Lo más visto

Más de El Salvador

“El diablo se apoderó de ella”

Enlace copiado
“El diablo se apoderó de ella”

“El diablo se apoderó de ella”

“El diablo se apoderó de ella”

“El diablo se apoderó de ella”

Enlace copiado
Una mujer de 36 años, que practicaba la brujería, asesinó ayer a una de sus pequeñas hijas y lesionó a otros dos con un corvo. El motivo, según su familiares, fue que le quemaron sus objetos de hechicería. Eran casi las 4 de la mañana cuando José Elías se levantó y salió al patio de su vivienda, ubicada en la comunidad La

Zarcera, del barrio Guadalupe, de San Luis La Herradura, para prepararse café. Apenas habían pasado unos instantes cuando escuchó a su hija menor Juli, de tres años, gritar. Corrió hacia adentro de la casa y vio a la pequeña cubierta de sangre. Su madre, Julia Esmeralda Mendoza, de 33 años, la había herido con un corvo en el rostro, cerca de la quijada.José puso a Juli en sus brazos para sacarla y lo mismo intentó hacer con su otra hija de seis años, Rosa Esmeralda, pero su impacto fue mayor al darse cuenta de que su mujer también la había atacado y causado la muerte con una herida en el cuello, que la degolló.

Buscó con la mirada a su hijo mayor, Marcos, de 10 años, y también estaba herido. Tenía una lesión de corvo cerca de un hombro. Su mujer aún sostenía el arma blanca, con la que se hirió ella misma en la cabeza.

Los gritos de José ante la horrenda escena alertaron a los vecinos que acudieron a ver qué sucedía. “El pobre gritaba desesperado; cuando yo llegué lo hallé con la niña en los brazos, y la mujer blandeando el corvo. Le quité a la niña y le dije: mirá cómo le quitas el corvo; y salí corriendo con la niña a buscar a unos soldados que siempre andan cerca de aquí para que la llevaran al hospital”, contó uno de los vecinos.

Según José, su mujer estaba poseída por el diablo; eso no lo duda. Lo dice convencido, porque afirma que desde hace dos años Rosa practicaba la brujería, y se ponía mal porque no tenía un lugar privado en su casa, de una sola habitación, para “hacer sus trabajos”.

“Yo nunca estuve de acuerdo con que ella hiciera esas cosas, y nos disgustábamos por eso, pero desde hace un mes ella se puso mal, no quería hacer nada, yo hacía todo el oficio. Yo sabía que era por sus brujerías, por eso decidí quemarle al santo san Simón que tenía y sus otras cosas”, contó.

Junto a un pastor y otros miembros de una iglesia evangélica, el padre angustiado había sacado el jueves por la tarde al patio de su casa una imagen de san Simón, unas hierbas, velas y un cristal de colores, entre otras cosas, que su mujer utilizaba durante rituales de hechicería. Luego de varias oraciones procedieron a prenderles fuego.

Esta acción habría sido la causa por la que Rosa atacó a sus hijos. “Fue el puro Satán. El diablo se apoderó de ella, eso no lo dudo”, afirmó José. “Yo no hallo qué hacer. Quiero que la metan presa; uno le confía los hijos a la madre. Yo la quise mucho, fueron 13 años de estar juntos, pero no quiero que la dejen salir”, comentó el padre de los niños.

El cadáver de la pequeña Rosita fue reconocido por las autoridades dentro de su vivienda. José dijo que la velaría en la casa de sus padres, ubicada en la misma comunidad, mientras que sus otros hijos se encuentran ingresados en el Hospital de Niños Benjamín Bloom, en San Salvador.

La fiscal que llegó a la escena del crimen aseguró que la mujer se encuentra ingresada en el Hospital de Zacatecoluca, La Paz, bajo custodia policial.

Tags:

  • la paz
  • san luis la herradura
  • madre

Lee también

Comentarios