El Salvador  / judicial LO MÁS LEÍDO

“El Trece” recibía $1,500 diarios de sus negocios

La FGR asegura que el cabecilla MS-13 Saúl Antonio Turcios, “el Trece”, armó una red de colaboradores a quienes entregó dinero ilícito para invertirlo en taxis, buses, moteles y otros negocios. Jueza decidió procesarlos por actos de terrorismo.
Enlace copiado
“El Trece” recibía $1,500 diarios de sus negocios

“El Trece” recibía $1,500 diarios de sus negocios

Enlace copiado

El cabecilla de la Mara Salvatrucha (MS-13) Saúl Antonio Turcios Ángel, alias “el Trece”, recibía hasta $1,500 diarios, de acuerdo con información certificada por la Fiscalía, que provenían de sus negocios y de la extorsión en el municipio de Santa Tecla, departamento de La Libertad.

Desbaratan imperio del “Trece” en Santa Tecla

Un testigo protegido, identificado por la Fiscalía General de la República (FGR) como Luna, le contó a los fiscales que “el Trece” utilizaba, a pesar de estar en prisión, a varias personas como colaboradores para “guardar y administrar” ese dinero que llegaba a la comunidad El Pino, en Santa Tecla, zona donde la clica Teclas Locos Salvatruchos (TLS), de la Mara Salvatrucha, tiene su base.

“No tenemos un ataque como el de las  Torres Gemelas ni atentados en subterráneos, pero estamos ante actos de violencia organizada que proviene de pandillas”.  
Ana Lucila de Paz, jueza especializada  de instrucción  

Luna dijo que conoció la forma de operar de la estructura de blanqueo de capital del “Trece” porque convivió con uno de sus miembros. Declaró que el dinero recolectado era utilizado para “la compra de moteles, farmacias, casas, vehículos y autobuses, entre otros negocios”.

El testimonio de Luna es una de las pruebas que la FGR presentó ayer al Juzgado Especializado de Instrucción A de San Salvador contra 35 imputados, nueve de ellos ausentes, acusados de colaborar con la MS-13 por medio de la inversión en negocios dinero de origen ilícito que los pandilleros les entregaban.

La Fiscalía dijo que también cuenta con la declaración de otro testigo que identificó con la clave Shaylla, quien relató que la estructura también cometió homicidios, robos de vehículos y armas, y privaciones de libertad.

Los fiscales están convencidos de que “el Trece”, uno de los máximos cabecillas de la MS-13 que acumula sendas condenas por diversos delitos desde homicidios hasta extorsión, logró evadir todos los controles penitenciarios para dirigir desde la cárcel entre 2002 y 2010 a la red de sus colaboradores.

El principal administrador de los bienes del “Trece”, de acuerdo con la acusación Fiscal, es Luis Abraham Solórzano, alias “Vaca”, quien fue capturado junto a su esposa, Kenia Lorena Hernández. La FGR dice que ambos lavaron dinero para “el Trece” a partir de negociar con taxis y autobuses de la ruta 97, ruta que tiene la meta en la colonia El Pino.

“Solórzano Alas, alias ‘Vaca’, es uno de los designados para administrar los negocios de la clica TLS, de forma específica del ‘Trece’. Se encargaba de recolectar lo que producen los autobuses que pertenecen a Turcios Ángel y de administrar vehículos que son utilizados como taxis piratas, préstamos de dinero, billares y venta de bebidas alcohólicas entre otros negocios”, se lee en la acusación fiscal.

La Fiscalía asegura que cuenta con investigaciones de agentes encubiertos y de escuchas telefónicas que certifican los declarado por los testigos Luna y Shaylla.

Otros de los capturados es Felipe Rosales Mira, quien administraba varios moteles de la MS-13 que fueron comprados con fondos de origen ilegal. Además, los testigos aseguran que Rosales Mira colaboraba con esconder en los moteles a los pandilleros cuando eran buscados por las autoridades. Además, resguardaba armas y droga.

La Fiscalía investigó los movimientos de capital y bienes de los acusados y no cuadran los ingresos justificados con lo gastado en la compra de bienes muebles e inmuebles. Uno de esos casos es Mauricio Armando Sánchez Torres, alias “la Bella”, quien pasó de vender chocolates a comprar una vivienda en el condado Santa Rosa, Santa Tecla, por $218,000, de los cuales entregó $118,000 en efectivo y el resto en cheques de caja. Sánchez se encuentra desaparecido.

El juzgado instaló ayer la audiencia en la que debe decidir si envía a los acusados a prisión preventiva durante los seis meses que la Fiscalía tiene para terminar de recolectar las pruebas y poder individualizar los delitos de los que los acusa. Al cierre de esta nota, la jueza Ana Lucila Fuentes de Paz decidió suspender la audiencia y continuar hoy por la mañana.

Sin embargo, ayer decidió que los capturados deben continuar siendo procesados por el delito de organizaciones terroristas, después de que uno de los defensores le solicitó cambiar ese delito al de agrupaciones ilícitas, que tiene una pena menor.

“Cada país tiene su propio contexto y nosotros no tenemos un ataque como el ocurrido en las Torres Gemelas ni atentados en subterráneos, pero estamos ante actos de violencia organizada que proviene de las maras o pandillas”, declaró la jueza.

La funcionaria agregó: “No podemos obviar que las pandillas se han armado con armamento de la Fuerza Armada y que están preparados para atacar al Estado”. “¿Acaso esos no son actos de terrorismo?”, se preguntó.

El Tribunal Especializado de Instrucción B, que realizó la audiencia del caso contra otros 82 imputados, decretó instrucción con detención para todos.

Los negocios
Investigaciones de las autoridades revelan que varios colaboradores de la Mara Salvatrucha invirtieron dinero de origen ilegal en distintos negocios para blanquear el capital.

Buses La Fiscalía General de la República señala que varios autobuses de la ruta 97 pertenecían a testaferros que colaboraban con  Saúl Antonio Turcios, “el Trece”, uno de los principales cabecillas de la Mara Salvatrucha.  

Moteles La acusación de la Fiscalía apunta a que Felipe Rosales Mira administraba una red de moteles ubicados en Santa Tecla,  el dinero invertido para comprarlos provenía de la extorsión. Además, asegura que esos establecimientos los utilizó la MS-13 para ocultar armas y droga.

Taxis Las autoridades señalan a Luis Abraham Solórzano y a su esposa Kenia Lorena Hernández de estar al servicio del “Trece” para lavar dinero producto de la extorsión en varias flotas de taxis ubicados en distintas zonas de Santa Tecla.

Funeraria Otra de las acusadas de pertenecer en la red de blanqueo de capital para la MS-13 es Marielos Cerritos de Rivera. La Fiscalía dice que ella como propietaria de la Funeraria Isis lavó dinero para el cabecilla de la Mara Salvatrucha  con alias “el Trece”. 

Préstamos Las autoridades también señalan que la pandilla desvió dinero que obtuvo producto de la extorsión a préstamos personales. Según las investigaciones, colaboradores de la MS-13 prestaron dinero a personas particulares para que invirtieran capital en sus negocios.

35 personas están acusadas de colaborar con la Mara Salvatrucha (MS-13) en blanqueo de capitales en negocios ubicados en el municipio de  Santa Tecla.

16 vehículos fueron decomisados por las autoridades a la red de testaferros de la MS-13 en Santa Tecla, entre ellos ocho autobuses de la ruta 97 y taxis.

Lee también

Comentarios

Newsletter