Lo más visto

Dos personas a juicio por tráfico de menores a EUA

A los acusados se les imputa pertenecer a una red que pedía dinero a cambio de no atentar contra los niños que trasladaban.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Tribunal Especializado de Instrucción de San Salvador resolvió ayer enviar a juicio a una pareja por su supuesta participación en el traslado ilegal de varios menores de edad desde el país hacia Estados Unidos.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que los acusados, identificados como Glenda Rosibel Díaz Franco y Efraín Sandoval Arias, fueron procesados por tráfico ilegal de personas. Ambos fueron detenidos en septiembre de 2011.

El caso inició, según la FGR, el 2 de diciembre de 2010 cuando autoridades estadounidenses encontraron en una vivienda de Phoenix (Arizona, Estados Unidos) a 10 menores de edad. Todos ellos habían sido ingresados de forma ilegal. En su momento, la FGR dijo que, además de tres niñas salvadoreñas, había menores de nacionalidades mexicana y colombiana.

La fiscalía define a los acusados como miembros de una “red internacional” de traficantes de personas. La acusación reseña que cobraban $10,000 por trasladar a los menores hacia Estados Unidos (EUA).

Los niños, según tal hipótesis, eran llevados hacia la frontera guatemalteca donde eran retomados por otros miembros de la supuesta red. Estos, a su vez, los entregaban a otras personas en México, quienes eran los que finalmente los llevaban a EUA, informó la FGR.

Cuando las víctimas llegaban a México, o incluso a Estados Unidos, los familiares de los menores empezaban a ser acosados con más solicitudes de dinero, agregó la fiscalía, bajo amenazas de atentar contra la vida de los niños.

La acusación inicial en contra de Díaz y Sandoval reseña que los envíos de dinero que realizaron los familiares de las víctimas sobrepasaron los $32,000. Estos envíos fueron extra a los pagos ya efectuados por el viaje.

En su momento, la FGR sostuvo que dichas exigencias fueron “trianguladas” a través de México. La hipótesis es que los familiares enviaban el dinero a personas en El Salvador. Posteriormente, tales montos eran reenviados a México y, después, otra parte era devuelta a El Salvador.

La fiscalía sostiene que los destinatarios finales de tales transacciones, realizadas como remesas, eran Díaz y Sandoval.

Cuando los menores fueron ubicados por las autoridades estadounidenses, en diciembre de 2010, estos recibieron un estatus de protección especial ya que se convirtieron en testigos en contra de quienes los mantenían cautivos en esa casa de Phoenix.

Por ello, la Fiscalía General aseguró que las declaraciones de las víctimas debieron tomarse, en algunos casos, a través de videoconferencias en sedes consulares salvadoreñas.

Tags:

  • trafico de personas
  • menores de edad
  • inmigracion ilegal
  • Estados Unidos
  • coyotes

Lee también

Comentarios