Loading...

El Salvador aumentó la generación de energía eléctrica con combustble fósil

Las plantas de búnker inyectaron 1,980 GWh entre enero y noviembre.
Enlace copiado
Enlace copiado

La plantas térmicas, que son las que utilizan combustible derivado del petróleo, incrementaron su aporte en 2019 con unos 1,980 gigavatios hora (GWh) inyectados entre enero y noviembre, una cifra superior a los 1,511 GWh del mismo período de 2018 y los 1,541 GWh de 2017.

Esto implica un incremento del 31 % entre un año y otro, de acuerdo con los datos reportados por la Unidad de Transacciones (UT), el operador del mercado eléctrico.

La energía térmica o búnker es la que tiene mayor participación dentro de la matriz de generación. Al primero de diciembre esta representaba el 32 %, más que la hidroeléctrica y la geotermia, que son de los principales recursos que tiene el país. Esto no significa que el 32 % de la energía que se consume en los hogares viene del petróleo, ya que también hay importación.

El Salvador ha desarrollado una estrategia de diversificación de su matriz eléctrica, lo que ha permitido la incorporación de nuevas tecnologías, sobre todo la generación solar fotovoltaica. Según el CNE, entre 2010 y 2017 el país incrementó en 30 % su capacidad de generar energía y el búnker pasó de representar el 47 % de la capacidad instalada al 39 %.

Sin embargo, aunque el sector eléctrico es de los que ha atraído más inversión en los últimos años, hay varios proyectos que han tenido muy poco avance.

La geotermia es uno de los recursos más importantes que tiene el país puesto que permite la generación las 24 horas. LaGeo, la empresa estatal que explota este recurso, no ha logrado concretar su expansión. La compañía tiene campos geotérmicos en Ahuachapán y en Berlín. Durante el gobierno pasado, intentó una expansión a Chinameca y San Vicente, incluso inició perforaciones; sin embargo el proyecto nunca se concretó. En agosto pasado, el nuevo presidente de la empresa dijo que se seguía gestionando el financiamiento para las inversiones.

Otro proyecto que ha tenido muy poco avance es la presa hidroeléctrica El Chaparral ubicada en San Luis La Reina, al norte de San Miguel, que ha estado envuelto en escándalos de corrupción y ha ido incrementando su costo, con problemas de diseño.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines