Lo más visto

El Salvador LO MÁS LEÍDO

El Caso de Katya Miranda cumple 21 años de impunidad

Nadie fue condenado por este caso. Su padre y abuelo, principales sospechosos y procesados, fueron exonerados.

Enlace copiado
Enlace copiado
Katya Miranda en una de sus fotografías de infancia. Foto LPG / Archivo

Otro cuatro de abril impune para la memoria de Katya Natalia Miranda Jiménez, quien fue violada y asesinada por su familia paterna. El 13 marzo de 1999 la niña cumplió nueve años y en menos de un mes perdería su vida y se cometería uno de los casos más controversiales para la sociedad salvadoreña.

Los Miranda, la familia paterna de Katya, fue de paseo a un rancho en la playa Los Blancos, en el departamento de La Paz. Ahí fue violada y asesinada.

El fiscal general Belisario Artiga conversa con Edwin Miranda, padre de la víctima, en el racho donde ocurrió el crimen. Foto LPG / Archivo

 De acuerdo con el informe de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Katya falleció entre la 1:00 a.m y 3:00 a.m. En un inicio se dijo que la niña murió ahogada.  Fue hasta que llegó un forense al lugar que se confirmó que había sido violada y asesinada enterrándole el rostro en la arena.

La escena fue contaminada y luego hubo otras irregularidades, como que el abuelo y el papá de Katya llevaron su cadáver a una sede judicial en Zacatecoluca. Además, la familia Miranda se llevó la ropa que usaba la niña y pasaron semanas para que fueran entregadas lavadas a la Policía Nacional Civil (PNC). El laboratorio forense de la PNC llegó al lugar hasta un mes después.

Para las autoridades, en ese entonces, no encajaba el hecho de que el tío de la niña, Godofredo Miranda, quien eran el segundo al mando de la División de Investigación Criminal (DIC) de la Policía Nacional Civil (PNC), estuvo presente en el rancho, pero no notó nada. 

En libertad

En 24 de septiembre de 2014 la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) absolvió a seis condenados por el secuestro de Katya, desvaneciéndose toda posibilidad de que los responsables fueran condenados penalmente.

Seis imputados habían sido condenados en 2011 por el secuestro de la niña. La Sala consideró que Carlos Miranda debía salir de prisión, porque una persona no puede ser juzgada dos veces por un mismo hecho, ya que en 2000 fue juzgado y absuelto por los delitos de homicidio y violación de su nieta.

La decisión –que fue tomada por tres magistrados suplentes– buscaba subsanar vicios procesales que la Sala encontró en el proceso de 2011.

La Fiscalía, entonces encabezada por Luis Martínez (en la actualidad en prisión por varios procesos judiciales), no buscó que se revirtiera la absolución a favor de Carlos Miranda y otras cinco personas que habían sido condenadas.

Carlos Miranda fue acusado por el asesinato y violación de su nieta. Fue exonerado en 2000 por la jueza Ana Marina Guzmán, pero con una nueva acusación penal de la Fiscalía en 2009 fue condenado a 13 años de cárcel. Foto LPG / Archivo

La absolución a favor de Miranda fue decretada por tres magistrados suplentes: Ricardo Zamora, Juan Antonio Durán y Ramón Iván García, quien en ese momento era asesor del fiscal general Martínez.

Ante este hecho, Hilda Jiménez, la madre de la niña, señaló a la Fiscalía General (FGR) como la responsable de la impunidad del crimen por la deficiente investigación.

Jiménez, quien ahora vive en Los Ángeles (Estados Unidos), dijo a EFE, que la liberación de los imputados "demuestra el nivel de impunidad que hay en El Salvador".

"No sé cómo (el abuelo de la niña) saldrá a la calle y puede mirar a la gente después de lo que hizo", apuntó.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) dijo en un reciente informe que El Salvador está "a la cabeza de los países con mayores tasas de homicidios contra niñas, niños y adolescentes entre 0 y 19 años en el mundo, con 27 muertes por 100,000 habitantes", seguido de Guatemala (22) y Venezuela (20).

Para esta institución, el caso de Katya Miranda es una situación emblemática de la dificultad que tiene el sistema de justicia de procesar rápida y adecuadamente casos de violencia extrema contra la niñez en El Salvador. 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines