Loading...

EUA pide a región más control fronterizo para combatir el crimen

Autoridades de C. A. se comprometieron con Estados Unidos a frenar las caravanas y mejorar la vigilancia contra la trata y tráfico de personas, narco y pandillas.
Enlace copiado
Freno.  Parar las caravanas de migrantes es uno de los compromisos que la región asumió con Estados Unidos.

Freno. Parar las caravanas de migrantes es uno de los compromisos que la región asumió con Estados Unidos.

Enlace copiado

Las autoridades de Seguridad de Estados Unidos y el Triángulo Norte de Centroamérica preparan un acuerdo regional para frenar la "crisis humanitaria y de seguridad en curso por la migración irregular y la formación de caravanas de inmigrantes".

Ministros de Seguridad de Honduras, Guatemala y El Salvador aseguraron que trabajarán con Estados Unidos en ese compromiso para incrementar la seguridad en las fronteras y disminuir la migración de indocumentados centroamericanos.

Para hacer esto, las autoridades de los tres países de la región se comprometieron con incrementar la recolección de datos biométricos de las personas indocumentadas, identificar los documentos de identidad falsos, analizar posibles amenazas en las fronteras y compartir información entre ellos.

Durante la más reciente reunión con los funcionarios centroamericanos, la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen M. Nielsen, dijo que la firma del acuerdo regional está planificada para el miércoles 27 de marzo.

Dentro del acuerdo, las autoridades de Seguridad también esperan compartir información acerca de las bandas de tráfico de drogas y trata ilegal de personas, así como la creación de leyes similares para el combate de las estructuras delincuenciales y la identificación de las rutas por las que estos trasladan su mercadería o conducen a los inmigrantes.

"Esta reunión nos permitirá llegar a acuerdos importantes entre los tres países y Estados Unidos para alcanzar mejores niveles de seguridad y tranquilidad, que contribuirán al desarrollo de nuestra región y así reducir la migración irregular hacia Norteamérica", dijo el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, durante el encuentro con sus pares de la región y la representante del norte.

Una de las estrategias propuestas por las autoridades es monitorizar anualmente el avance sobre la trata de personas y el tráfico ilícito de inmigrantes, el crimen organizado y las pandillas, el intercambio de información y los asuntos de inteligencia, así como la seguridad fronteriza.

"Hemos declarado nuestra resolución de poner orden donde hay caos, de que los delincuentes y las pandillas enfrenten la justicia, y de compartir información para asegurar nuestras fronteras, nuestros pueblos y nuestra forma de vida. Para detener la formación y el movimiento de caravanas ilegales y las redes que lo facilitan", afirmó Nielsen durante la reunión con las autoridades de seguridad de la región.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador consideró que "trabajar en conjunto para abordar como socios los retos de la región nos hace más fuertes. Esta jornada ha dejado frutos para continuar nuestra lucha contra las amenazas del crimen transnacional y el tráfico de personas y drogas".

En la misma tónica, la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo: "Juntos buscaremos nuevas iniciativas y fortaleceremos las antiguas, con el objetivo de hacer todo lo posible para abordar la situación desde sus orígenes y para hacer frente a las causas fundamentales de la migración irregular".

Manes, también, señaló que los lazos construidos entre El Salvador y Estados Unidos serán la razón por la que trabajará para "mejorar el intercambio de información y abordar colectivamente los retos de seguridad, y la migración ilegal". Además, este acuerdo buscará encontrar las causas "fundamentales" de las migraciones y podría contar con el apoyo de México, aseguró Nielsen. Sin embargo, el presidente mexicano, Manuel López Obrador, no se ha pronunciado acerca de la posible participación de su gobierno dentro de la alianza.

Las caravanas

La octava y más reciente caravana de migrantes partió de El Salvador el 16 de febrero pasado. De acuerdo con la directora general de Migración y Extranjería, Évelyn Marroquín, salieron 105 salvadoreños: 72 hombres, 25 mujeres, cinco niñas y tres niños.

La primera caravana de salvadoreños partió rumbo a Estados Unidos el 28 de octubre. En ese viaje estimaron que unos 500 migrantes llegaron a México y solicitaron asilo, dijo la viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín. Sin embargo, del total que salió en esa ocasión, 233 migrantes retornaron al país.

En la segunda caravana, del 31 de octubre, salieron otros 1,778 migrantes, de los cuales 268 regresaron a El Salvador y otros 1,510 siguieron la ruta.

En diciembre 2018, más de 1,700 salvadoreños salieron en otras dos caravanas con rumbo a Estados Unidos, de acuerdo con la Dirección General de Migración y Extranjería de El Salvador.

En enero de 2019, otros 200 salvadoreños marcharon para la frontera. Estos se unieron a los más de 15,000 hondureños que buscaron llegar a Estados Unidos desde el quince del mismo mes.

"Se reconoce que la migración es un derecho humano siempre y cuando se realice de manera regular (legal), ordenada y segura", aseguraron las autoridades de Migración salvadoreña.

Las autoridades mexicanas estimaron que la mayoría de los centroamericanos que partieron en la primera caravana aún se encuentran en la espera de asilo estadounidense en Tijuana, Baja California, en las cercanías en la frontera con Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense aseguró que invertiría unos $4,800 millones en México para contrarrestar el fenómeno de las migraciones ilegales. Esto será invertido, de acuerdo con López Obrador, en el desarrollo del sur-sureste mexicano.

Esos constantes viajes son el centro de preocupación de Estados Unidos. Por ello, las autoridades también acordaron "ampliar las campañas de mensajes a corto y largo plazo para rebatir directamente los mensajes que las organizaciones de trata y tráfico utilizan para reclutar migrantes".

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines