Lo más visto

El Salvador  / politica Guillermo Sol Bang Expresidente de la CEL

El origen fue el binomio Saca-Funes y el Frente”

Guillermo Sol Bang acaba de lanzar un libro en el que revela interioridades del caso CEL-ENEL. En esta entrevista también analiza la política y estado actual de CEL.
Enlace copiado
Guillermo Sol Bang Expresidente de la CEL

Guillermo Sol Bang Expresidente de la CEL

Enlace copiado

Cuando Guillermo Sol Bang asumió la presidencia de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), la empresa estatal tenía más de 4,000 trabajadores, muchos de ellos desde la época de gobiernos militares.

“En mi primer día de llegada a CEL, suspendí a más de 20 funcionarios que solo llegaban a cobrar. Y a lo largo de mi gestión reduje la planilla a 400 empleados. Lo cual equivalía a un empleado por megavatio (de energía producida)”, recuerda.

  “De los actores de esta infamia que se urdió en mi contra, el expresidente (Antonio) Saca y el exfiscal (Luis Martínez) están tras las rejas, mientras que el mayor cobarde que ha alcanzado la presidencia fue amparado con calzador en la figura del asilo político y disfruta de vacaciones perennes en Nicaragua”.

Ahora, si se quisiera repetir esa labor de ingeniería para reducir la planilla de la actual CEL, Sol Bang habla de una tarea “titánica”. No solo porque han vuelto a ser millares, sino porque en aquel entonces la que fue la mejor empresa estatal tenía acceso a la banca y logró ofrecer bonificaciones a los empleados que se retiraron, para no crear ningún conflicto en el sector público.

El proceso valió la pena. El Estado se quitó un peso de encima y, lejos de generar pérdidas, empezó a obtener beneficios. “Tuve la visita de mi amigo Orellana Milla, presidente del Banco Central de Reserva, que llegó a invitarme a una taza de café. Me dijo: ‘por primera vez me han quitado la presión de pagarle la planilla a CEL’. Él me autorizó a decirlo”, sostiene Sol Bang.

“Recuerdo a un altisonante Mauricio Funes insultándome por la Radio Nacional, denunciando una cloaca que él destaparía. Fueron proféticas sus palabras. Es cierto que había una cloaca encubierta con negocios fraudulentos y testaferros”.

Esa misma operación de efectividad se aplicó en la incipiente empresa productora de energía eléctrica a base de la geotermia. Y ahí fue, señala Sol Bang, el inicio de sus problemas con el gobierno. Con Antonio Saca, primero, y luego con Mauricio Funes. Él asegura que fueron estos dos, Saca y Funes, los que montaron el caso en su contra para intentar meterlo preso y anularlo económicamente, cuando impidió la toma de LaGeo.

Esa historia es la que cuenta en su libro recientemente lanzado: “Historia de una infamia. Toda la verdad del caso CEL-ENEL”.

¿Cómo surgió la idea de materializar en un libro su experiencia en el caso CEL-ENEL?

Desde hace un tiempo. Nos tardamos dos años en hacer el libro. Era necesario que el público supiera la realidad de la infamia que fue el caso CEL-ENEL, donde jugaron con la manipulación de las instituciones y un apoyo desmedido desde los más altos niveles del Gobierno, con el señor presidente de la república atacándonos sin ninguna prueba. La demanda constaba de más de 300 páginas, pero las pruebas eran 128,000 folios. Pero realmente no había pruebas, era pura basura. El caso se origina en lo que los italianos de ENEL habían estructurado un asocio público-privado exitoso en el país, que convirtió LaGeo en la empresa más rentable del país, que generaba más de $100 millones anuales. Empezaron a hostigar a los señores italianos porque ellos habían hecho un incremento de capital. Había una cláusula en donde se les otorgaba aumentos de capital por las inversiones que ellos ejecutaban con éxito, es decir, en relación con los megavatios producidos a partir de sus inversiones. Cuando en el Gobierno se dieron cuenta de lo rentable que era la empresa, por los aportes y tecnología de ENEL, ahí empezaron lo que ellos llamaban “intereses subyacentes de capitales de nueva formación”, capitales políticos, incluido Saca. Pero ellos, en lugar de reaccionar con ‘¿vendemos o no vendemos?’ se fueron al arbitraje. Y eso echó al traste toda la operación. Ese es el origen del porqué se dio eso.

