Lo más visto

El Salvador le exige a Honduras que abandone la isla Conejo

La cancillería hondureña responde a El Salvador que la situación de la isla Conejo ya es una cosa juzgada en la Corte Internacional de Justicia, que favoreció a Honduras.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo Isla Conejo.  Está ubicada en el golfo de Fonseca, una región que El Salvador comparte con Honduras y Nicaragua.

Foto de LA PRENSA/Archivo Isla Conejo. Está ubicada en el golfo de Fonseca, una región que El Salvador comparte con Honduras y Nicaragua.

Enlace copiado

El Salvador desempolvó esta semana su disputa con Honduras para definir de una vez por todas quién se queda con la isla Conejo, de menos de 1 kilómetro de extensión, ubicada en el golfo de Fonseca. El Gobierno salvadoreño le pidió a las autoridades hondureñas, en una nota enviada el miércoles pasado, que retire a los militares que ocupan, según el criterio de cancillería, la isla de forma “ilegal y de facto”.

Luduvina Magarín, viceministra de los Salvadoreños en el Exterior, argumentó ante Honduras que la isla Conejo “ha estado desde tiempo inmemorial bajo la soberanía de la República de El Salvador” y que, por lo tanto, los militares hondureños no tienen por qué permanecer ahí y tampoco mantener una bandera izada.

El excanciller hondureño Carlos López Contreras reaccionó al escrito de Magarín y dijo que no tiene sentido que El Salvador reviva la polémica por la isla, ya que en dos ocasiones anteriores la Corte Internacional de Justicia de La Haya ha resuelto a favor de Honduras. “Para nosotros, es cosa juzgada y no tiene por qué estarse ventilando de nuevo”, dijo López a periodistas hondureños.

La canciller hondureña, María Dolores Agüero, también reaccionó al escrito de Magarín y a la iniciativa de diputados del FMLN de reformar la Constitución de la República para reclamar la isla Conejo como territorio salvadoreño.

Agüero dijo que rechazaba la iniciativa de los diputados salvadoreños, y mencionó que el reclamo de la isla contraviene la resolución de La Haya, específicamente la sentencia emitida el 11 de septiembre de 1992.

La diplomática hondureña también dijo que la isla Conejo “está situada a escasos 600 metros del litoral de Honduras, a cuyo territorio se une en marea baja, de donde resulta una prolongación del mismo”.

Magarín, de El Salvador, aseguró en su escrito a Honduras que las resoluciones de la Corte Internacional se refieren al sexto sector de frontera terrestre denominado Los Amates o el Delta de Goascorán, pero que “en ningún momento se discutió la isla Conejo”.

También agregó que la Corte Internacional estableció que las islas Meanguera y Meanguerita son parte de la soberanía de El Salvador y que la isla El Tigre es de Honduras. Agüero, en tanto, mencionó en su respuesta que la Corte Internacional declaró “sin lugar” la solicitud que envió El Salvador en 2002 para una revisión de la sentencia de 1992. El Salvador pedía que la Corte impugnara la decisión de 1992 para recuperar “la desembocadura del río Goascorán, de la que la isla Conejo es un apéndice”. Pero la Corte ratificó su decisión en 2003 y no aceptó la solicitud.

“Esa isla está bajo la soberanía hondureña desde tiempo inmemorial”, dijo Agüero.

 

 

Lee también

Comentarios