El CNJ ha perdido presencia, rumbo y dinamismo”

Es uno de los 34 abogados que compite para el CNJ. Cree que la votación masiva puede empujar a la elección de los mejores perfiles.
Enlace copiado
El CNJ ha perdido presencia, rumbo y dinamismo”

El CNJ ha perdido presencia, rumbo y dinamismo”

Enlace copiado
[email protected]

Estuvo en el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) entre 1992 y 1999. Hoy busca regresar y reinvindicar lo que, según él, se ha perdido: la capacidad del consejo para proponer soluciones a los problemas que enfrenta el sector justicia del país.

¿Por qué decide competir para entrar al CNJ?

Yo estuve en el consejo cuando se establecieron nuevas atribuciones sustantivas al mismo. Hay cuestiones muy importantes que en este momento hay que rescatar, porque han caído en una situación de descrédito prácticamente... Para elegir los 15 candidatos a magistrados hay casi 100 candidatos. La gente opta por irse al consejo por las, quizá, facilidades que se dan en términos de falta de transparencia. Esa falta de transparencia debe preocuparnos y debemos impulsar un proceso de consultas y de apertura a que se realice de una manera que permita seleccionar a los mejores candidatos.

¿Por qué cayeron en ese descrédito los mecanismos de elección de candidatos?

Porque no está reglamentada esta función del consejo. Es necesario que se establezca un procedimiento. En la medida que haya mayor participación del gremio, entonces la Asamblea se va a ver en la necesidad de escoger entre los mejores y no personas propuestas por intereses creados.

Uno de los temas que asomó en este consejo es la impugnación del nombramiento del presidente. Él aparece exaltando al ahora presidente de la República, ¿Ese tipo de actividades son compatibles con el cargo de titular del CNJ?

Si la Constitución quiere que en materia jurisdiccional haya imparcialidad, entonces no podría estar considerándose personas que estén vinculadas con quienes van a decidir las elecciones de los candidatos. De establecerse que hay una vinculación directa de un candidato con un partido, obviamente que tendría que considerarse no apto para ocupar un cargo de esta naturaleza.

El exfiscal Ástor Escalante opinó ayer que todo candidato tiene vínculo o afinidad política. Dijo que “son terrícolas, no marcianos”. ¿Se pueden desvincular los candidatos de esa afinidad?

Es obvio que la política es un ejercicio humano y nadie escapa que se vea influenciado por algo de los partidos. El problema está en el carácter de las personas, la independencia de criterio, la capacidad, la honradez. Aquellos que se consideran en total absoluto apolíticos no existen, porque todos tienen algo que ver con algo de política. Es imposible desvincularse de ella, pero es la alta política que tenemos que ver cómo se manejan esas cuestiones.

El CNJ pasa casi desapercibido, pese a su papel de seleccionar jueces, ¿qué cambios necesita?

Estamos claros que ha perdido presencia, que ha perdido imagen, ha perdido rumbo y ha perdido dinamismo. Eso es lo que hay que ir a rescatar. Cuando se le fundó una de las cosas que se le estableció es la capacitación. Si lo ve desde el punto de vista de estudios e investigaciones, a efectos de determinar la causa de los problemas que en la administración de justicia existen, y proponer soluciones, el consejo tampoco ha hecho ninguna actividad que permita a la sociedad civil apoyarse en un instrumento técnico, científicos. Una de las preocupaciones que yo tengo es impulsar ese trabajo, generar estudios dentro del consejo, que permitan encontrarle soluciones a los problemas que en materia de justicia tenemos.

Tags:

  • CNJ
  • eleccion magistrados
  • Mauricio Rodriguez

Lee también

Comentarios

Newsletter