¿Cuál es el impacto que espera del libro?

Ya lo estoy sintiendo. La cantidad de correos que he recibido, apoyándome el haber hecho del conocimiento del público lo que en realidad ocurrió.

Los autores de sus acusaciones y persecución están acusados de corrupción, mientras usted fue exonerado. ¿Justicia divina?

Así es. Los que me acusaron: el señor fiscal (Luis Martínez), me mandaba mensajes durante la semana de que iba a capturarme. El origen de todo fue el binomio Saca-Funes y el antagonismo del Frente hacia mi persona, porque yo he acusado a los dirigentes del Frente por mi secuestro. No solo en los juzgados, sino también en mi primer libro y hasta en mis intervenciones en la Asamblea Legislativa. En el caso de Saca, en la comisión en la que se decidió su expulsión, mi fuerte intervención, en gran medida, provocó la expulsión unánime. Fue uno de los ingredientes personales de la trama.

¿Se considera usted un objetivo histórico del FMLN? Es decir, después de su secuestro por la guerrilla es un gobierno de este partido el que lo acusa de peculado.

Así es. Así lo he dicho. Reiteradas veces he señalado que Schafik Hándal fue quien dio la orden de mi secuestro. José Luis Merino, el comandante ‘Ramiro’, nuevo archimillonario de este país, y señalado por el Congreso de Estados Unidos como un peligro para la seguridad en la región por su vinculación con las FARC de Colombia y el narcochavismo de Venezuela, fue quien planificó y ejecutó el secuestro. Raúl Alexánder Granillo (alias ‘Marcelo’) fue quien lo mantuvo. Resulta vergonzoso que personajes como Merino, cuestionado internacionalmente, reciben cargos con inmunidad y jugosos salarios, mientras la realidad de las calles es la miseria y la desesperación.

¿Cómo está la CEL en este momento?

La CEL está en una situación sumamente delicada. Ha comprometido sus ingresos con la compra de las acciones de los italianos. Entiendo que ya no tiene el acceso a la banca que tuvimos nosotros. Tiene deudas, tiene que pagar $284 millones para ENEL.

Si bien usted está exonerado, el daño que denunció en contra de la CEL persiste: el Estado no es el propietario directo de LaGeo, sino a través de INE, y se estancó el desarrollo hidroeléctrico y geotérmico en el país.

La Ley General de Electricidad nos ordenó separar todas las empresas en sus diferentes servicios (transmisión, energía hidráulica y energía geotérmica y la distribución). Eso se hizo de acuerdo con la ley. Hay un punto que mencionó mi nieto Johnny en la presentación del libro: la sentencia del juez Séptimo de Instrucción de que a pesar de que nosotros habíamos actuado dentro de la ley, nos condenó e impuso los embargos. Eso asustó cuando lo dijo Johnny. Y más cuando Johnny dijo que este juez pretendía ser fiscal general. De oficio lo hubieran cancelado como juez con una sentencia como esa.

¿Considera que hay un uso político de la CEL en este momento?

La CEL está en quiebra. No hay nueva generación, excepto el sistema de geotermia que dejaron los italianos, que produce el 6 % de la energía del país desde hace 11 años. Los proyectos nuevos de El Chaparral y la ampliación de la 5 de Noviembre ambos son fallidos. El Chaparral, arriba de $134 millones, con los costos de energía de antes, ya era inviable. Y ya van por $300 millones y podrían ser $416 millones. ¿Quién va a pagar eso? La presa 5 de Noviembre generó 6 Gigavatios por hora (GW/h), cuando debía generar 180 GW/h en un invierno tan copioso como el pasado. Estos datos están en la Unidad de Transacciones (UT). Y ya gastaron $200 millones (en la ampliación) para 6 GW/h. Esto nunca se va a pagar. Ambos proyectos son fallidos. Estamos en una situación muy peligrosa. El Salvador es el mayor importador de energía en Centroamérica.

No solo se gastó más en supuestamente ampliar la capacidad de producción, sino que, además, se importa, ¿es así?

¡Somos deficitarios! ¿Qué empresa grande vendrá al país al ver esta gráfica del nivel de importaciones? Estamos dependiendo del exterior. No hay una sola inversión y han gastado millones.

¿Usted creía que los gobiernos del FMLN iban a ser así?

Yo espero de ellos cualquier cosa.

¿Creía que iban a desarticular la CEL como usted dice que lo están haciendo?

Es que están violando la ley. El Grupo CEL no existe. Todo tiene vinculación con algo que tiene mucha actualidad: están pretendiendo un crédito de $800 millones para utilizarlo en la empresa transmisora ETESAL, para poner líneas transmisoras alrededor de los embalses. Esto debería ser aprobado por la SIGET y para poder hacerlo montaron, en un par de días, 60 cooperativas para impulsar la incorporación del doctor Gregorio Sánchez Trejo en la SIGET, lo cual se ha evitado con la intervención de la Corte Suprema de Justicia. La Empresa Transmisora es autofinanciable por CUST (Costo unitario por el servicio de transmisión), que le genera sus propios ingresos para mantenimiento y ampliación. Y ellos le quieren meter $800 millones en ampliación.

¿Duda que esos $800 millones sean para lo que lo están pidiendo?

A saber qué planes tienen. Y eso es por este falso Grupo CEL.

“Grupo CEL” lo definen como las empresas que separaron, como ordenaba la Ley de Electricidad.

La orden de la ley es que estén separadas e independientes, que no tengan que ver una con otra. Pero estos han hecho la figura del Grupo CEL en donde están CEL, LaGeo, INE y ETESAL. Cuando yo estuve en la CEL, bajamos la planilla de 4,000 y tantos a 400 empleados. Hoy ignoro cuántos miles tendrán otra vez. Hace poco salió a doble página que tenían 1,500 funcionarios de CEL entrenados para emergencias, con pick up totalmente habilitados. Eso no es función de CEL. Eso es tres veces y media la cantidad de personal que nosotros teníamos. CEICSA eran 15 y hoy son 110. No tiene idea qué están haciendo. Ese manejo de CEL, LaGeo e INE... INE es ilegal. Fue nombrada por acuerdo de junta directiva, pero requería una aprobación de la Asamblea Legislativa. Nosotros hicimos las privatizaciones dentro de la ley. Pero hablamos de la INE y de todo el abuso que hay porque el presidente de CEL es el presidente de INE. Y la INE no tiene fiscalización. En el libro cuento una reunión que tuve con el actual presidente de CEL y le toqué el problema de INE. Él me dijo que lo detuviera, porque ahí estaba la corrupción. El traspaso de acciones de LaGeo a INE es ilegal, por un acuerdo de junta directiva que no vale nada. Es un acuerdo de privatización con no sé con qué fines. El señor presidente de CEL me dijo que ya están en el proceso de retomar las acciones... ¿Y hace cuánto ha sido eso?

¿ARENA ha hecho lo suficiente para frenar este abuso en CEL?

Es difícil. La mejor labor debería estar en las instituciones fiscalizadoras, como la Corte de Cuentas y la Fiscalía. De oficio deberían estar investigando esas irregularidades.

¿Teme que la CEL tenga un fin parecido al de otras empresas administradas por gente del FMLN?

Le está pasando. La prueba la tiene aquí (muestra una gráfica sobre la importación de energía eléctrica, que escala a partir de 208 GW/h en 2009 a 1,675 GW/h en la actualidad, según datos de la UT).

Lee también

Comentarios