Lo más visto

Más de El Salvador

Educar, más que una obligación, es una vocación

Enlace copiado
Muy querido.  El profesor José Mario Morales se ha ganado el cariño y respeto de sus alumnos durante 32 años.

Muy querido. El profesor José Mario Morales se ha ganado el cariño y respeto de sus alumnos durante 32 años.

Educar, más que una obligación, es una vocación

Educar, más que una obligación, es una vocación

Enlace copiado
En su memoria hay muchos nombres de estudiantes, gratos recuerdos de cuando los alumnos eran más dóciles a la hora de recibir el conocimiento que les transmitía en las aulas; sin embargo, el profesor José Mario Morales dice sentirse satisfecho porque luego de tres décadas de impartir materias de

Matemáticas, Lenguaje, Ciencias Naturales y Sociales ha visto que la semilla no cayó en saco roto.Inició a los 20 años, recién terminó de cursar el bachillerato pedagógico y su ideal de transmitir lo que aprendía pasó de su casa a la escuela. Ese es el recuerdo del profesor Morales en la celebración del Día del Maestro.

“Lo más grato es que, a pesar de los problemas sociales y económicos que vivimos en el país, ahí donde me han nombrado trato de hacer algo bueno por los muchachos; a mí me llena de satisfacción que por lo menos los grupos de jóvenes que me dan, trato de hacer lo mejor. Gracias a Dios que se nos depositan esos grupos de jóvenes en nuestras manos”, dice el maestro con tono de satisfacción.

El docente, originario del cantón Barrio Abajo, en Santa Cruz Analquito, Cuscatlán, relató que el transmitir los conocimientos viene desde pequeño... con sus hermanos (11 en total) porque “a pesar de que había escuela, me gustaba enseñarle a mis hermanos pequeños lo que le enseñaban las maestras: las lecciones, a pintar, entre otras cosas”.

Al terminar noveno grado se examinó en Ciudad Normal Alberto Masferrer. Ahí optó por cursar bachillerato pedagógico, que estudió durante tres años. “Al salir de ahí me nombraron en mi pueblo donde trabajé 12 años, luego me trasladaron a Cojutepeque y para no viajar tanto, pedí traslado al Centro Escolar Luis Pastor Argueta, una escuela parroquial donde trabajé 12 años”, explicó.

Su experiencia continuó cuando ganó, en concurso, la subdirección del turno matutino durante cinco años en el Centro Escolar Eulogia Rivas, en Cojutepeque, y luego fue electo como miembro de la Junta de la Carrera Docente de Cuscatlán (2007-2011). Desde el año pasado da clases a tercer ciclo.

La amplia experiencia le respalda para analizar la educación actual. “En el magisterio no ha habido gobierno que realmente le apueste a mejorar la calidad de la educación; desde que yo me recuerdo, siempre ha habido escasez de recursos, de material didáctico. También, si los maestros tuviéramos un salario justo, digno, que nos alcanzara siquiera para lo básico, no estaríamos pensando en andar desempeñando otro tipo de trabajo”, explicó.

Actualmente, el profesor Morales lamenta que debido al decreto 347 aprobado en los primeros 100 días del expresidente Antonio Saca, ahora no pueda estar descansando.

“Debido al decreto me faltan ocho años, porque como me exigen 60… Yo quisiera dejarle el espacio a alguien más. Primero porque a esta edad estamos trabajando con jóvenes que necesitan gente con energía; claro, uno trata de sacarla, pero ya dimos lo mejor que nosotros podíamos dar en el aula”, lamentó el docente que posee extensa capacidad.

Tags:

  • José Mario Morales
  • Dia del maestro
  • educacion
  • gobierno

Lee también

Comentarios