Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Los candidatos a alcalde de San Salvador por ARENA y FMLN tuvieron su primer debate. El municipio de San Salvador y sus problemas a detalle fueron abordados desde la generalidad.
Enlace copiado
Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Edwin Zamora y Nayib Bukele debaten sus propuestas

Enlace copiado
Los dos candidatos principales a alcalde de San Salvador empezaron su primer debate político ayer con sus cartas de presentación por delante: sus cargos públicos actuales. Edwin Zamora, por ARENA, recordó que con su puesto de diputado en la Asamblea Legislativa ha logrado consensos en temas de interés nacional, aunque no dio más detalles. Y Nayib Bukele, por el FMLN, dijo que el currículum es importante y que, en su caso, ya lleva tres años (faltan tres meses aún) como alcalde del municipio de Nuevo Cuscatlán.

Zamora y Bukele participaron en un debate por televisión organizado por el programa “Debate con Nacho”, conducido por el periodista Narciso Castillo. Las cámaras de los medios de comunicación los rodearon a los dos desde que llegaron a VTV, desde donde se transmitió el debate. En las redes sociales también hubo expectación en los minutos antes y lo que duró el primer “cara a cara” de los aspirantes.

El debate se compuso de cuatro bloques, en los que los candidatos expusieron las que, en su opinión, son las necesidades más demandadas por la población capitalina. Luego tuvieron tiempo para exponer sus propuestas en general, así como explicar la viabilidad y factibilidad de sus iniciativas. Por último quedó espacio para hablar de sus visiones políticas.

Seguridad, en específico la “falta de seguridad”, es el principal problema que resienten los habitantes de San Salvador, según los aspirantes. Zamora incluyó otra demanda: falta de empleo. Desde ese punto en común los candidatos hablaron de sus propuestas.

De acuerdo con Bukele, aunque la seguridad no se trata de un mandato que deban cumplir las alcaldías, es un problema muy serio. “Siete de cada 10 capitalinos piden que se resuelva la inseguridad”, manifestó el aspirante a alcalde del partido de izquierda.

Zamora enumeró los cuatro pilares de su plan de gobierno que ya dio a conocer al principio de esta semana, en el que se incluyen planes para seguridad. Bukele, por su parte, informó que en los próximos días dará a conocer su plan de gobierno.

Sin embargo, reiteró que como a su parecer la inseguridad es el mayor problema de San Salvador, poco se puede hacer desde otras áreas para desarrollar el municipio si no se resuelve la violencia y delincuencia, y por ello ofreció un “plan integral” que lo resumió en fortalecer el CAM e instalar cámaras de seguridad.

Zamora dedicó tiempo para explicar el proyecto de una Promotora Metropolitana de Inversiones (PROMI) que serviría para la agilización de trámites para los empresarios que busquen invertir, así como sería una coordinadora de algunos proyectos sociales.

Antagonismos

El debate estuvo marcado por las visibles diferencias ideológicas de los candidatos a alcalde de San Salvador, desde cómo abordar los ofrecimientos políticos para los jóvenes, por ejemplo, hasta sus discursos partidarios.

Bukele, en este caso, dijo que no tenía problemas con criticar los yerros del actual gobierno, dirigido por su partido.

Zamora, por su parte, se presentó en todo momento con un discurso más disciplinado hacia su partido y dijo que él “está orgulloso” de pertenecer al partido ARENA.

Los recordatorios y señalamientos de gobiernos mal administrados en los años noventa, la destrucción en que quedó el país tras la guerra y las acusaciones sobre el mal estado de El Salvador y, por ende, de San Salvador, no faltaron, a pesar de que recién se celebró el aniversario número 23 de los Acuerdos de Paz.

No se habló de los distritos y problemas puntuales que atraviesan las comunidades capitalinas. Los candidatos se remitieron a generalizar sus iniciativas y también a desvirtuárselas. Incluso, Zamora recordó que Bukele no tiene un plan de gobierno. Bukele le respondió que no necesita un libro de promesas.

Las posiciones antagónicas entre Zamora y Bukele se agudizaron en varios tramos del debate, como al referirse a sí mismos como empresarios.

Bukele criticó el ejercicio de su adversario como diputado en la Asamblea Legislativa. Zamora le contenstó que gobernar un municipio como Nuevo Cuscatlán no es lo mismo que gobernar San Salvador, por extensión territorial y por demografía.

Las alusiones a carencias entre los contrincantes no cesaban en los pocos minutos que tenía cada uno para usar el tiempo para debatir sus ideas, a pesar de que en varios pasajes del debate los señalamientos fueron mucho más personales que sus idearios.

Y así terminó el debate, entre menciones a sí mismos como buenos administradores, a sus obras como funcionarios públicos —un diputado y un alcalde de un municipio de La Libertad—, y a sus ocupaciones personales. Bukele viaja esta mañana a Panamá, a reunirse con el alcalde, José Blandón.

Tags:

  • debate bukele zamora
  • arena
  • fmln
  • elecciones 2015

Lee también

Comentarios

Newsletter