Loading...

El Salvador necesita más testeo de covid-19, advierten expertos

La cantidad de pruebas diarias de covid-19 se han mantenido prácticamente estáticas, pese a que los lineamientos internacionales piden aumentarlas cuando comienzan a crecer los contagios.

Enlace copiado
Vigilancia.  Con el incremento de contagios, los especialistas recomiendan al Gobierno aumentar el número de pruebas de covid-19.

Vigilancia. Con el incremento de contagios, los especialistas recomiendan al Gobierno aumentar el número de pruebas de covid-19.

Enlace copiado

Desde que apareció el covid-19 en El Salvador, el Ministerio de Salud (MINSAL) ha mantenido casi inamovible el número de pruebas diarias para diagnosticarlo, contradiciendo lineamientos internacionales y propiciando un subregistro en las estadísticas, advirtieron expertos en salud.

En mayo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó a la tasa de positividad dentro de los criterios para valorar si la pandemia está controlada. Este indicador es el porcentaje de personas que han dado positivo al covid-19, de entre todas las que se han sometido a una prueba.

Si la tasa es inferior a 5 % , se dice que la pandemia está controlada. Pero si supera ese umbral, las alarmas se encienden y, además, significa que "la cantidad de muestras es insuficiente y es un indicativo de que estamos detectando una pequeña fracción y por eso se deben aumentarlas pruebas", explicó el médico epidemiólogo William Clará.

El epidemiólogo consultó las estadísticas de la plataforma Our World in Data, de la Universidad de Oxford, para evaluar cómo se había comportado la tasa de positividad y la cantidad de pruebas realizadas. El experto encontró que cuando la positividad superó el 5 %, la tasa de testeo no se movió y se mantuvo entre 0.37 y 0.38 por cada 100,000 habitantes. Esto equivale a unas 2,500 pruebas diarias.

A juicio del epidemiólogo, este es un "sistema disfuncional" para darle seguimiento a la pandemia del covid-19. "Cuando la tasa de positividad supera el 5 %, el número de tests por caso confirmado debe aumentar. El testeo debe responder a la magnitud de la pandemia", insistió el experto.

El epidemiólogo Alfonso Rosales coincidió con Clará en que el MINSAL debe seguir los lineamientos de la OMS y aumentar sus pruebas diagnósticas cuando se eleva la tasa de positividad. Rosales incluso consideró que mantener casi estático el número de tests diarios es un mal uso de los recursos del Estado porque "se están haciendo pruebas solo por hacerlas".

Una de las consecuencias de no incrementar las pruebas cuando se dispara la positividad es el subregistro, afirmaron.

En la misma línea, Óscar Picardo, director del Instituto de Ciencias Tecnología e Innovación (ICTI) de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), señaló que mantener la cuota de 2,500 pruebas diarias limita la detección de los casos.

"Si con 2,500 pruebas estamos identificando el 10 % (de los contagios), con 5,000 pruebas obviamente identificamos más y podemos ubicar adónde están los casos", dijo Picardo. "Creo que es importante en un contexto de dinamismo de contagio alto, hacer más testeo", señaló.

Por su parte, el epidemiólogo Alfonso Rosales advirtió que no se están ejecutando otros puntos clave de la vigilancia epidemiológica, como el rastreo de nexos. LA PRENSA GRÁFICA consultó a cuatro personas que recientemente tuvieron covid-19.

Una fue atendida en el sector público y dijo que no le preguntaron con quiénes había tenido contacto antes de conocer su diagnóstico. Las otras se hicieron pruebas en laboratorios privados, pero solo una recibió llamadas del MINSAL. Tampoco le preguntaron por nexos.

DUDAS SOBRE LAS CIFRAS

Las estadísticas del Gobierno salvadoreño han estado bajo cuestionamiento constante y el secretismo con el que ha manejado toda la información sobre la pandemia levanta aún más sospechas.

Precisamente los detalles sobre las pruebas de covid-19 es parte de la información sobre la pandemia que el MINSAL ha declarado reservada.

El 11 de junio de 2020, la cartera de Estado impuso una reserva de dos años a la "documentación incluyendo memorándums y correspondencia generada por el Laboratorio Nacional de Salud Pública, que contenga información relacionada a los mecanismos de toma, procesamiento y divulgación de resultados de pruebas para covid-19, dirigidas a las distintas dependencias del ministerio de Salud".

Cuatro días antes de la reserva de la información, el 7 de junio, se filtró en redes sociales un memorándum del Laboratorio Nacional, donde se revelaba que , al menos hasta ese momento, "la mesa de crisis" de Casa Presidencial definía un cronograma para las pruebas de covid-19, lo que había ocasionado que se quedaran sin procesar más de 1,000 muestras.

El 9 de junio, el ministro de Salud, Francisco Alabi, no negó la veracidad del documento, aunque dijo que tenía "un sentido negativo".

En otras ocasiones, el funcionario ha dicho que el Laboratorio Nacional solo tiene capacidad para procesar 2,500 pruebas al día y también ha argumentado que superar ese número genera atrasos en la actualización de los contagios diarios de covid-19.

"(Hacer más de 2,500 pruebas) incrementa la cantidad de análisis y es cuando logramos tener el complemento de todas estas pruebas se emite un resultado", dijo a finales de diciembre del año pasado.

El epidemiólogo Clará destacó que la tasa de positividad muestra cómo se está comportando la transmisión comunitariay por eso "es crítico saber la capacidad de los laboratorios de hacer pruebas".

Clará indicó que si el poco nivel de testeo se puede resolver, sino hay de por medio un problema de acceso a los reactivos. Pero en todo caso, cuestionó por qué el Gobierno no aumenta la capacidad del Laboratorio Nacional, como parte de su estrategia para combatir el covid-19.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines