Lo más visto

"El tema está agotado": Diputados finalizan interpelación a presidente de ANDA sobre crisis de agua contaminada en el Gran San Salvador

Benítez enfrenta este martes la fase de repreguntas de la interpelación sobre la crisis sanitaria generada por el agua contaminada que ANDA distribuyó hace algunas semanas en varios municipios del Gran San Salvador. 

Enlace copiado
Foto: Asamblea Legislativa

Foto: Asamblea Legislativa

Enlace copiado

Los diputados de la Asamblea Legislativa finalizaron este martes por la tarde la interpelación al presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Frederick Benítez, luego de haber iniciado el proceso el sábado pasado.

El pleno aprobó terminar el proceso con 45 votos a favor, aun cuando no se completó la fase de repreguntas, tras decretar un receso en el que se hicieron "algunas consultas", precisó el presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce. 

Benítez completó la diligencia tras brindar explicaciones sobre la crisis sanitaria generada por el agua contaminada que ANDA distribuyó hace algunas semanas en varios municipios del Gran San Salvador. 

La interpelación al funcionario empezó el lunes, pasadas las 4:00 p. m. en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa, luego de que de los diputados cancelaran la interpelación a la ministra de Salud, Ana Orellana Bendek, en la etapa de repreguntas.

La interpelación con Bendek inició el sábado, pero ayer los diputados consideraron que ella únicamente repetía lo que ya había dicho un día antes, por lo que terminaron antes de lo esperado.

Luego fue el turno de Benítez, quien respondió un cuestionario de 14 interrogantes. Entre las respuestas brindadas, desmintió haber recomendado tomar el agua sucia que la autónoma distribuyó por varios días a varios hogares de San Salvador. 

También dijo que la planta de Las Pavas, donde se produjo la contaminación del agua que llega a varios municipios de San Salvador, se encuentra al borde del colapso, por lo que es necesario repararla para que funcione al 100 % de su capacidad.

Benítez negó tener responsabilidad sobre la crisis hídrica generada hace unos días en el Gran Salvador, ya que apuntó que, históricamente, han habido presidentes que han hecho malas gestiones en el mejoramiento de sistema de abastecimiento que tiene la autónoma en El Salvador. 

Insistió que la problemática se generó por una proliferación algas en el río Lempa, afluente de donde se alimenta la planta potabilizadora localizada en San Pablo Tacachico, La Libertad. 

Repreguntas para este martes

La interpelación al presidente de ANDA se reanudó pasadas las 9:00 a.m. en el Salón Azul de la Asamblea, aunque Benítez tardó en intervenir, ya que varios diputados cuestionaron la validez de la interpelación.

Algunos parlamentarios dijeron que el procedimiento se debía cancelar y que mejor se debían sentar con el presidente de ANDA elaborar planes que permitan mejorar el servicio del agua potable que se brinda en el país. 

Pasados varios minutos de intervenciones de los diputados, Benítez comenzó a responder en la fase de repreguntas y negó que la crisis sanitaria se haya generado por despido de personal en la autónoma, tras el cambio de Gobierno. 

El funcionario reconoció que sí hubo despidos en la institución, pero remarcó que se trató de gente que no tenía la capacidad para estar en la institución y que incluso bebía en horas laborales.

Recalcó que la crisis del agua se dio por la falta de mantenimiento y por la proliferación de algas en el río Lempa en una época que no se tenía prevista esta situación.

Aseguró además que el agua potable que se está suministrando en la actualidad al Gran San Salvador no contiene metales pesados que puedan representar un peligro para la salud humana. 

El agua de Las Pavas no se puede tomar

De igual manera, reconoció que el agua que actualmente suministra la potabilizadora Las Pavas no es apta para el consumo humano. Esta declaración contrasta con la aseveración que dio en una entrevista televisiva hace unos meses al decir que el agua que sale desde planta sí se podía consumir. 

"En las condiciones actuales en que se encuentra la Las Pavas no es recomendable tomar esa agua, porque le ha faltado mantenimiento por años y esto no es de la administración Nayib Bukele; es de administraciones anteriores", sostuvo el funcionario. 

La declaración de Benítez motivó a la diputada Dina Argueta, del FMLN, a pedirle que ahondara más en esa aseveración, por lo que el presidente de ANDA quiso retractarse, aunque al final terminó repitiendo lo que había dicho anteriormente. Argueta abonó que 

"Yo dije claramente que no era recomendable y no me esperé un mes para avisarle al pueblo salvadoreño, porque ANDA se ha tardado 30 años en traer a un presidente a interpelarlo acá", afirmó el funcionario. 

Cuando Benítez terminó esta intervención, Argueta tomó la palabra y volvió a inquirir a Benítez sobre esta afirmación. La diputada le pidió entonces que explicara la diferencia entre decir que el agua que sale de Las Pavas "no es apta para el consumo humano" y decir que esa agua no se puede tomar. 

