Lo más visto

Más de El Salvador

Dos líneas de investigación en asesinato de expandillero

Uno de los colaboradores del sacerdote Antonio Rodríguez fue asesinado ayer en Mejicanos. Por un lado, Seguridad investiga un posible ajusticiamiento por parte de una pandilla rival; también analiza si el crimen está vinculado con declaraciones en contra de la tregua, ofrecidas por Morales.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un día después del asesinato de Edgar Giovanni Morales, de 33 años, un expandillero que colaboraba con el sacerdote español Antonio Rodríguez, el ministro de Justicia y Seguridad Pública David Munguía Payés informó hoy que se tienen dos hipótesis sobre el posible móvil del crimen, perpetrado ayer por la tarde frente a la parroquia San Francisco, en Mejicanos, San Salvador.

Una de las hipótesis es que la muerte está relacionada con las declaraciones hechas por el sacerdote, quien fue una de las fuentes del periodista estadounidense Douglas Farah en la elaboración de un informe sobre el accionar de pandillas. Una de las conclusiones de Farah fue que las pandillas, con nexos con el crimen organizado, se benefician de la tregua iniciada en marzo de 2012.

"Una de las hipótesis que tenemos es que él (Morales) pudiera haber dado algunas de las declaraciones que fueron incluidas en el reporte de Farah, que pudieran haber molestado a algunos miembros de pandillas. Esa es una hipótesis. La otra hipótesis está relacionada con que fue ajusticiado por la pandilla contraria, la pandilla 18", dijo esta mañana el ministro de Seguridad.

Rodríguez consideró ayer mismo que el homicidio de Morales está relacionado, de acuerdo con su interpretación, con críticas que ha lanzado sobre la tregua entre pandillas.

La segunda hipótesis de Seguridad es que se trate de un ajusticiamiento de la pandilla rival, pero no brindó más detalles.

Morales, quien colaboraba en los programas de reinserción liderados por el sacerdote, fue asesinado por dos hombres que lo esperaban esquina opuesta a la iglesia.

Tags:

  • Pandillas
  • Tregua
  • Seguridad
  • Violencia en El Salvador
  • Padre Antonio Rodriguez

Lee también

Comentarios