Lo más visto

Más de El Salvador

Dos dobles homicidios de hermanos en occidente

La Fiscalía General de la República (FGR) reportó ayer la muerte de 12 personas entre el sábado por la noche y ayer. Los homicidios ocurrieron en varios puntos del país.
Enlace copiado
Dos dobles homicidios de hermanos en occidente

Dos dobles homicidios de hermanos en occidente

Enlace copiado

Dos dobles homicidios de hermanos fueron reconocidos ayer por equipos de la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República, ambos en el occidente del país, Santa Ana y Sonsonate; y ligados a pandillas que operan en la zona donde se produjeron los hechos.

El sábado por la noche fueron asesinados con arma de fuego los hermanos Geovanni, de 25 años, y Bryan, de 18, ambos de apellidos Cabrera, residentes en el colonia El Tazumal, en el cantón El Cuje, del municipio de Chalchuapa, en Santa Ana.

El doble crimen ocurrió el sábado pasadas las 8:30 de la noche, en la calle principal de esa colonia, cuando los hermanos guardaban un carretón con el que se dedicaban a vender tortas.

Presuntos pandilleros llegaron a la vivienda y atacaron primero al mayor de los Cabrera, posteriormente, al otro hermano quien quiso defenderlo, pero también fue ultimado.

Según los parientes, ambos ya habían sido amenazados por pandilleros porque se negaron a formar parte de las agrupaciones delincuenciales.

La Policía Nacional Civil (PNC) realizó un rastreo en la zona, pero no dio con el paradero de los responsables del doble crimen.

El otro doble asesinato ocurrió ayer en la madrugada, en el caserío El Achotal, ubicado a la orilla de la carretera que desde San Julián conduce al municipio de Cuisnahuat, ambos del departamento de Sonsonate.

Allí fueron asesinados los hermanos Gabriel y Óscar Edwin, ambos de apellido Bailón, de 46 y 44 años, respectivamente.

De acuerdo con la PNC, a la vivienda de los hermanos Bailón llegaron siete hombres vestidos con ropas oscuras, portaban armas de fuego cortas y largas y obligaron a las víctimas a salir de la casa.

Los desconocidos ataron de las manos a los hermanos y se los llevaron hasta una barranca cerca de la casa y allí los ultimaron.

Las autoridades hallaron casquillos de pistola 9 milímetros y de fusil M-16.

Según los antecedentes de las autoridades, el mayor de los hermanos tenía un mes de haber salido de un penal donde estuvo pagando por el delito de violación. El otro hermano salió hace dos años del penal de Apanteos de Santa Ana, donde también pagó otro delito que no explicaron las autoridades.

La PNC sospecha que el móvil del asesinato de los hermanos podría responder a rencillas personales.

Lee también

Comentarios