Lo más visto

Dos masacres en el occidente del país en menos de 24 horas

En el primer caso fueron asesinados una pareja y su hijo, por divulgar un crimen cometido en una cantina; en el segundo, cuatro supuestos pandilleros.
Enlace copiado
Dos masacres en el occidente del país en menos de 24 horas

Dos masacres en el occidente del país en menos de 24 horas

Enlace copiado

Los esposos Juan Rodríguez Borja, de 72 años, y Rosa Elvira Martínez, también de 72, se enteraron, el domingo a las 10 de la noche, que su hijo Enrique Alexánder Borja Martínez, de 27, estaba ebrio en una cantina del cantón Monte Hermoso Abajo, en Tacuba, Ahuachapán, y que estaba contando a todos en el lugar sobre cómo fue testigo de un homicidio. Su hijo detalló que los homicidas eran dos de sus primos, y que eso ocurrió hace nueve meses en el municipio.

Así que los esposos caminaron hasta la cantina, le dijeron a Martínez que no dijera más sobre lo que sabía del homicidio, que saliera de la cantina y le ordenaron regresar, con ellos, a la vivienda.

Cuando los tres caminaban por la calle principal del cantón, de regreso a casa, los dos primos les salieron al encuentro e inmediatamente intentaron herir con arma blanca a Martínez por divulgar el crimen que habían cometido. En ese momento, los padres de Martínez intentaron defenderlo, pero los dos primos sacaron una escopeta y los asesinaron a los tres. Luego huyeron, o al menos eso es lo que testigos les relataron a los investigadores policiales.

Aunque la Policía realizó un operativo, los dos primos todavía no habían sido capturados hasta ayer.

No fue el único homicidio múltiple cometido en el occidente del país. Ayer, a menos de 24 horas de haber ocurrido la masacre de la familia Borja Martínez, fueron asesinados cuatro supuestos pandilleros, tres adolescentes y un mayor de edad, en una finca del cantón El Zacatal, ubicada en el kilómetro 43 de la carretera que conduce hacia Santa Ana, en el municipio de Coatepeque.

Las autoridades identificaron a las víctimas como Manuel de Jesús Aguilar Hernández, Jefferson José Ramírez López, Wílmer Alexánder López y Miguel Ángel Beltrán, de 24 años. Este último señalado como cabecilla de la pandilla.

De acuerdo con la Policía, los cuatro desaparecieron el sábado, después de haber ingerido alcohol. Los investigadores sospechan que fueron asesinados por miembros de su misma pandilla.

Estas víctimas se suman a las 939 personas que fueron asesinadas en el primer trimestre de este año, según explicó el director de la Policía. En el mismo periodo del año pasado hubo 823 víctimas.

“Tenemos 116 homicidios más que el año pasado (en el primer trimestre de este año). Pero sí hay una disminución en la comparación que nosotros estamos haciendo desde junio del año pasado. La tendencia es hacia la baja, desde ese mes del año pasado”, dijo el director Cotto.

El vocero de la Policía, Éver Manzano, también dijo ayer que durante el plan vacacional de Semana Santa este año hubo 10 homicidios menos que los ocurridos el año pasado, cuando fueron 49. “Esta disminución es en parte por el trabajo de la Policía Nacional Civil”, dijo Manzano.

Lee también

Comentarios