Tilapia. La primera cosecha de tilapia de la granja penitenciaria de Santa Ana está lista para la venta. Los pescados pesan entre tres cuartos de libra y una libra.

Diversificación.  La flor de Jamaica es de los nuevos productos que se está cosechando en la granja penitenciaria.

Diversificación. La flor de Jamaica es de los nuevos productos que se está cosechando en la granja penitenciaria.

Diversifican los cultivos en la granja penitenciaria

Diversifican los cultivos en la granja penitenciaria

Enlace copiado
Ernesto Martínez Mármol, un interno del sistema penitenciario del país condenado a 13 años de prisión por violación sexual, se mueve como pez en el agua, sabe cuántas veces hay que darle de comer a las tilapias al día, cuándo hay que cambiarlas de estanque y a qué edad ya están en su punto para la venta.

Cuando gozaba de plena libertad nunca supo de agricultura y menos de acuicultura, pero hoy es casi un experto en estos temas luego de formar parte de la granja penitenciaria de occidente, ubicada en Santa Ana, donde ha aprendido a cultivar tilapias, maíz, frijol, rábanos, pepinos y una larga lista de hortalizas.

Mármol es uno de los fundadores de la granja habilitada en abril de 2012, y a poco más de un año de condena dice que formar parte de este programa le ha ayudado en su proceso de reinserción, además de brindarle nuevas herramientas con las que podrá ganarse la vida una vez logre su libertad, dentro de 15 meses.

Él es uno de los 134 internos que por ahora trabajan en la granja, donde además de la tilapia también se cultivan otros productos como rábanos, chiles verdes, pepinos, maíz, frijol, papaya y flor de Jamaica.

“La granja penitenciaria posee una extensión de 50 manzanas de terreno que se está aprovechando para diversificar el cultivo de productos”, señaló su director, Orlando Molina.

Son dos estanques donde se produce la tilapia, cada uno con una siembra de 10,000 alevines, de los cuales ya se está vendiendo la primera cosecha, con peso de cada pescado de entre tres cuartos de libra y una libra. Se tiene previsto habilitar un tercer estanque para ampliar la producción.

En el caso de la flor de Jamaica, señaló el director, ya se realizaron tres cortas; parte de la producción fue vendida y otra fue consumida por los internos.

Además de la introducción de nuevos cultivos se tiene proyectada la instalación de nuevos talleres en la granja, que se pretende ampliar para una capacidad de 1,000 internos.

Los planes incluyen un taller de panadería, donde trabajarán 100 internos, con la que se prevé proveer del pan que se consume en el sistema penitenciario nacional. Además, se pretende habilitar un taller mecánico que dé mantenimiento, para comenzar, a la flota vehicular del sistema y luego a vehículos nacionales.

Proceso rehabilitador

Esta granja fue inaugurada en junio de 2012 e inició con 105 reos en los cultivos, principalmente maíz y algunas hortalizas.

Los internos que forman parte de la granja están en la fase de semilibertad, con permiso para ir a sus casas un día por semana. Son considerados reos comunes, es decir, no son miembros de pandilla.

Tags:

Lee también

Comentarios