El juicio que reveló secretos de la tregua

Enlace copiado
Juicio.  79 pandilleros han sido acusados de atacar la delegación policial, testigos dicen que ataque fue con aval de Mijango.

Juicio. 79 pandilleros han sido acusados de atacar la delegación policial, testigos dicen que ataque fue con aval de Mijango.

El juicio que reveló secretos de la tregua

El juicio que reveló secretos de la tregua

Enlace copiado
Durante el juicio en contra de 79 cabecillas de una pandilla por el ataque a una delegación policial de Quezaltepeque, La Libertad, en el que fue herido un policía, se obtuvieron detalles no contados de la tregua entre pandillas.

Los cuatro testigos criteriados que la Fiscalía General de la República (FGR) utilizó en este juicio, a cargo del Juzgado Especializado C, para reforzar sus pruebas e investigación acerca de cómo sucedieron dos crímenes, revelaron que uno, el cometido en contra de la delegación policial de Quezaltepeque, La Libertad, en abril de 2014, fue avalado por Raúl Mijango, exmediador de la tregua entre pandillas. El testigo, con clave Arquímides, se sentó frente al juez, detrás de un cubículo que lo ocultaba de los 79 pandilleros que estaban presentes en la vista pública, para relatar cómo se planificó el ataque a la delegación. De acuerdo con su testimonio, el cabecilla principal de una pandilla, llamado César Daniel Renderos, mejor conocido como “el Muerto de las Palmas”, sostuvo una conversación con Mijango en la que le explicaba que estaba planeando asesinar al jefe policial de la delegación de Quezaltepeque.

—Mirá, Raúl, la cuestión es que queremos pegarle al jefe de la Policía de Quezalte porque nos botó un elemento que pesaba para nosotros –dijo “el Muerto”, según el testigo Arquímides.
—Ah sí, ya sé de quién me hablás, mirá sobrino, si ese te mató un elemento que vos decís, topalo. Pero no quiero que vayan a salir heridos ni un niño o anciana, porque vas a ir a parar a Zacate –contestó Mijango, según relató Arquímides.

Los abogados de los 79 pandilleros cuestionaron al testigo diciendo que era imposible saber exactamente lo que dos personas hablaban a través de una llamada telefónica. Pero el testigo respondió que la llamada fue puesta en altavoz para que todos escucharan y que luego, con el aval de Mijango, cometieran el ataque en contra de la delegación, en la que fue herido de bala un policía que se encontraba de guardia.

Los defensores de los pandilleros alegaron ante el juez que si Mijango había avalado el ataque ¿por qué la Fiscalía no lo había acusado? y señalaron a la Fiscalía que durante el proceso judicial habían salido a la luz suficientes indicios para investigarlo por tener una cuota de poder en la pandilla desde el proceso de la tregua. Pero no solo Mijango, también salió a la luz que su compañero de fórmula, monseñor Fabio Colindres, lo había acompañado en todo el proceso y que por lo tanto también tenía que ser investigado. Eso sin mencionar que el exministro de Seguridad David Munguía Payés y el expresidente Mauricio Funes sabían y supuestamente colaboraban con los beneficios que los pandilleros pidieron a cambio de reducir los homicidios. Los testigos, además, detallaron cómo se comunicaban con los mediadores de la tregua y cómo se ponían de acuerdo para obtener beneficios.

La Fiscalía solo se limitó a decir que los funcionarios mencionados en las intervenciones de los testigos ya son investigados.

El juez dijo ayer, después de una larga jornada del juicio, que en los próximos días dará el fallo sobre sentencia por ataque a la delegación.

Tags:

  • juicio
  • pandilleros
  • mijango
  • fiscalia

Lee también

Comentarios

Newsletter