El TSE prueba sus equipos para transmitir datos

Se trata de cientos de escáneres donados por la Asociación de Organismos Electorales y por Corea.
Enlace copiado
Fotos de LA PRENSA/Moisés Alvarado Multitud. Unas 200 personas ocuparon varias largas mesas para capacitarse en el uso de los escáneres donados por Corea.  Los folios.  Cada página debía ser introducida al escáner. Estas tenían diferente información relativa a la JRV, como el número de papeletas marcadas para un partido o con voto cruzado.

Fotos de LA PRENSA/Moisés Alvarado Multitud. Unas 200 personas ocuparon varias largas mesas para capacitarse en el uso de los escáneres donados por Corea. Los folios. Cada página debía ser introducida al escáner. Estas tenían diferente información relativa a la JRV, como el número de papeletas marcadas para un partido o con voto cruzado.

Enlace copiado

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) realizó ayer en la tarde un simulacro para probar los escáneres de transmisión donados por la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-WEB, en inglés) y por el Gobierno de Corea, que serán utilizados en las próximas elecciones para alcaldes y diputados del 4 de marzo.

El evento se realizó en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO). Los encargados de hacer esta primera prueba fueron aquellas personas elegidas para conformar una Junta Receptora de Votos (JRV) y que tienen a este sitio como su centro de capacitaciones. La actividad, por tanto, tuvo un doble objetivo: identificar las falencias que pudieran presentar los equipos y enseñarle su funcionamiento a aquellos que tendrán que usarlos el 4 de marzo.

En el pabellón 7 había un aproximado de 200 aparatos, cada uno manejado por una persona, a quien le dieron la misión de evacuar la información correspondiente a 15 JRV, a 14 folios por cada una de estas: 210 páginas que debían pasar por los escáneres.

Al principio, la tarea parecía sumamente sencilla, pues solo debían ingresar en el aparato el número de la JRV y colocar los folios en el orden indicado para que pasaran por el lector. Por cada página debían apretar tres botones en la pantalla táctil. Lo complicado era cuando la máquina era incapaz de leer el código de barra del papel. Era necesario ingresar varios números manualmente, lo que hacía perder tiempo a los usuarios.

Otro inconveniente eran los bruscos cortes de energía que durante varios momentos sufrieron los aparatos, lo que, posiblemente, se debía a una mala colocación de fuentes eléctricas en el sitio.

Todo el proceso, que inició a la 1:30 de la tarde, duró aproximadamente una hora y media. En ese periodo, al menos cinco técnicos coreanos se presentaron en las mesas de los asistentes, para brindar asesoría técnica.

“Estos equipos son el corazón de todo este proceso, porque estarán distribuidos en los diferentes centros de votación... comprobamos que los equipos funcionan bien”, comentó Miguel Ángel Cardoza, magistrado del TSE.

 

Las tareas de cada sistema
El equipo de los escáneres donados servirá para la transmisión de datos. El procesamiento de la información, así como los canales para hacerla pública, estarán a cargo de la empresa Smartmatic, que cobrará $3 millones.

Lee también

Comentarios

Newsletter