El calvario

Jesús sufrió dolorosos padecimientos en la cruz. Aunado a las vejaciones, los golpes y los clavos en pies y manos, lo peor del castigo era la dificultad para respirar.
Enlace copiado
Enlace copiado

Lee también

Comentarios

Newsletter