El Salvador que desamparó a Ilaria

“Así es El Tunco, nadie va a hablar”, dice un residente de la zona que no habla sobre lo ocurrido con Ilaria, la joven italiana que fue agredida en noviembre de 2015. Igual respuesta dan otros lugareños que se reservan lo que pasó aquella noche que inició en fiesta y terminó en un cautiverio.
Enlace copiado
El Salvador que desamparó a Ilaria

El Salvador que desamparó a Ilaria

El Salvador que desamparó a Ilaria

El Salvador que desamparó a Ilaria

El Salvador que desamparó a Ilaria

El Salvador que desamparó a Ilaria

Enlace copiado
Ellos guardan silencio con los que no son de su confianza, como una especie de manto de protección para no asustar a los turistas.

El silencio también permitió que Víctor Javier Lara Quiroa, conocido como “el Chapín”, mantuviera cautiva a la joven por 48 horas. La Policía Nacional Civil (PNC) llegó a la habitación número 7 de un hostal de la zona hasta seis días después de la noche en que Ilaria desapareció. La Fiscalía General de la República (FGR) aseguró que estuvo privada de libertad y que fue violada, según información que obtuvo del Hospital San Rafael, en Santa Tecla, hacia donde la víctima fue trasladada, pero el ministerio público no pudo probarlo ante el juez. Lara, por tanto, únicamente fue condenado por los delitos de privación de libertad y lesiones.Dos amigos de la víctima le contaron a los investigadores del caso que la última vez que la vieron fue el viernes 6 de noviembre de 2015, en la noche. Estaba, dijeron sus amigos, con “el Chapín”. El dueño del hostal dio dos versiones distintas. Contradictorias. En el juicio dijo que “el Chapín” llegó a su habitación acompañado con Ilaria, pero que desconocía si ella seguía en la habitación. Sin embargo, en su primera entrevista con los fiscales del caso, declaró que Lara le contó que Ilaria estaba enferma y por eso estaba en la habitación.

Una de las testigos, amiga de Ilaria, aseguró a la fiscalía y al juez que el sábado 7 de noviembre llegó en tres ocasiones al hostal a preguntar por la joven. Y contó que el dueño del hostal le dijo que su amiga se encontraba en la habitación 7 porque estaba enferma. Pero frente al “Chapín”, que seguía de huésped, respondió que se había confundido de persona, que no era a Ilaria a quien había visto.

Lea también: QUINCE AÑOS DE PRISIÓN PARA MÉDICO QUE CAUSÓ DISCAPACIDAD A TURISTA ITALIANA

El imputado nunca les dijo a las amigas de Ilaria qué había pasado ni dónde estaba la víctima. Pero sí dijo que la inyectó porque la joven estaba enferma. Ese mismo sábado Lara alquiló una habitación en otro sitio para huéspedes y se desentendió de la joven. El dueño del hostal donde estuvo cautiva Ilaria aseguró que no lleva un libro de registros, aunque muchos de estos establecimientos de la zona sí lo exigen.

En la entrevista con la fiscalía y en su declaración ante el juez de Sentencia de Santa Tecla, un empleado del otro hostal en donde “el Chapín” se quedó después reveló que este llegó a la medianoche y se fue a las 6 de la mañana el domingo 8 de noviembre. Un día después de la noche en que Ilaria desapareció de la vista de sus amigos. Ese mismo día, la amiga de Ilaria pidió ayuda a los agentes de la Policía de Turismo (POLITUR) de El Tunco. Los alertó de la desaparición de su amiga, según su versión. Ellos decidieron no buscarla porque, según la testigo, dijeron que “es normal que eso suceda en la zona”.

Lea también: ¿POR QUÉ EL JUEZ ABSOLVIÓ DE VIOLACIÓN AL MÉDICO QUE SEDÓ A ITALIANA EN EL TUNCO?

LA PRENSA GRÁFICA buscó la semana pasada a los policías para preguntarles por qué no empezaron la búsqueda de la joven e intentaron desligarse alegando que la testigo no llegó a la delegación. Es normal, dijeron los policías de esa zona, que los turistas se vayan con sus amigos a otras fiestas, pero ellos nunca lo toman como indicio de una desaparición o una privación de libertad. Uno de los agentes hasta dio una versión conspirativa de la denuncia de la testigo. “Estas son estrategias para que la gente no venga aquí. Por ejemplo, ellos tienen negocios allá en el puerto de La Libertad y dicen que aquí (El Tunco) es peligrosísimo para que la gente ya no venga y le crea una mala fama al lugar”, manifestó el agente.

La localización de la víctima

La testigo decidió volver al hostal donde Lara se hospedó inicialmente. Ella vio que Verónica, otra amiga cercana a la joven italiana, ingresó al hostal y subió las gradas hasta llegar a la habitación del “Chapín”. Ilaria estaba en el suelo, sin ropa e inconsciente, en una habitación donde no había aire acondicionado ni ventilador. Lo poco que pudo decir la víctima es que le dolía el pie derecho, porque “el Chapín” le inyectó un medicamento.

Luego, Ilaria fue trasladada hasta una clínica privada en Santa Tecla, donde permaneció pocas horas. Después la llevaron al Hospital San Rafael, ubicado en ese mismo municipio, donde le diagnosticaron insuficiencia renal rabdomiolisis (enfermedad que daña los nervios musculares). Los médicos del hospital nacional también detectaron indicios de violación sexual en la joven de 25 años.

Lea también: ITALIANA VÍCTIMA DE VIOLACIÓN ESTÁ EN COMA, SEGÚN FGR

Seis días después del agresión, la policía allanó la habitación donde permaneció la joven italiana. Los investigadores incautaron una computadora, tres celulares, una porción de marihuana, una sábana y un bote de pastillas de belladona. Un médico al que consultó LA PRENSA GRÁFICA explicó que si se consumen altas dosis de este químico belladona pueden ser letales, o pueden causar cuadros de confusión y alucinaciones.

LA PRENSA GRÁFICA también consultó a una fuente policial ajena al caso para saber cómo debe ser la recolección de pruebas en un caso donde se presume que hubo una agresión sexual. El investigador explicó que es necesario que los agentes busquen en la basura para encontrar más evidencia, y que, si las hay, también deben recoger sábanas o ropa sucia. Los investigadores no entrevistaron a sus colegas destacados en El Tunco, a pesar de que la fiscalía pidió interrogarlos, según la orden de registro de allanamiento. La FGR, por su parte, no giró orden de registro en la otra habitación del hostal que alquiló el imputado.

Un perito del Instituto de Medicina Legal (IML) dijo en el juicio que no encontró ningún elemento que permita establecer que la joven fue violada, porque realizó un peritaje a la víctima cuando tenía su periodo menstrual y eso pudo eliminar cualquier fluido. Lo que sí estableció es que la víctima tenía inflamación en la parte baja del cuerpo, pero que esto pudo ser a causa de que fue maltratada. El perito no explico más al respecto.

LA PRENSA GRÁFICA también consultó a dos médicos que conocen este tipo de casos y ambos coinciden en que la menstruación no es obstáculo para determinar si existió violación. Pero no habrá ningún resultado si los médicos realizan el examen después de 72 horas, como ocurrió en el caso de la joven que fue examinada hasta el quinto día de la supuesta agresión.

En seis días, el agresor tuvo la oportunidad de ocultar evidencia que hubiera servido para identificar, por ejemplo, qué tipo de sustancia le inyectó en el pie a la víctima. También pudo eliminar algún elemento para probar el delito de violación, consideraron fuentes policiales.

Un psiquiatra determinó que Lara estaba consciente de sus actos. Él sabía lo que ocasiona en un ser humano no recibir agua ni alimento por 48 horas. El agresor se defendió durante el juicio diciendo que hizo todo porque la joven se lo pidió. “Mal pagan después de hacer bien”, dijo.

El pasado siete de junio, el juez de Sentencia de Santa Tecla condenó al guatemalteco a 15 años de cárcel por privar de libertad y lesionar a la joven de origen italiano. Una de las conclusiones del juez que dirimió el caso fue que “el imputado la dejó en estado de inconsciencia con la clara intención de que la víctima no saliera del lugar. Este es un hecho de que no tenía ni la más mínima intención de despertar a la víctima”. Sin embargo, Lara fue absuelto de delito de violación sexual por falta de pruebas.

LA PRENSA GRÁFICA buscó contactar a la fiscal que llevó el caso para aclarar dudas sobre lo que dijeron los testigos, pero el jefe de comunicaciones de la Fiscalía dijo que no podían brindar mayor información. El tribunal entregará el fallo por escrito el esta semana. Ilaria, ya en su país de origen, permanece sin poder moverse en la cama de un hospital.
 

Tags:

  • italiana
  • fiscalia
  • investigacion
  • el tunco
  • privacion de libertad

Lee también

Comentarios