Lo más visto

Más de El Salvador

El INJU lleva cinco años produciendo en huerto escolar

La comunidad educativa ha logrado cosechar tomates, chiles, cebollas, rábanos, pepino y pipianes. Lo han logrado enfrentando los tiempos de sequía.
Enlace copiado
Interesados.  El proceso de siembra y cosecha es atractivo para los estudiantes que están involucrados en el proyecto de huerto escolar en la parte trasera del INJU.

Interesados. El proceso de siembra y cosecha es atractivo para los estudiantes que están involucrados en el proyecto de huerto escolar en la parte trasera del INJU.

Enlace copiado

En el Instituto Nacional de Jucuapa (INJU), en Usulután, se desarrolla desde hace cinco años el proyecto de huertos escolares, como parte de la actividades extracurriculares para que el estudiante utilice su tiempo en acciones productivas que lo mantengan ocupado y, de esa forma, estar alejado de situaciones que lo lleven a involucrarse en actividades ilícitas.

Carlos Machuca, director del INJU, manifestó que comenzaron dicho proyecto agrícola con el apoyo de alumnos y maestros de la misma institución, ya que tenían el de preparación de alimentos para los estudiantes, y obtener sus propios productos les sería de mucha utilidad.

"En un principio teníamos la necesidad de producir esos insumos como el tomate, chile, cebolla y cultivamos rábanos, por lo que nos servía para ese proyecto", explicó el director.

Machuca manifestó que hace dos años el Ministerio de Educación (MINED) junto con la fundación EDUCO les apoyó con el proyecto de huerto escolar, por lo que la producción fue incrementando con el pepino y pipián.

Desde entonces las cifras de cosecha han sido positivas.

Participativo

El huerto está ubicado en la parte trasera del instituto, colindando con el estadio municipal de Jucuapa; del mantenimiento se encargan los alumnos, maestros y personal administrativo.

Son entre 15 y 20 estudiantes los que se turnan para cuidar y mantener el huerto, quienes provienen de varias secciones de los diferentes tipos de bachillerato que se ofrecen en el INJU.

"Los estudiantes tienen la voluntad de servir, nos colaboran. Se les enseña a preparar la tierra y a sacar la producción, por lo que algo están aprendiendo por si en un futuro se dedican a sembrar la tierra", explicó el director.

Los productos que obtienen los utilizan para consumo propio. Asimismo, durante el periodo de sequía, como el registrado recientemente en la zona oriental del país, se encargan de brindar riego constante a los cultivos, para no perder la cosecha.

"Es entretenido esto de los huertos, ya que vemos en un inicio cómo se siembra y después cuando ya se obtiene las verduras y se comen, es interesante", indicó Miguel Flores, estudiante de segundo año de bachillerato.

Por el momento, el objetivo de las autoridades del INJU es mantener el huerto escolar y en un futuro poder ampliar los niveles de producción.

Con apoyo del MINED y EDUCO, el instituto logró aprovechar al máximo el proyecto agrícola, incrementando los niveles de producción.

Tags:

  • Usulután
  • Jucuapa
  • INJU

Lee también

Comentarios