Lo más visto

Más de El Salvador

Doce años celebrando el Día Nacional de la Pupusa

Cada segundo domingo de noviembre, desde 2005, Olocuilta, Los Planes de Renderos y Antiguo Cuscatlán son el referente de esta celebración. El comelón de pupusas revalidó su título por cuarta ocasión consecutiva.
Enlace copiado
La más grande En Antiguo Cuscatlán, cocinaron la pupusa más grande del mundo. Midió 5.5 metros y se preparó en el parque central del municipio.

La más grande En Antiguo Cuscatlán, cocinaron la pupusa más grande del mundo. Midió 5.5 metros y se preparó en el parque central del municipio.

Preparación Una  pupusa de 4.5 metros, que  mantiene el récord Guinness  como la más grande del mundo, fue cocinada en Olocuilta. La de Antiguo no entró al registro.

Preparación Una pupusa de 4.5 metros, que mantiene el récord Guinness como la más grande del mundo, fue cocinada en Olocuilta. La de Antiguo no entró al registro.

Fiesta. Coloridos desfiles se realizaron en el municipio de  Olocuilta, La Paz, para conmemorar el Día Nacional de la Pupusa en El Salvador.

Fiesta. Coloridos desfiles se realizaron en el municipio de Olocuilta, La Paz, para conmemorar el Día Nacional de la Pupusa en El Salvador.

Degustación. Momento en el que pupuseras de Olocuilta se preparan a repartir la pupusa a los cientos de salvadoreños que se dieron cita para celebrar el Día Nacional de la Pupusa.

Degustación. Momento en el que pupuseras de Olocuilta se preparan a repartir la pupusa a los cientos de salvadoreños que se dieron cita para celebrar el Día Nacional de la Pupusa.

Plato nacional. La Asamblea  decretó el 1.º de abril de 2005 que la pupusa es un bocadillo típico que debía declararse como Plato Nacional de El Salvador.

Plato nacional. La Asamblea decretó el 1.º de abril de 2005 que la pupusa es un bocadillo típico que debía declararse como Plato Nacional de El Salvador.

Concurso. Nueve salvadoreños participaron en el concurso del Comelón de Pupusas que organizó la Alcaldía de Olocuilta, en La Paz.

Concurso. Nueve salvadoreños participaron en el concurso del Comelón de Pupusas que organizó la Alcaldía de Olocuilta, en La Paz.

El comelón de pupusas. Por cuarto año consecutivo, Wílber Rivera ganó el título de comelón de pupusas al ingerir 26 en 20 minutos.

El comelón de pupusas. Por cuarto año consecutivo, Wílber Rivera ganó el título de comelón de pupusas al ingerir 26 en 20 minutos.

Doce años celebrando el Día Nacional de la Pupusa

Doce años celebrando el Día Nacional de la Pupusa

Enlace copiado
De queso con loroco, con ayote, las revueltas, solo de queso; o incluso otras no tan comunes como las de huevos o las margaritas, son parte de las especialidades que ayer degustaron centenares de salvadoreños en la celebración del Día Nacional de las Pupusas.

La Asamblea Legislativa estableció el 1.º de abril de 2015 que las pupusas son un bocadillo que debe considerarse como Plato Nacional de El Salvador. En ese sentido, se decidió que cada segundo domingo de noviembre se celebraría el Día Nacional de la Pupusa. Los tres lugares que por excelencia son el referente para conmemorar esta fecha son Los Planes de Renderos, Antiguo Cuscatlán y Olocuilta, este último, considerado “la capital de la pupusa”.

De acuerdo con el alcalde de Olocuilta, Marvin Rodríguez, la celebración de esta fecha ayuda a potenciar el turismo del municipio.

“Vengan a disfrutar, a degustar el rico plato típico más exquisito de El Salvador, las pupusas de Olocuilta”, dijo Rodríguez.

Según el alcalde, la celebración del Día Nacional de las Pupusas tendrá un costo de $30,000. Rodríguez asegura que son unos 200 puestos de venta de pupusas que hay en el sector.

Cuatro veces el comelón de pupusas

En Olocuilta se realizó el certamen del comelón de pupusas, en donde Wílber Rivera revalidó su título por cuarto año consecutivo al lograr comerse 26 pupusas en 20 minutos.

“El primer año que vine me avisaron en la mañana: ‘mira hay un concurso de pupusas, ¿no querés ir? Vamos pues, vamos a ver qué sale ahí’. Me inscribieron, ya solo faltaban pocos minutos para que comenzaran y me comí 30 pupusas en 30 minutos. El segundo año que vine me comí 30 pupusas también, ya el tercer año fueron 20 minutos y me comí 27 pupusas, y hoy fueron 20 minutos y me comí 26 pupusas”, explicó Rivera tras revalidar su título.

Rivera, un mecánico, tiene 30 años y viajó desde Ahuachapán hasta Olocuilta para ser parte del concurso que realiza la municipalidad.

Lee también

Comentarios