El Encanto nunca obtuvo los beneficios ofrecidos

El Ministerio de Hacienda se negó a reconocer la declaratoria que había hecho el MITUR.
Enlace copiado
Enlace copiado

En marzo de 2014, el Ministerio de Turismo (MITUR) declaró a El Encanto Villas & Golf como proyecto de interés turístico nacional. Rafael Castellanos, presidente de Inversiones El Encanto, y Napoleón Duarte, titular del MITUR, explicaron en conferencia de prensa que con esta declaratoria el proyecto se volvía un atractivo turístico a escala internacional que contribuirá al desarrollo del país.

Este es un complejo cuya inversión rondará los $200 millones cuando se finalice, en 2019. Ubicado en San José Villanueva, en el departamento de La Libertad, es un desarrollo que cuenta con un campo de golf de 15 hoyos en la actualidad, pero ha sido concebido para 18 hoyos, casa club y a futuro un hotel. Entre los planes está que el principal campeonato latinoamericano de golf se celebre en sus instalaciones.

Con la declaratoria, se otorgarían incentivos fiscales para el proyecto. “Esto le da posibilidades a inversiones para desarrollar una estrategia de costos y financiamientos, y apalancamiento de esas líneas de financiamiento, porque es una exoneración de hasta 10 años y esto es importante porque puede sacar una inversión más rápido”, indicó Duarte, durante la declaratoria.

Pero el tiempo pasó y estos beneficios no llegaron. “Fue un capricho del ministro (Carlos) Cáceres”, explica Castellanos, quien muestra los documentos de la declaratoria, y las cartas en las que solicitó al Ministerio de Hacienda hacer efectivos los beneficios fiscales que esta otorga.

“Según la Ley de Turismo de El Salvador, corresponde al Ministerio de Turismo estudiar, conocer y otorgar, si lo amerita, la calidad de Proyecto de Interés Turístico Nacional, que además del título honorífico conlleva ciertas exenciones de impuestos, diseñadas para incentivar las inversiones en turismo”, agrega Castellanos. “Pasamos tramitando cinco largos años esa calificación con el MITUR y cuando fue concedida se anunció con mucha publicidad”.

Teóricamente, explicó, el Ministerio de Hacienda tiene que revisar para ratificar las exenciones a conceder, pero no es el que juzga si el proyecto es de interés turístico o no. “Carlos Cáceres, fiel a su estilo, puso a su equipo a estudiar cómo denegarlo, asistimos muchas veces a entrevistas con sus funcionarios y hasta a una conjunta con funcionarios de Hacienda y el MITUR. Un asesor cercano a él le confió a su contraparte en Economía que no lo darían”, relató.

El desarrollo del proyecto ha continuado. El complejo consta de 300 manzanas; de estas, 100 son del campo de golf y la casa club. Las instalaciones del Country Club tienen capacidad para atender a 400 socios y cuenta con tres piscinas, cuatro canchas de tenis, dos bares y un restaurante.

Según Castellanos, ni la insistencia de otros funcionarios del Ejecutivo logró desentrampar su trámite con Hacienda. “Hato Hasbún, que era mi amigo, conoció el caso y le habló a Carlos Cáceres abogando por el proyecto, Carlos le dijo: decile a Rafa Castellanos que no me mande amigos a abogar por él, él es mi amigo también. A pocos días envió las notas que usted verá”, aseguró.

En la nota, Cáceres contesta que a su criterio El Encanto “no es de suficiente interés turístico nacional”. “Acá violó la ley, porque esta es una atribución del MITUR y de manera autoritaria denegó las exenciones”, acotó Castellanos.

A la fecha, socios salvadoreños y guatemaltecos han invertido $60 millones en El Encanto. La construcción inició en 2011.

Lee también

Comentarios

Newsletter