Benítez le respondió diciéndole que definir eso no es competencia suya. "Aquí es sencillo. Aquí quien decide la calidad del agua es el Ministerio de Salud", apuntó el funcionario. Luego de eso, varios diputados aplaudieron y se rieron eufóricametne, por lo que Ponce tuvo que intervenir para pedir orden. 

Interpelación se volvió un circo 

Poco después, el diputado independiente, Leonardo Bonilla, intervino y sugirió terminar la interpelación, ya que consideró que no abona en nada a mejorar la calidad y el servicio del agua potable en El Salvador. 

"¿Con cada intervención de nosotros acá se está purificando el agua? ¿Con esta interpelación se termina el problema? Yo creo que no colegas y, por eso, estoy haciendo esta propuesta. A partir de esta interpelación, ¿qué soluciones tendrá el problema? ¿Qué hará luego de terminar esta interpelación para que mejore o se supere el problema del agua?", cuestionó Bonilla. 

Bonilla puntualizó que la intervención "se está convirtiendo en un circo" y dijo que los diputados hablan como si hubiera tomado del agua contaminada que cayó en decenas de hogares hace unas semanas. Bonilla se aventuró a decir estar seguro de que los diputados no bebieron de esa agua. 

"Yo creo que nadie de ustedes tomó de esa agua. Ahora sí representamos al pueblo salvadoreño. Esto se está volviendo un circo. Hace dos intervenciones hubo aplausos y risas acá. La población salvadoreña nos está viendo. ¿Es lo que quieren de nosotros? Y después buscamos defender a la Asamblea Legislativa cuando suceden este tipo de hechos", lamentó Bonilla. 

La sugerencia de Bonilla fue retomada por Guillermo Gallegos, quien asumió esos momentos como presidente en funciones tras retirarse Ponce, para someterla a votación del pleno. Sin embargo, cuando fue sometida a cabildeo, la propuesta no prosperó, ya que recibió 16 votos a favor, 39 en contra y una abstención. 

Esa situación provocó que Bonilla, visiblemente molesto, abandonara entre silbidos y desaprobación el pleno.

Poco después, Mario Ponce, quien asumió funciones de nuevo, decretó un receso de una hora antes de reanudar de nuevo la plenaria. 

Segunda etapa de repreguntas 

Después del receso que los diputados dieron este martes en la primera ronda de repreguntas, la segunda etapa continuó apsada la 1:40 de la tarde.

La diputada Rina Araujo le insistió al presidente de ANDA si el agua que se le entrega a los salvadoreños en el AMSS estaba contaminada o no.

Benitez intentó evadir la pregunta menciando que la contaminación del agua existe desde hace varios años a raiz de malas administraciones.

Araujo de forma expédita le recalcó que se limitara a responder lo preguntado. A ese reclamo también se sumó el diputado Julio Fabián.

Finalmente, Benitez expresó que el agua que llega a los salvadoreños en la capital y las ciudades aledañas no está contaminada con heces fecales.

Ante esto, la diputada Araujo le indicó que personal de ANDA entregó un documento donde se muestran niveles de contaminación altos.

Lo tildan de incompetente 

Poco después, Yanci Urbina, parlamentaria del FMLN, tachó de incapaz al presidente de ANDA por no asumir la responsabilidad de esta crisis. 

"Me queda claro, presidente de ANDA, que usted evade hasta hasta la responsabilidad de hasta haber elevado el presupuesto que disminuye sustantivamente la inversión y con el agravante que es sencillamente en el proyecto que usted ha estado diciendo en toda esta interpelación es el causante. Me queda claro, presidente, que usted se declaró incompetente de garantizarle la calidad e inocuidad del agua", dijo Urbina. 

La valoración de la diputada no cayó bien al presidente de la autónoma, quien luego pidió al presidente de la Asamblea más respecto hacia él de parte del pleno, ya que se había presentado de manera profesional a ser interpelado. 

Benítez también aprovechó para mencionar que anteriormente no atendió el llamado de tres comisiones para explicar el tema sobre la crisis del agua, ya que se encontraba realizando trabajo de campo los días que fue citado. 

Minutos después, el diputado Rodolfo Parker, del PDC, planteó suspender la plenaria, ya que consideró que se habían ya registrado las deficiencias y ausencia de respuestas en las explicaciones de Benítez. 

Sin embargo, al someterese a votación, la iniciativa no alcanzó resolución a favor de terminar la plenaria. 

Quien sí logró que la plenaria fuera terminada fue Ponce, quien, luego de un receso de 20 minutos, consiguió que el proceso de interpelación se terminara al conseguir 45 votos a favor. Ponce argumentó que era necesario finalizar el proceso porque lo consideraba agotado

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines