“El Chapo” Guzmán y su historia con El Salvador

En 1993 el capo pretendía recoger droga en Acajutla. Sus contactos en El Salvador eran dos maleteros de la Fuerza Aérea, Los Perrones y Adolfo Tórrez.
Enlace copiado
“El Chapo” Guzmán y su historia con El Salvador

“El Chapo” Guzmán y su historia con El Salvador

“El Chapo” Guzmán y su historia con El Salvador

“El Chapo” Guzmán y su historia con El Salvador

Enlace copiado
La historia del cartel de Sinaloa en El Salvador no inicia con la estructura de pescadores que comenzó a ser investigada hace dos años y que el pasado lunes fue desarticulada por proveer alimentos, combustible y alojamiento a los que trasladaban la droga desde Ecuador y Colombia hacia Norteamérica. La historia comienza el 11 de junio de 1993, cuando el cabecilla de ese cartel, Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera, pretendía llegar hasta el puerto de Acajutla, Sonsonate, para recoger 5 kilos de cocaína que habían enviado carteles colombianos. Así lo publicó este periódico, después de una investigación que realizó el periodista Héctor Silva Ávalos en 2014.

Ese 11 de junio, “el Chapo” fue detenido por la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, en el kilómetro 25 de la carretera que conduce hacia El Salvador. Tras la captura, las autoridades lo deportaron a México en calidad de indocumentado, ya que no tenía ningún proceso judicial pendiente en Guatemala.

La captura y deportación no detuvo a “el Chapo” en su misión de hacer de El Salvador uno de sus puntos para trasladar la droga. El capo hizo alianzas con dos maleteros del aeropuerto de la Fuerza Aérea, en Ilopango, quienes colaboraban con el tráfico de droga desde Colombia. Uno era Miguel Ángel Pozo Aparicio y el otro, Élmer Bonifacio Medrano Escobar.

Pozo Aparicio, según investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), almacenaba en bodegas salvadoreñas la droga que el cartel de Sinaloa compraba al cartel de Medellín. Además, fue investigado por ser el autor intelectual de la primera masacre vinculada al narcotráfico, en la que siete miembros la familia Gaytán fueron asesinados en la colonia Valle Nuevo, Ilopango.

Medrano Escobar, según la publicación de 2014, se llegó a convertir en 2011 en el enlace principal de “el Chapo” Guzmán en El Salvador. Medrano también era enlace entre la banda Los Perrones, en el oriente del país, con el capo de Sinaloa. Inteligencia policial salvadoreña elaboró en 2011 un perfil de Medrano. En ese informe se detalla que tenía una empresa llamada Sociedad Importadora IMCOBA, que utilizaba como fachada para transportar fardos de ropa desde Panamá, en los que escondía droga para el cartel de Sinaloa. Otro informe de inteligencia policial también detalla que Medrano Escobar se reunió con “el Chapo” Guzmán en La Brea, en el Atlántico hondureño, entre el 24 y 27 de noviembre de 2011. En esa reunión también participaron miembros de la banda Los Perrones y los contactos de “el Chapo” en Honduras.

De acuerdo con otros informes de inteligencia policial, el cartel de Sinaloa comenzó a ampliar sus acciones en El Salvador en 2002, cuando “el Chapo” Guzmán envió a emisarios para controlar las rutas de la droga en el país. Uno de sus emisarios fue el colombiano Gil Becerra, quien utilizó como fachada una empresa llamada COMSA. El copropietario de esa empresa era el político Adolfo Tórrez, quien, según la versión oficial, se suicidó en junio de 2009. Tórrez, según investigaciones, era la mano derecha de Becerra en el país y quien informaba acerca de los traslados de droga que el cartel de Sinaloa hacía a través de El Salvador.

Tags:

  • chapo guzman
  • cartel de sinaloa
  • adolfo torrez
  • narcotrafico

Lee también

Comentarios

Newsletter