El Salvador es el país americano que más ha caído en libertad de prensa: RSF

Ataques de funcionarios y del mismo Gobierno a periodistas y medios no cesan.
Enlace copiado
El Salvador es el país americano que más ha caído en libertad de prensa: RSF

El Salvador es el país americano que más ha caído en libertad de prensa: RSF

El Salvador es el país americano que más ha caído en libertad de prensa: RSF

El Salvador es el país americano que más ha caído en libertad de prensa: RSF

Enlace copiado
La última Clasificación Mundial de Libertad de Prensa para el año 2016 de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras refleja un deterioro general de la libertad del ejercicio periodístico a escala mundial y muestra casos más graves de esta situación en regiones y países como El Salvador.

La clasificación, que se hace cada año por Reporteros Sin Fronteras (RSF) y que se publicó el pasado 20 de abril, mide el grado de libertad que tienen los periodistas en 180 países. Para ello, se establecen una serie de indicadores, como la pluralidad, la independencia de los medios de comunicación, el ambiente, la autocensura, el marco legal, la transparencia, la infraestructura y las agresiones contra medios y periodistas.

En el análisis del continente americano que hace RSF se ratifican países que desde años atrás se encuentran en puestos alarmantes por su irrespeto y agravios a la libertad de prensa, como en el caso de México, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil y Honduras, cada cual con sus peculiaridades ya sea por amenazas y atentados de grupos criminales, del mismo Gobierno o por altos niveles de impunidad.

“El mayor descenso en la clasificación corresponde este año a El Salvador, que pierde 13 posiciones (58). En este pequeño país de América Central, corroído por la violencia de los cárteles, la situación de la libertad de prensa no ha dejado de deteriorarse desde 2014, cuando ascendió al poder Salvador Sánchez Cerén, quien por cierto acusó a los medios de comunicación de participar en una ‘campaña de terror psicológico’ contra su gobierno”, se lee en el informe continental para América de RSF.

De hecho, el hostigamiento que hacen funcionarios de gobierno contra periodistas y medios de comunicación por revelaciones de corrupción se mantienen, incluso ayudados por redes sociales en las que se incrementa el hostigamiento con insultos o amenazas por cuentas anónimas.

La Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ), al conocer la nueva Clasificación Mundial de Libertad de Prensa, exhortó al Gobierno a “respetar y garantizar el derecho a la libertad de expresión”, así como al fiscal general de la República a que “informe a la brevedad sobre los avances en la investigación de agresiones, homicidios y amenazas en contra de periodistas”, y a los periodistas a que “continúen ejerciendo su trabajo de informar con objetividad y veracidad, seguros además de que cuentan con el apoyo de la sociedad civil”.

En específico, El Salvador se encontraba el año pasado en la casilla 45 de 180 países y estaba en un color amarillo de precaución (de las casillas 17 a la 53). Al caer 13 puestos, entró a una franja anaranjada (de las casillas 54 a la 113) en la que los niveles de irrespeto y violaciones a la libertad de prensa son graves.

Por el contrario, los dos países americanos más saludables para la libertad de prensa son Costa Rica (casilla 6 en el mundo, cuando el año pasado estaba en la 16) y Jamaica (casilla 10, cuando en 2015 era 9 en todo el mundo). Canadá, que era puesto 8 en 2015, cayó al 18.

Lee también

Comentarios

Newsletter