El Niño Feo, el mito del ser que predijo calamidades en 2001

La de El Niño Feo es una de las leyendas urbanas en El Salvador. Esta tiene su origen en los terremotos de hace 15 años.
Enlace copiado
El Niño Feo, el mito del ser que predijo calamidades en 2001

El Niño Feo, el mito del ser que predijo calamidades en 2001

El Niño Feo, el mito del ser que predijo calamidades en 2001

El Niño Feo, el mito del ser que predijo calamidades en 2001

El niño feo

Enlace copiado
Luego del terremoto del 13 de enero de 2001, los días fueron de temor generalizado, especialmente por las réplicas que llevaron a las personas a dormir con ropa, zapatos y cerca de la salida de sus casas con el deseo de evitar ser atrapado por paredes o techos.

Lea también: Grieta central sube riesgo de gran sismo a 15 años del terremoto de 2001 
 
En esos días, como no podía faltar en un suceso de relevancia nacional, corrió un rumor que ahora, desde la distancia que el tiempo impone, pueden llamársele leyenda urbana: la fatídica predicción de un segundo terremoto del 13 de febrero, el cual se relacionó con el supuesto nacimiento de "el Niño Feo".

Lea además: La enigmática casa que sobrevivió en Las Colinas
 
La idea llegó a todos lados. La escritora Jacinta Escudos publicó en LA PRENSA GRÁFICA en 2009 que un taxista fue su primera fuente de la historia. Se trataba que en Zacatecoluca había nacido un bebé que asustó al personal médico debido a su fealdad. Algunos decían que se trataba del mismo Anticristo. Unos le pusieron cachos y cola en su relato.
 
Las versiones siguen con algunas variantes: el doctor (o la enfermera) exclamaron “¡uy, qué niño tan feo!”, y con voz madura el mismo recién nacido habría respondido: “Más feo será lo que va a pasar el 13 de febrero” o “Más feo será lo que va a pasar el 28”, una advertencia que varía un poco dependiendo de quién lo cuenta.
 
En alguna versión se aseguraba que dejó su infernal ombligo en el Hospital de Maternidad, y para otra gente no se trató de un bebé, sino de un repollo que en el Mercado Central de San Salvador habló repitiendo ese mensaje apocalíptico.
 
Pero esta leyenda urbana no es exclusiva de El Salvador. También se ha conocido de similares en México y Colombia.
 
¿Usted conoce alguna otra leyenda urbana que rondó El Salvador con motivo de los terremotos de 2001?
 

Tags:

  • terremoto
  • 13 de enero

Lee también

Comentarios

Newsletter