Lo más visto

Más de El Salvador

El fútbol como artífice de sueños y metas

Dos alumnos del Instituto Nacional Isidro Menéndez de San Miguel, que pertenece al Servicio Social Estudiantil de LA PRENSA GRÁFICA, han triunfado y sobresalido practicando el fútbol. Entre los estudios y el trabajo hacen tiempo para luchar por sus metas y sueños de futuro.
Enlace copiado
Apoyo.  El profesor de educación física del Instituto Nacional Isidro Menéndez de San Miguel se ha convertido en un apoyo para estos dos destacados alumnos que desean convertirse en futbolistas profesionales.

Apoyo. El profesor de educación física del Instituto Nacional Isidro Menéndez de San Miguel se ha convertido en un apoyo para estos dos destacados alumnos que desean convertirse en futbolistas profesionales.

El fútbol como artífice de sueños y metas

El fútbol como artífice de sueños y metas

Enlace copiado
Estar en una cancha y jugar fútbol ha sido para Ángel Roberto del Cid, de 17 años y alumno de segundo año de bachillerato, más que un sueño que se convirtió en realidad. Junto con otros estudiantes del Instituto Nacional Isidro Menéndez de San Miguel, formó parte del equipo de fútbol de esta institución y así obtuvo el pase para viajar a San Salvador y formar parte de la Fundación Educando a un Salvadoreño (FESA). “Lo más difícil es jugar por primera vez a ese nivel, a veces los nervios traicionan y tuve que adaptarme a su forma de juego. Pero vieron mis habilidades y capacidades y me convocaron”, mencionó.

Debido a esto, Ángel tuvo que dejar su natal San Miguel y trasladarse a vivir y estudiar en la capital. Entre desvelos, estudio y duros entrenos supo sobresalir y no descuidar ninguna de sus obligaciones, entre las que se encontraba mantener un alto nivel académico. “Me encanta el fútbol, porque es algo que desde chiquito lo traigo en las venas”, dijo. Después de esa experiencia, regresó a San Miguel y ahora continúa practicando este deporte cuando tiene tiempo libre, ya que durante la semana trabaja en un taller mecánico. “Ahora estoy jugando en la escuela de fútbol de Electropura, ya fui campeón con ellos y sigo luchando para algún día ser parte de la selección nacional”, enfatizó.

Para sus maestros y entrenadores su perseverancia y dedicación han sido valores importantes que le han permitido superarse, ya que además de ser un buen alumno, está aprendiendo un oficio y se ha convertido en un ejemplo a seguir dentro de la comunidad estudiantil. “Yo le veo muchas condiciones y entusiasmo, además lleva el estudio a la par. Creo que es así como el alumno se estimula, practicando deportes y superándose en sus estudios”, afirmó Remberto Aparicio, profesor de educación física.

Para este joven, el fútbol le ha dado muchas satisfacciones, pues ha participado y ha sido campeón en diferentes torneos, experiencias que le han dado la oportunidad de viajar fuera del país. “Fui campeón en la copa Menedy que se realizó en Guatemala. Yo les aconsejo a otros jóvenes que luchen por sus sueños y no se den por vencidos.”

Cristian Ramos Zapata, de 18 años y de tercer año de bachillerato de la misma institución, se ha convertido en otro futbolista de excelencia. A su edad, ya posee experiencia jugando al balón, solo que lo hace en la categoría de fútbol sala. “El año pasado, en el mes de agosto fuimos el único equipo de la zona oriental que participamos en un torneo en San Salvador y ganamos el cuarto lugar”, afirmó.

Ramos se destaca en el fútbol sala en San Miguel y ya juega en una Asociación Deportiva, donde ha sido campeón en cinco ocasiones. Pero su historia también está llena de sacrificios, ya que para practicar este deporte y no dejar de lado sus estudios, también tiene que enfrentar dificultades. “En muchas ocasiones no tenemos dinero para transportarnos a los entrenos o para ir a los lugares a jugar con otros equipos. No contamos con los recursos económicos necesarios”, mencionó.

El apoyo familiar y el ejemplo de vida también son fundamentales para que estos jóvenes sobresalgan. En el caso de Cristian, su familia siempre lo ha apoyado y es por esto que desea seguir los pasos de su tío Luis Baltasar Ramírez Zapata, conocido como “el Pelé Zapata”. “Admiro a mi tío, él era técnico del Águila y él fue el único que hizo un gol en el mundial. Me apoya mucho y me anima siempre a que siga adelante”, finalizó.

Tags:

  • Futbol
  • servicio social
  • trabajo comunitario
  • bachillerato
  • MINED

Lee también

Comentarios