Lo más visto

Más de El Salvador

El exministro que cuenta ofrendas para pagar su condena

Enlace copiado
Atraso.  El exministro de Gobernación debía estar a las 2 de la tarde para reiniciar con su jornada de trabajo comunitario el pasado miércoles 27 de julio, pero llegó después de las 4 de la tarde, según dijo él mismo vía telefónica a LA PRENSA GRÁFICA.

Atraso. El exministro de Gobernación debía estar a las 2 de la tarde para reiniciar con su jornada de trabajo comunitario el pasado miércoles 27 de julio, pero llegó después de las 4 de la tarde, según dijo él mismo vía telefónica a LA PRENSA GRÁFICA.

El exministro que cuenta ofrendas para pagar su condena

El exministro que cuenta ofrendas para pagar su condena

Enlace copiado
Llevar las finanzas de la parroquia Santa Lucía, en Santa Ana, es una de las asignaciones que debe cumplir Juan Miguel Bolaños, quien fue ministro de Gobernación durante la administración de Elías Antonio Saca (2004-2009). Debe asistir todos los miércoles a esa iglesia para cumplir 144 horas de trabajos de utilidad pública.

El 14 de agosto de 2014 el Juzgado Cuarto de Sentencia de San Salvador lo condenó por actos arbitrarios, después de que la Fiscalía comprobó que participó en una reunión donde se pidieron dádivas al dueño de un taller a cambio de garantizarle el contrato para el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de todo el parque vehicular del Ministerio de Gobernación. El pasado miércoles 27 de julio, Bolaños supuestamente llegó a la parroquia a las 8 de la mañana. La secretaria de la iglesia, quien es su supervisora, le dejó como primer tarea contar el dinero recaudado con las ofrendas de las misas del fin de semana anterior y otras recaudaciones. “Él es una persona muy confiable para mí. Solo a él le puedo dejar a cargo la finanzas y la contaduría de la parroquia”, dijo la mujer ese miércoles, poco después de las 2 de la tarde, a la espera de que el exministro regrese a continuar con su jornada.Ese día por la mañana, según la secretaria, Bolaños también pagó recibos de agua y energía, ayudó con la limpieza de la iglesia. “Ayuda con la limpieza. Cuando hay actividades él se encarga de mover las sillas y todo eso”, asegura la empleada.El reloj marcó las 2:30 de la tarde y el exministro de Gobernación no apareció. La secretaria empezó a preguntarse a qué se debía la impuntualidad. “Se me hace raro porque hoy vino en la mañana y tiene que estar aquí en la tarde porque debe cumplir ocho horas”, dijo la mujer.En 2014, cuando el exministro fue procesado por sobornos, la Fiscalía estableció que la reunión en la que participó Bolaños fue para pedir $35,000 y $50,000 al dueño del taller, dinero que, según las investigaciones fiscales, iba a ser usado para la compra de vehículos para la campaña presidencial de ARENA en 2009. El tribunal lo encontró culpable de actos arbitrarios y lo sentenció a tres años de prisión, pena que le fue canjeada por las 144 jornadas de trabajo.El pasado miércoles, mientras lo esperaba, la secretaria continuó comentando las actividades que Bolaños ha realizado desde diciembre de 2015. “Mire, en algunas ocasiones que nos tenemos que mover hacia otro lado él nos lleva”, agregó la empleada, quien en ese momento lo trató de localizar vía telefónica, pero él no respondió. La señora comentó que ella también está a cargo de otros dos hombres condenados a trabajo de utilidad pública, que ofrecieron llegar a la iglesia dos veces a la semana, pero la secretaria no se recuerda cuándo fue la última vez que los vio. “Ellos todavía me dijeron que querían venir dos veces a la semana y yo les dije que perseverar es difícil”, contó la secretaria de la iglesia, quien aseguró que el exministro sí cumple, aunque negó el acceso a la hoja de asistencia para verificar el registro.Bolaños supuestamente llegó a la parroquia después de las 4 de la tarde, cuando los reporteros de LA PRENSA GRÁFICA se habían retirado del lugar. “Es que debía ir a dejar a mi hijo a un lado y me agarró la tarde”, se justificó después, por teléfono. El exministro dijo que hasta el momento lleva más de 30 horas de trabajo comunitario y aseguró que no ha faltado. “Yo aquí voy a seguir toda la vida. No sé cuándo voy a terminar. No me pesa venir, lo disfruto. El padre dice que yo voy a seguir viniendo después de que termine”, afirmó Bolaños.

Tags:

  • Juan Manuel Bolaños
  • trabajo comunitario
  • condena
  • exministro
  • iglesia
  • sacerdote
  • pena
  • soborno
  • arena
  • parroquia

Lee también

Comentarios