EUA pide extraditar a España a Inocente Montano

Departamento de Justicia pidió a un juez federal que autorice el envío del coronel salvadoreño a Madrid, donde es procesado por los asesinatos de cinco de los seis sacerdotes jesuitas.
Enlace copiado
A la espera. El coronel y exviceministro de Seguridad Inocente Orlando Montano, tomada en 2013, tras un proceso en Boston.

A la espera. El coronel y exviceministro de Seguridad Inocente Orlando Montano, tomada en 2013, tras un proceso en Boston.

EUA pide extraditar a España a Inocente Montano

EUA pide extraditar a España a Inocente Montano

Enlace copiado
* El autor es investigador asociado del Centro de Estudios Latinoamericanos de American University en Washington, D. C.

Eric D. Goulian, fiscal adscrito del Departamento de Justicia ante el distrito este de Carolina del Norte, presentó ayer ante el juez-magistrado la petición de extradición “en nombre del Gobierno de los Estados Unidos y del Gobierno de España” que rezaba: “De acuerdo al tratado de extradición (firmado por ambos gobiernos) el 17 de diciembre de 2004, España pide, por canales diplomáticos, la extradición de Inocente Orlando Montano Morales”.

Con esa petición, el Gobierno de Estados Unidos inició el proceso formal para enviar a Madrid al coronel salvadoreño, viceministro de Seguridad Pública y miembro del alto mando de la Fuerza Armada en 1989. El juzgado sexto de la Audiencia Nacional de España tiene abierto desde 2008 un caso contra Montano y otros 19 militares salvadoreños por delitos de asesinato voluntario con lesiones graves y terrorismo, relacionado con la masacre de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus empleadas perpetrada por el Ejército de El Salvador el 16 de noviembre de 1989, en el campus de la UCA.

El caso en Madrid es por los asesinatos de cinco de los sacerdotes, todos ellos de nacionalidad española: Ignacio Ellacuría Beascoechea, Ignacio Martín-Baró, Segundo Montes Mozo, Amando López Quintana y Juan Ramón Moreno Pardo. Los otros asesinados aquel día son los salvadoreños Joaquín López y López, la cocinera Julia Elba Ramos y la hija de esta, Celina Mariseth.

La extradición de Montano depende a partir de ahora del juez distrital de Carolina del Norte, estado en que el coronel cumple término de prisión de 21 meses que dictó en 2013 un juez migratorio por delitos de fraude y perjurio, relacionados con datos falsos escritos en una petición para obtener el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés).

En el título 18 de la sección 3184 el código (criminal) de Estados Unidos establece que cualquier juez de cualquier jurisdicción o estado de la Unión puede resolver una petición de extradición siempre que haya un tratado vigente con el país que solicita.

Fuentes judiciales en Estados Unidos aseguraron que la resolución puede darse muy pronto, tanto como dentro de una semana, el próximo 15 de abril, cuando Montano cumple su último día de sentencia en el Instituto Correccional de Witon, Carolina del Norte, donde vive desde hace poco menos de dos años como el reo número 94081-038.

“Este es un paso extraordinario para la justicia... Confiamos en que, tras la audiencia ante un juez federal, Montano será extraditado de forma expedita y será juzgado por los asesinatos de los jesuitas”, dijo a través de una nota de prensa Carolyn Patty Blum, abogada adscrita al Centro para la Justicia y Rendición de Cuentas (CJA, en inglés), una de las organizaciones que lleva la querella en Madrid.

“Estuvo presente”

Hasta que fue encarcelado como sospechoso de los delitos migratorios, Montano vivía en Everett, Massachusetts. Hasta ahí llegaron agentes federales de Estados Unidos, amparados en una ley que prohíbe al Gobierno de Estados Unidos dar refugio a extranjeros sospechosos de haber cometido crímenes de guerra.

En la solicitud de extradición presentada ayer, el Departamento de Justicia estadounidense da por ciertos algunos hechos relacionados con la masacre de la UCA, que ya habían sido aceptados como verdad judicial por el juez migratorio de Massachusetts: como dos reuniones sostenidas por el alto militar salvadoreño en las que se planificó y ordenó la muerte de Ellacuría, entonces rector de la universidad.

“El día anterior a los asesinatos, Montano Morales supuestamente participó en una serie de reuniones, en la última de las cuales al menos uno de sus colegas oficiales, en presencia de Montano Morales, dio la orden de asesinar al padre Ellacuría y de no dejar testigos”, dice la solicitud de extradición.

Pruebas recabadas por la Fiscalía española y los querellantes que representan a las familias de las víctimas en Madrid indican que el oficial que dio la orden de matar a los jesuitas fue el general René Emilio Ponce, entonces ministro de Defensa del gobierno del presidente Alfredo Cristiani.

El artículo II del tratado de extradición entre Estados Unidos y España define como extraditables a los sospechosos de haber cometido crímenes penados con al menos un año de prisión, como es en este caso. “El terrorismo que resulte en asesinatos es punible... (según) el título 18 de la sección 2332 del código (criminal) de Estados Unidos”, reza la petición hecha ayer.

Cuando Montano se presente ante el juez Eloy Velasco, titular del juzgado sexto de la Audiencia Nacional, el juicio por la masacre de la UCA se abrirá a sumario, lo cual implica que toda la prueba recabada quedará oficialmente asentada y que el tribunal puede dictar sentencia contra todos los imputados habiendo uno de ellos presente, según han explicado fuentes judiciales en Madrid.

“Hoy, las acusaciones en España, la petición de extradición del coronel Montano y el juicio que seguirá serán los esfuerzos finales para consolidar todo lo que se ha investigado y reportado durante los últimos 25 años... para descubrir y reconstruir los asesinatos y la historia de los asesinatos de manera que se sepa la verdad completa y haya garantías de justicia”, dijo Almudena Bernabéu, del CJA.

Tags:

  • Estados Unidos
  • jesuitas
  • UCA
  • Inocente Orlando Montano
  • extradicion
  • España
  • Audiencia Nacional

Lee también

Comentarios

Newsletter