Dos homicidios se registraron la noche de este domingo

Además se encontró una osamenta en el municipio de San Rafael Oriente. Además, dos homicidios múltiples ocurrieron en diferentes puntos del país.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Fiscalía General de la Rep{ublica (FGR) reportó la noche del domingo un homicidio por intolerancia en la comunidad Los Próceres, del munipio de Mejicanos, en San Salvador. La víctima fue identificada como Elmer Rodas, de 49 años, quien fue herido con arma blanca.

Además, la seccional de la FGR de San Miguel reportó el hallazgo de una osamenta, en el barrio San Benito, del municipio de San Rafael Oriente. En horas de la tarde, un homicidio se registró en la carretera de Oro, a la altura de Colegio Arrupe. La identidad de la persona asesinada no fue proporcionada.

Más temprano

Una mujer fue atacada con arma blanca el domingo por la madrugada dentro de un mesón ubicado en el pasaje Flores Huezo del barrio El Calvario de Usulután y posteriormente falleció antes de ser atendida por los médicos del hospital San Pedro de esa ciudad informó la Policía Nacional Civil (PNC).

La víctima fue identificada por las autoridades policiales y fiscales como Zoila Margarita Gómez García, de 32 años; quien fue atacada en el lugar donde  residía.

El reporte de la PNC señala que la mujer tenía lesiones con arma blanca. La policía no determinó si la mujer residía sola en el lugar y tampoco saben de cuántas personas la habrían atacado.

Dos homicidios múltiples ocurrieron el domingo  en diferentes puntos del país. El primero, en Usulután, cuando un grupo de  investigadores policiales  llegó al lugar donde  pandilleros acampaban. Se registró un tiroteo y tres supuestos pandilleros murieron.

El segundo caso se trató de un homicidio doble en  la colonia Las Colinas, de Armenia, Sonsonate.

Los fallecidos  fueron señalados como miembros de pandillas e  identificados por la Fiscalía como Marvin Alexánder Coreas, de 18 años, y un adolescente, de 16.

Según la PNC, ambos sujetos ingerían  bebidas alcohólicas cerca de la casa comunal de la vivienda cuando observaron a un hombre y decidieron asaltarlo.

Los jóvenes comenzaron a intimidar verbalmente a su víctima, expresándole que eran miembros de pandillas e incluso le mostraron algunos tatuajes alusivos a estos grupos. Entonces el hombre sacó un  arma de fuego y les disparó.

El atacante huyó. “El ciudadano tomó la justicia por su propia cuenta y disparó contra los dos pandilleros que le exigían el dinero para ir a comprar una caja de cerveza. Cuando llegó la patrulla ya los encontró muertos”, explicó uno de los agentes de la PNC.

El tiroteo en Usulután ocurrió  en unos terrenos ubicados en la zona alta del cantón Jobal Arrozales,  de San Agustín.

El hecho se registró  cerca de la 1:30 de la madrugada, cuando unos 12 agentes e investigadores policiales llegaron a la zona, ya que tenían información de que miembros de grupos delincuenciales estaban reunidos.

Los agentes buscaban a algunas personas  que tenían orden de captura girada por la Fiscalía General de la República (FGR).

Un oficial de la PNC indicó que los supuestos delincuentes al observar a los agentes  dispararon, produciéndose un tiroteo, del cual resultaron fallecidos tres hombres.

Una fuente policial dijo que  dos fallecidos fueron identificados como  Isaac Alemán y Cristian Geovany Reyes,  quienes eran buscados por diversos homicidios ocurridos en la zona de Jiquilisco, entre ellos uno en contra de un empleado de FOVIAL fallecido en diciembre  tras un ataque armado.
La fiscalía informó que en la zona los pandilleros tenían una especie de campamento. Encontraron  tres hamacas, sábanas, artículos de cocina y comida.

En el lugar encontraron tres armas de fuego: un fusil M-16, una escopeta y una pistola (no especificaron el calibre).

Un investigador policial aseguró que cuentan con información de que al menos tres personas más se encontraban allí, pero no pudo determinar si iban lesionadas.

“Se ha rastreado distintos hospitales y centros de salud para verificar si han llegado al sector personas lesionadas de bala, pero no hay detalles concretos”, expresó la fuente.

Las autoridades aseguraron que la  investigación sobre estas personas viene desde hace dos meses y que inicialmente tenían información de que se reunían en una casa ubicada  a un kilómetro de distancia, pero hace pocos días  decidieron acampar.

“Tuvimos información que sujetos estaban haciendo uso de esta zona para esconderse, ya que eran reclamados por tribunales por hechos delictivos”, dijo el inspector Raúl Arana, jefe de operaciones de la PNC  de Usulután.

Al lugar intentaron llegar varias personas residentes en los sectores aledaños, sin embargo, las autoridades cerraron el acceso.

Tags:

  • homicidios
  • elsalvador

Lee también

Comentarios

Newsletter