Lo más visto

Más de El Salvador

El nuevo salario mínimo supera valor del quintal de café

La rentabilidad del sector agropecuario es demasiado baja para soportar un aumento al salario inmediato de 69 %, según PROLECHE, sobre todo para pequeños.
Enlace copiado
Jornales.  El incremento en el salario de los trabajadores complica la capacidad del cafetalero para mantener su finca.

Jornales. El incremento en el salario de los trabajadores complica la capacidad del cafetalero para mantener su finca.

El nuevo salario mínimo supera valor del quintal de café

El nuevo salario mínimo supera valor del quintal de café

Enlace copiado
El nuevo salario mínimo que propuso el Gobierno para las actividades agropecuarias supera los costos que enfrentan los productores para mantener su actividad.

El Consejo Superior del Salario Mínimo (CNSM), un espacio de diálogo que en teoría es tripartito (con Gobierno, sindicatos y empleadores), decidió que a partir del 1.º de enero de 2017 el salario para labores agrícolas de recolección de café suba a $200 y para recolección de caña a $224. El resto de actividades del campo, como ganadería y granos básicos, también deberán nivelar el pago a sus jornaleros a $200.

Raúl Zaldaña, presidente de la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL) explicó que el sector quedará al borde de la quiebra. Los productores venden el quintal recién cosechado a $80, es decir, $120 abajo del nuevo salario para la actividad. “¿Parece eso lógico? Creo que no”, cuestionó Zaldaña.

El presidente de ACAFESAL aseguró que desde el CNSM nunca los consultaron y pidieron que, a través de mecanismos legales, se pudiera revertir la medida de un aumento equivalente al 55.04 % en salarios.

“Es el tiro de gracia que necesitábamos. Qué bonita Navidad nos han dado”, lamentó Zaldaña.

La Asociación de Beneficiadores de Café (ABECAFE) considera que perderán su margen de maniobra para invertir en las fincas y levantar la producción de café. En ABECAFE están reunidos los que compran los quintales y los preparan para la exportación. Marcelino Samayoa, director ejecutivo de esta asociación, dijo que los costos por quintal pueden subir en un rango de $15 a $45 por el aumento a la mínima remuneración para los que trabajan en la fase industrial del café. Todo depende de la productividad.

Samayoa teme que la pérdida en la capacidad de inversión obligue al cafetalero a abandonar su finca, con lo que empeoraría el desempleo en el campo.

La caficultura genera unos 40,000 empleos al año. Además, la superficie sembrada con cafetos y árboles de sombra es el principal bosque en El Salvador.

Los productores enfrentan una grave crisis en sus finanzas. Después de una masiva infestación de roya en las fincas en 2012, tuvieron pérdidas que no han podido superar. Por otro lado, arrastran una deuda de $197 millones (como sector) con los bancos.

Ganaderos con problemas

El empresario ganadero y presidente de PROLECHE, Alfonso Escobar, dijo que en la aprobación del salario mínimo no se tomó en cuenta la rentabilidad del sector agropecuario. “El Gobierno no entiende que la rentabilidad agropecuaria es muy baja y con este incremento será aún menor. Y no solo nuestro sector, es que en este momento no hay una empresa que sea tan rentable en el país para aguantar un incremento tan alto”, agregó.

Escobar explicó que en el sector agropecuario la mano de obra equivale a un 40 % del total de los costos. “Imagínese cómo van a aumentar los costos con un aumento del 69 %”, añadió.

El ganadero advirtió que el último aumento del salario mínimo traerá consecuencias difíciles en el sector agropecuario. “Esto provocará que las empresas despidan a varios de sus empleados o que se vean obligadas a cerrar. El Gobierno no entiende que a nosotros (la empresa privada) nos gustaría pagar más, pero con lo que hicieron ayer (aprobación para aumentar el salario mínimo) solo van a generar más problemas sociales”, sostuvo Escobar.

“Yo me pregunto qué es lo que pretende el Gobierno, porque esta es una decisión política que no tomó en cuenta la legalidad del aumento y tampoco analizaron su factibilidad. El problema es que cuando usted sube el salario mínimo debe aumentar el resto”, afirmó el presidente de PROLECHE.

Lee también

Comentarios