El país no está preparado para atender al adulto mayor

La PDDH asegura que la salud es una de las áreas más vulneradas en la tercera edad. Además, busca penalizar los maltratos o abusos que sufra.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) está buscando colocar el tema de derechos del adulto mayor en la agenda nacional, para mejorar las condiciones de calidad de vida del sector. Por ello, ayer organizó un foro para evidenciar los maltratos y abusos que reciben las personas mayores, tanto en sus hogares como en sus trabajos y en centros de atención médica.

Durante el foro, la PDDH pidió reformar la Ley de Atención Integral para la Persona Adulta Mayor y adelantó que está buscando penalizar los agravios como delitos.

“Queremos reflexionar sobre las problemáticas (de maltrato) para incidir en la toma de decisiones y cambiar las condiciones de vida de las personas mayores en diferentes ámbitos”, explicó la procuradora de Derechos Humanos, Raquel Caballero, quien afirmó que es el sector salud el que más vulnera los derechos de estas personas. “Estamos viendo las situaciones precarias de las atenciones con falta de calidad (en los hospitales)”, agregó.

Para la jefa de la Mesa de Trabajo por el Adulto Mayor de la PDDH, Margarita Méndez, la falta de medicamentos, las citas que son prolongadas hasta por meses en las unidades de salud y hospitales, la falta de especialistas en geriatría y gerontología en el país forman parte de la negligencia considerada como maltrato no denunciado.

Los especialistas “son contados, solo hay (en el país) nueve geriatras, de los cuales tres están en el ISSS (Instituto Salvadoreño del Seguro Social) para una población adulta mayor bastante amplia”, señaló Méndez.

“No estamos debidamente formados ni capacitados técnicamente para atender los problemas más frecuentes de la persona adulta mayor. El sistema de salud tampoco está diseñado para atender de forma eficaz los problemas de salud de las personas mayores”, indicó Nidia Cañas, una de las pocas especialistas en geriatría y gerontología en el país.

Por otra parte, en el foro se habló del abuso físico de la tercera edad. Según datos de la institución, 20 denuncias han sido registradas en la PDDH entre 2016 y lo que va de este año, pero aseguran que no es un número acorde a la realidad, porque hay muchos abusos que no se denuncian.

En el foro, únicamente estaban personas de la tercera edad para conocer sus derechos, no había ningún representante de salud.

Caballero pidió a la Asamblea Legislativa actualizar la ley que calificó de “obsoleta”. Entre los cambios que contempla busca incluir como delito tipificado y merecedor de pena la agresión a los adultos mayores y crear una especialidad en medicina geriátrica.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter