Lo más visto

Más de El Salvador

"El Salvador reconoció que solo hay una China"

El gobierno de Pekín exige como condición para entablar relaciones diplomáticos que los países acepten el principio de "una sola China", lo que excluye a Taiwán.
Enlace copiado
Ou Jianhong - Cónsul general de China Continental.

Ou Jianhong - Cónsul general de China Continental.

Enlace copiado

Ou Jianhong tiene 21 días de estar en El Salvador y se presenta como la cónsul general de la República Popular de China. Está asignada a la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, desde donde dice que coordina las actividades de 20 empresas chinas instaladas en esa localidad, a diferencia de las únicas dos que operan en territorio salvadoreño.

Está en el país junto con Raúl Wang, adscrito a la embajada china en San José, Costa Rica. Juntos preparan un análisis de la situación salvadoreña y la identificación de oportunidades comerciales y áreas de cooperación. Tampoco descarta intercambios con partidos políticos. De hecho, asegura que el Partido Comunista Chino (PCCh, en el poder desde 1949) tiene relaciones con 130 partidos políticos a lo largo y ancho de América Latina y el Caribe. Y no todos son como el FMLN –que "saludó" al Gobierno por haber roto los lazos diplomáticos con Taiwán para abrirlos con China–, sino que muchos tienen ideologías diferentes.

"El Partido Comunista Chino quiere una relación con partidos de gobierno y de oposición sobre la base de los principios de respeto mutuo, independencia y autodeterminación y no intervención en los asuntos internos de otros países", asegura.

Y también, no lo descarta, quiere una relación directa con la Asamblea Legislativa, cuyo presidente, Norman Quijano, calificó de error la ruptura de relaciones diplomáticas con Taipéi tras 85 años de amistad.

Ou dice que El Salvador es "un nuevo amigo para defender los intereses de los países en vías de desarrollo", como lo son el mismo El Salvador y la República Popular de China.

Califica de "país en vías de desarrollo" a la segunda potencia económica del planeta porque, reconoce, existen demasiadas desigualdades dentro de la sociedad china.

Para ella, la relación diplomática de China con El Salvador es la "extensión natural" de la "ruta marítima de la seda", en referencia a los naos, los barcos españoles que partían desde Filipinas y se dirigían hacia el Nuevo Mundo, sobre todo a México, en el siglo XVI.

Quizá por esa facilidad de evocar cinco siglos de historia es que Ou no comprenda los argumentos que amplios sectores salvadoreños esgrimen sobre la disolución de ocho décadas y media de relaciones diplomáticas entre los pueblos de El Salvador y Taiwán.

¿Surge el establecimiento de relaciones diplomáticas entre El Salvador y la República Popular de China sobre la base de la entrega del puerto de La Unión y de una Zona Económica Especial?

El establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y el Gobierno de El Salvador es una decisión política. No tiene nada que ver con ningún proyecto, ni tampoco es una ficha de negocios. El Gobierno salvadoreño ha decidido establecer relaciones con China debido al reconocimiento del principio de "una sola China". Es una decisión política acertada, sin poner ninguna condición económica previa. De parte de China, apreciamos esta posición del Gobierno salvadoreño. Existe alta complementariedad económica entre China y El Salvador. Después de establecer las relaciones diplomáticas, China está dispuesta a fortalecer los lazos de cooperación en beneficio mutuo con distintos sectores de El Salvador, sobre la base del principio del respeto mutuo, igualdad, beneficio mutuo y desarrollo compartido, en beneficio de nuestros dos pueblos.

El establecimiento de las relaciones diplomáticas ha favorecido una perspectiva muy amplia para nuestras futuras relaciones. Por eso, ambos países van a desarrollar relaciones y cooperaciones de manera general. Vamos a fomentar los intercambios de distintos niveles en procura del bienestar de nuestros pueblos; en los asuntos regionales e internacionales, China está dispuesta a fortalecer, junto con el Gobierno salvadoreño, el diálogo y la coordinación para aumentar constantemente las relaciones de asociación entre China y América Latina para salvaguardar los intereses comunes de los países en vías de desarrollo.

¿No hay ningún ofrecimiento de apoyo electoral para el FMLN?

De ninguna manera. Uno de los principios fundamentales de la diplomacia china es la no intervención en los asuntos internos de otro país.

Se lo pregunto porque El Salvador ha tenido una tradición histórica de tener a Taiwán como aliado, y si ha visto la reacción de ARENA, el partido que gobernó antes del FMLN, uno puede pensar que si vuelve al poder, rompería con China y volvería con Taiwán. ¿No lo cree?

Me parece que nuestras relaciones tienen un futuro muy brillante. Y va a traer resultados y beneficios tangibles para ambos pueblos.

¿No cree que un cambio de gobierno en El Salvador pueda revertir la decisión que se acaba de tomar?

No puedo prever algo que no está.

¿No se puede esperar?

Es una decisión política, pero también es un proceso irreversible, porque corresponde al derecho internacional y a los principios de las relaciones internacionales, superando la diferencia ideológica y política. Queremos desarrollar nuestras relaciones y cooperaciones con distintos sectores políticos de El Salvador.

Debido a que nunca se dio a conocer previamente una decisión de esta naturaleza y no se tomó a nadie en cuenta, cuando China viene a ofrecer cooperación y entendimiento con otros sectores, se percibe recelo.

Es un acontecimiento político entre dos Estados soberanos. El presidente Salvador Sánchez Cerén ha dicho en su discurso que previamente ha hecho un estudio con distintos sectores de su país y una evaluación importante, porque está convencido de que después de establecer las relaciones diplomáticas con China, facilitará oportunidades que traerán beneficio mutuo.

En El Salvador hay un proyecto de ley de Zonas Económicas Especiales que hace recordar las zonas especiales de China de Hong Kong y Macao, que tienen sistemas diferentes bajo un mismo gobierno. Incluso hay gente que cree que este proyecto se está haciendo para dárselo a China, junto con 26 municipios de la zona oriental.

Pero me parece que son asuntos diferentes. Uno es una Zona Económica Especial, no tiene nada que ver con zona especial de Hong Kong o Macao. Muchos países han establecido zonas económicas, como zonas francas y estas cosas.

No, no me refería a eso. El Salvador tiene zonas francas, pero me refiero a una porción del territorio bastante amplio en la zona oriental ligado al puerto de La Unión.

Yo le dije que la decisión de establecer relaciones diplomáticas entre China y El Salvador no está relacionada con ningún proyecto. Pero podemos tratar de tener la posibilidad de cooperación sobre el principio de beneficio mutuo y ganar-ganar.

¿Usted cree que, en general, China tenga en occidente una mala reputación? Es decir, que se piensa mal de China. En Argentina, la base espacial que instalaron hace pensar en que se trata de espionaje. O que un puerto construido en el sureste asiático ha sido tomado por China porque el país que lo pidió no lo había pagado. ¿Esto pasa porque realmente está expandiéndose por el mundo y esto despierta temores?

Creo que a estos rumores les falta fundamento. Son rumores. China no tiene ese interés de expansión. China es un país pacífico. También es una fuerza importante para salvaguardar la paz mundial y defender los intereses de los países en vías de desarrollo.

Cuando vemos a China convertida en este momento en la segunda economía mundial y que posiblemente, con el paso de los años, sea la primera economía del mundo, ¿cómo entender que me dice que China es un país en vías de desarrollo como El Salvador? Es algo que no me cuadra.

Eso depende de con qué criterio vea a China. Talvez económicamente China es la segunda potencia económica, pero China siempre mantiene su estatus de país en vías de desarrollo porque en China también existe desequilibrio de desarrollo entre las regiones del este con la parte oeste del país. Y porque el Producto Interno Bruto de China está en el lugar 70 de todos los países del mundo.

Le entiendo, pero China se expande, ha mandado misiones al espacio, tiene ciudades con muchos millonarios, como Shanghái.

El Producto Interno Bruto per cápita es todavía muy bajo. Ocupa el puesto 70 de todos los países del mundo. Es decir, existe mucho desequilibrio en muchas zonas.

Pero para esos 178 países que les reconocen como Estado, ¿qué ofrecen?

China mantiene relaciones diplomáticas con 178 países del mundo, incluyendo El Salvador. Desarrollamos nuestra cooperación de amistad sobre los cinco principios de coexistencia pacífica y sobre el principio de "una sola China". Mantenemos nuestras relaciones normales, estatales.

Cuando Costa Rica reconoce a Pekín, consiguió un estadio, dice la gente. Ahora, ¿qué va a conseguir El Salvador?

Esto toma en consideración de acuerdo con la necesidad de cada país. El Gobierno chino siempre ofrece ayuda humanitaria para otros países para ayudar a la gente local. Históricamente, China es un país receptor de ayudas de otros países. Esta ayuda es recíproca, sobre la base de beneficio mutuo y de ganar-ganar.

Cuando ve a representantes del Gobierno de Estados Unidos dando advertencias sobre la expansión china y el interés militar chino en la región, ¿cómo lo toma?

China no tiene ninguna intención militar, ninguna expansión militar en ningún país y en ninguna zona del mundo. China es un país que ama la paz, y el pueblo chino es pacífico.

Cuando ve a representantes del Gobierno de Estados Unidos dando advertencias sobre la expansión china y el interés militar chino en la región, ¿cómo lo toma?

Según el comunicado conjunto entre la República Popular China con la República de El Salvador, a partir de la firma establecemos relaciones diplomáticas a nivel de embajador. Creo que pronto nuestros dos Gobiernos van a enviar embajadores. Todavía no tenemos información.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines