“El país ha estado en paro desde que el presidente Funes llegó al Gobierno”

Enlace copiado
Enlace copiado
<p>nacion</p><p>La crisis institucional como producto de la desobediencia de la Asamblea Legislativa a las sentencias de la Sala de lo Constitucional ha provocado fuertes repercusiones políticas en el país y en adelante no se descarta que también haya consecuencias en la evolución de la economía y en la condición de vida de la población, que se ve beneficiada con algunos programas sociales financiados desde el exterior.</p><p>En Estados Unidos, dos influyentes senadores, Robert Menéndez (Demócrata) y Marco Rubio (Republicano), han advertido de la posibilidad del congelamiento de los fondos destinados al país a través de la Cuenta del Milenio (MCC) o la suspensión de visas para quienes violentan el orden constitucional.</p><p>Durante su participación en la Entrevista en Línea de LA PRENSA GRÁFICA, Jorge Daboub, presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), dijo: “Al presidente Funes, al FMLN, GANA y otros aliados no les importa que los más pobres de los pobres –que se verán beneficiados (del FOMILENIO II) en la costa– se queden sin ese apoyo”.</p><p>El dirigente gremial observó que esas repercusiones directas para las familias de escasos recursos económicos surgirán como resultado del abuso de poder y la insistencia de los diputados que “ignoran lo que le puede pasar a la población por sus berrinches y obstinación”.</p><p>Daboub lamentó que la crisis se haya generado en una coyuntura de bajo crecimiento de la economía. Hizo memoria de que, recientemente, el Banco Central de Reserva (BCR) ajustó la cifra de crecimiento de la economía por debajo al 2% esperado para el cierre de 2012, mientras la inflación acumulada se calcula en 0.6%.</p><p>Esa inflación, confirmó Daboub, “dice que la economía no se está calentando”, por lo tanto advirtió que la incertidumbre será otro freno de mano al ahuyentar la inversión extranjera.</p><p>Cada punto de crecimiento que se pierde, desde la visión del empresario, equivale a 12,000 o 15,000 empleos que no se generan y se traduce en unos $120 millones menos para los ingresos fiscales.</p><p> “La ambición de control total... ha llevado al presidente Funes, a su partido FMLN, GANA, PES y CN a aliarse en una unión que está rompiendo no solo la ley, sino la armonía social, la tranquilidad y la paz de los salvadoreños”, apuntó.</p><h2>No descartan paro</h2><p> Esta semana, ante la crisis, la principal gremial de empresarios del país ha respondido con el retiro del Consejo Económico y Social (CES), una estructura auspiciada por el Gobierno para estimular la armonía entre los diferentes sectores que promueven la actividad de la economía.</p><p>Una decisión similar adoptaron cinco reconocidos empresarios al retirarse del Consejo para el Crecimiento, tras argumentar que actualmente “no existen condiciones” para permanecer en esa instancia.</p><p>Y es que en el escenario actual nada se ha descartado para ejercer presión ante los partidos políticos que han desobedecido a la Sala de lo Constitucional.</p><p>Después de todo, el paro empresarial “es una opción a la que tenemos derecho”, dijo el presidente de la ANEP poco después de señalar: “El Salvador ha estado en paro desde que el presidente Funes llegó al gobierno, porque no ha habido políticas para el desarrollo, propuestas para generar inversiones y condiciones para la seguridad jurídica”.</p><p>Perder la institucionalidad, indicó Daboub, significa un retroceso que puede ser más impactante que la pérdida de un quinquenio de crecimiento económico.</p><p>La salida inmediata a la crisis la ubicó en la posible renuncia de Ovidio Bonilla y el cumplimiento a las sentencias de la Sala de lo Constitucional, las cuales ordenan elegir magistrados de 2006 y 2012.</p><p></p><div class="blogBox"></div>

Tags:

  • el-salvador
  • politica

Lee también

Comentarios

Newsletter