“El libro de la selva” ya está en las páginas de LPG

Libro Prensa llegó a los lectores de LA PRENSA GRÁFICA a través de su proyecto educativo . Son 30 fascículos en papel brillante para promover la lectura en el país.
Enlace copiado
Aprobación.  Francisco Morales, vendedor de periódicos del centro de San Salvador, orientaba a los lectores y compartía la aceptación de este material.

Aprobación. Francisco Morales, vendedor de periódicos del centro de San Salvador, orientaba a los lectores y compartía la aceptación de este material.

Jóvenes en Servicio Social.  Alumnos de bachillerato del Colegio Jorge Adalberto Lagos de Santa Tecla coleccionan por primera vez las hojas didácticas.

Jóvenes en Servicio Social. Alumnos de bachillerato del Colegio Jorge Adalberto Lagos de Santa Tecla coleccionan por primera vez las hojas didácticas.

Fascículos de interés para la niñez.  Mauricio Alexánder García, alumno de primer grado del Centro Escolar Gustavo Marroquín, en San Salvador, buscó rápidamente la primera publicación del cuento clásico para niños “El libro de la selva”.

Fascículos de interés para la niñez. Mauricio Alexánder García, alumno de primer grado del Centro Escolar Gustavo Marroquín, en San Salvador, buscó rápidamente la primera publicación del cuento clásico para niños “El libro de la selva”.

“El libro de la selva” ya está en las páginas de LPG

“El libro de la selva” ya está en las páginas de LPG

Enlace copiado
Francisco Morales Castro, de 76 años y vendedor de toda una vida en el centro de San Salvador, recibió esta semana a diversos lectores de todas las edades, padres de familia, niños y jóvenes, quienes buscaban con mucho entusiasmo las hojas didácticas del primer fascículo del cuento clásico para niños “El libro de la selva”.

Esta es una adaptación de un cuento infantil que desde este martes pasado hasta septiembre estará acompañando el estudio de niños y jóvenes. Son 30 fascículos con ilustraciones llamativas en papel brillante, los cuales se publican gratuitamente en el periódico.

Cada capítulo contará con un apartado del Servicio Social Estudiantil para que se realicen actividades con alumnos de educación básica. “Me sorprendí cuando encontré esta hoja en el periódico, rápidamente la puse a la vista, porque muchas personas han preguntado por ella”, mencionó Francisco.

Asimismo, según comentó Mauricio Alexánder García, estudiante de primer grado en el Centro Escolar Gustavo Marroquín, también en el centro de San Salvador, el tener en sus manos esta hoja didáctica hace que la curiosidad y el interés por leer sea mayor. “Me gusta mucho, me llama la atención por sus colores y sus dibujos”, afirmó.

De igual manera, para Jorge López Ventura, quien vende periódicos entre la 3.ª avenida norte y la 5.ª calle poniente de San Salvador, esta publicación es una de las más esperadas por los lectores año con año. “La gente viene a preguntar desde comienzo del año escolar en qué fecha es que salen estas hojitas. Son una ayuda importante para los niños y jóvenes en su estudio y también para encontrarles el gusto por la lectura”, subrayó.

Parte del Servicio Social

“El libro de la selva” forma parte de los proyectos con los que los jóvenes de bachillerato pueden obtener el total de sus horas sociales para graduarse de bachilleres. Las instituciones a escala nacional que conforman el proyecto de SSE tienen la oportunidad de recolectar, coleccionar y al final del año donar este material a otras instituciones educativas que no poseen material bibliográfico.

El Colegio Jorge Adalberto Lagos de Santa Tecla es una de las instituciones que por primera vez se ha unido a este esfuerzo educativo.

Para Margarita de Orellana, su directora, formar parte del Servicio Social es una gran oportunidad para apoyar la educación en todos los niveles. “Nos gusta apoyar este tipo de proyectos por el aporte a la educación que dan. Es muy interesante porque es una forma divertida en que niños y jóvenes pueden leer pequeñas historias y reafirmar más el hábito de la lectura”, mencionó.

De igual manera, para Fátima Margarita Majano, de 16 años, de primer año de bachillerato, cada hoja didáctica fomenta valores: “Es un gran proyecto el que LPG tiene, porque fomenta la enseñanza; además, eso nos inspira como jóvenes a ayudar a otros que no tienen material para hacer sus bibliotecas”.

Los estudiantes de bachillerato del Colegio Jorge Adalberto Lagos también ya están pensando en cómo recolectar y entregar este material. “He pensado en hacer un rotafolio, porque creo que es más fácil y práctico al pasar las páginas. Voy a tratar de poner la mayor creatividad posible”, finalizó la alumna.

Lee también

Comentarios

Newsletter