Lo más visto

El periodista nipón que asesora en turismo a los empresarios de La Palma

Enlace copiado
Orientación. El voluntario japonés atiende las inquietudes de los empresarios turísticos de La Palma, Chalatenango, pero también da consejos a jóvenes que tienen iniciativas emprendedoras en el rubro de las artesanías. Su misión finalizará en febrero de 2017.

Orientación. El voluntario japonés atiende las inquietudes de los empresarios turísticos de La Palma, Chalatenango, pero también da consejos a jóvenes que tienen iniciativas emprendedoras en el rubro de las artesanías. Su misión finalizará en febrero de 2017.

El periodista nipón que asesora en turismo a los empresarios de La Palma

El periodista nipón que asesora en turismo a los empresarios de La Palma

Enlace copiado
La experiencia que obtuvo por varios años como periodista en el área de economía le permitió adquirir los conocimientos necesarios para compartirlos a miles de kilómetros de su país, llegando hasta El Salvador motivado por conocer la cultura y mejorar su dominio del idioma español.

Es Junya Onodera, de origen japonés y quien a sus 28 años de edad ha dado un aporte importante para el desarrollo de negocios relacionados con el turismo en la tierra del artista Fernando Llort, La Palma (Chalatenango).

Onodera forma parte de más de 30 voluntarios que desarrollan desde hace más de año y medio proyectos de ayuda que ejecuta la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), organización que apoya a El Salvador desde 1974.

Originario de Iwate, Japón, dejó a sus padres y a una hermana para incorporarse a la misión de voluntarios de JICA; y su primer destino para poner en práctica sus conocimientos fue con residentes del municipio de Santa María Ostuma (La Paz), donde se dedicó a impulsar actividades de desarrollo local relacionadas con el turismo.

En su país Onodera se dedicaba a la labor periodística y trabajó para el diario Iwate Nippo, y escribía notas relacionadas con la política y la economía.

Después de algunos meses de su voluntariado en Santa María Ostuma fue trasladado hacia La Palma y en la actualidad realiza actividades de gestión de negocios, contabilidad, mantenimiento financiero, impacto de desarrollo económico local, entre otros temas.

Su misión es apoyar y orientar a pequeños empresarios y comerciantes en el área turística, actividad que está tomando impulso en esa zona de Chalatenango.

Los miembros de la Asociación de Hosteleros y Restauranteros (ASOHORES) de La Palma han encontrado un apoyo importante en Onodera, ya que se ha convertido en el orientador de las actividades para impulsar dicho sector.

Los jóvenes de la localidad también buscan a Onodera para que los oriente en algunas iniciativas de negocio, en un municipio rico en artesanías de madera.

Al periodista japonés le ha gustado viajar y recuerda haber visitado unos 40 países de los diferentes continentes, pero por primera vez está en El Salvador con una misión de voluntarios que buscan contribuir con sus conocimientos al desarrollo local municipal.

La labor de informador no es la única especialidad de Onodera; estudió Geografía en su país.

Cuando llegó a El Salvador, las personas tenían dificultad en pronunciar su nombre y decidieron nombrarlo Javier, con el fin de mejorar la comunicación con él, quien aceptó que lo nombraran así.

Admira a los salvadoreños por su entrega al trabajo, pero dice que son impuntuales, pues llegan minutos después de la hora señalada a las actividades.

Su aprecio por los salvadoreños ha crecido a tal grado que después de febrero de 2017, cuando termine su misión con JICA, le gustaría regresar a trabajar como asesor de negocios.  

Durante su estadía ha visitado el estadio Cuscatlán a ver un partido de la Azul y le gustó la forma en que los aficionados se entregan para animar a los jugadores. Entre las comidas tradicionales salvadoreñas le gusta mucho “el gallo en chicha”, especialidad que come cada vez que tiene la oportunidad.

Tags:

Lee también

Comentarios