Lo más visto

Más de El Salvador

El TSE presentó licitaciones deficientes para tecnología: Afilón

El presidente de la compañía dijo que era difícil que le ofertaran tecnología al TSE porque pedían cosas ilógicas y el precio no se ajustaba.

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/ Críticas. El presidente de la empresa norteamericana Afilón, Carlos Vela, señaló deficiencias en los términos de referencia que elaboró el TSE para contratar tecnología a usar en las elecciones 2018.

Foto de LA PRENSA/ Críticas. El presidente de la empresa norteamericana Afilón, Carlos Vela, señaló deficiencias en los términos de referencia que elaboró el TSE para contratar tecnología a usar en las elecciones 2018.

Enlace copiado

El presidente de la empresa Afilón, Carlos Vela, reveló a LA PRENSA GRÁFICA las razones por las que considera que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) fracasó al no recibir ofertas de servicios tecnológicos para facilitar el conteo de votos en las elecciones de diputados y alcaldes del 4 de marzo de 2018; y solo una empresa se interesó en darle el servicio para procesar y transmitir los resultados preliminares.

Para el caso de conteo de votos, Vela explicó que los términos de referencia eran deficientes porque no tenían claro si estaban comprando servicios, tecnología, productos, licencias o capital intelectual, y eso hacía muy complicado el proceso de subasta debido a que la empresa debe de saber qué va a vender. Además, dijo que les pedían un cuenta votos para votos enteros y para la distribución de marcas, pero no pedían un instrumento para el conteo de votos cruzados, que es el verdadero problema en el sistema electoral de El Salvador donde no es el voto entero.

“Nosotros decimos y ¿el voto cruzado cómo lo quieren hacer? ¡Ah! lo quieren hacer con palitos, poner en unas actas palitos y, entonces, esos palitos se van a transmitir al CNPRE (Centro Nacional de Procesamiento Electoral) y allá otros van hacer el cálculo del voto cruzado. Lo que proponen ellos es transferir el problema de la mesa al CNPRE, pero eso nos lleva al problema de la ley que dice que los votos válidos deben de ser contados por la mesa, y que el CNPRE lo que puede es sumar los votos válidos”, explicó.

En las bases de procesamiento y transmisión de resultados dijo que les decían que podían utilizar los software y escáneres que les ha donado Corea a través de un convenio con la Asociación Mundial de Organismos Electorales (AWEB), pero ellos no podían confiar porque no tenían certeza si llegarían a tiempo o presentarían errores.

Hace unas semanas, la magistrada Guadalupe Medina no descartó buscar los servicios de Corea; algo que para Afilón sería injusto porque, al menos ellos, solo para contestar las propuestas trabajaron como 10 ingenieros día y noche. De no cambiar los términos, el experto vaticinó un caos similar a 2015. “Ojalá que ellos tengan una actitud más abierta, porque a no ser que los coreanos les traigan una solución para conteo en la mesa, que yo lo dudo, esto va a ser una situación similar o igual a 2015, nada más que con el agravante de haber sido casi planificada”, advirtió.

“La licitación que se hizo tenía muchas deficiencias, no tenía claro si estaba comprando servicios, tecnología, productos, licencias, capital intelectual; y eso hacía muy complicado todo lo que es un proceso de subasta”. 
Carlos Vela, presidente de la empresa Afilón

Otro de los cuestionamientos del fundador de Afilón es que la oferta económica no se ajustaba a la cantidad de servicios que estaban solicitando, pues a eso tienen que descontarle los pagos de impuestos. Afirmó que el TSE quiere pagar $3 millones para procesar y transmitir resultados, y $1 millón para conteo de votos.

“Estamos con toda la disposición de trabajar con ellos, de apoyarlos, de buscar costos que sean adecuados, pero que me den los términos de referencia adecuados. Decirles: ‘miren esto que están pidiendo es factible, pero esto no es factible’”, ofreció Vela.

Ante las críticas, Medina achacó que los términos de referencia los elaboró el jefe de la Unidad Informática y otros técnicos, “y ellos son los que saben en la materia”. Los magistrados han aceptado que las bases no eran atractivas y bajaron los requisitos, y volvieron a colocarlas en el sitio web de BOLPROS.

Sin embargo, se vieron obligados a solicitar tecnología para contar votos en mesas únicamente en los departamentos de San Salvador y La Libertad, y ya no tendrán apoyo en San Miguel, Sonsonate y Santa Ana.


“El jefe de la Unidad Informática fue el que elaboró (los términos de referencia para contratar tecnología para conteo de votos en mesas) junto con otros técnicos, y ellos son los que saben en la materia... Sobre el dinero, eso es lo que tenemos disponible”. 
Guadalupe Medina, magistrada del TSE

Respecto de la licitación de procesamiento y transmisión de resultados, evalúan negociar con la única empresa que les presentó oferta. Según una fuente, la empresa que ofertó fue Smartmatic.

Sobre el precio, Medina defendió que fue el monto que les avalaron Hacienda y la Asamblea.

$1 millón 
 ofrece el TSE por el servicio de herramientas informáticas para el procesamiento de datos de escrutinio en la junta receptora de Votos.


$3 millones 
 ofrece el TSE por el servicio de procesamiento y transmisión de resultados preliminares el mismo día de las elecciones.

Lee también

Comentarios