Loading...
El Salvador  / social LO MÁS LEÍDO

“Él pidió ayuda, hay un mensaje de voz en el cual él está ahogándose, llamando pidiendo ayuda”: hermana de fallecido en cuarentena exige disculpas públicas

Irma Elena Méndez, hermana menor de Óscar Méndez, fallecido esta semana al interior de un centro de contención donde cumplía las medidas sanitarias desde el pasado 13 de marzo, ha escrito una carta en la que expresa su frustración, su miedo por las otras personas que puedan vivir la misma situación en los albergues de cuarentena, y exige al Ministerio de Salud una disculpa pública por el fallecimiento que, considera, pudo evitarse.

Enlace copiado
“Él pidió ayuda, hay un mensaje de voz en el cual él está ahogándose, llamando pidiendo ayuda”: hermana de fallecido en cuarentena exige disculpas públicas

“Él pidió ayuda, hay un mensaje de voz en el cual él está ahogándose, llamando pidiendo ayuda”: hermana de fallecido en cuarentena exige disculpas públicas

Enlace copiado

Irma Elena Méndez, hermana menor de Óscar Antonio Méndez Beltrán, residente en los Estados Unidos desde hace más de 15 años, ha expresado a través de una carta su frustración e indignación por las condiciones en que falleció su hermano, quien cumplía las restricciones sanitarias en un hotel en Antiguo Cuscatlán.

El ingeniero industrial y padre de cuatro hijos ingresó a El Salvador proveniente de Panamá  el 13 de marzo y fue puesto en cuarentena en la Villa Olímpica, y posteriormente trasladado a un hotel en Santa Elena. Cuando llegó a ese segundo centro de contención, explicó en su momento su esposa Dina de Méndez, llevaba varios días presentando fiebre. Se le había diagnosticado una infección de las vías urinarias.  

La señora se enteró del fallecimiento de su esposo cuando, luego de llamarle por teléfono durante varias horas sin recibir respuesta, decidió ir a buscarlo al hotel donde, luego de esperar por más de una hora en la calle, las autoridades de Salud de informaron, sin darle detalles, que su esposo estaba muerto.

Más tarde ese día, y luego exigir públicamente una respuesta del por qué su esposo, quien ingresó sano a la cuarentena, estaba muerto, y de recibir el apoyo de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y los medios de comunicación, el gobierno aseguró que Óscar había fallecido por un paro cardiorrespiratorio. La autopsia, sin embargo, no se le realizó al cuerpo.

“Él pidió ayuda, hay un mensaje de voz en el cual él está disneico, ahogándose llamando pidiendo ayuda, hubo tiempo de auxiliarlo, pero cuando por fin fueron a verlo lo encontraron fallecido”, lamenta su hermana a través de una carta. 

“Yo no solicito autopsia, no necesito autopsia! El murió en paro respiratorio está claro, todos llegamos a eso al final!! Lo que lo llevó al paro respiratorio es la causa de muerte, pero lo más doloroso de aceptar: no haberle dado atención médica de emergencia contribuye a la causa de muerte”, continúa la misiva en la que, asegura, solo quiere que el Ministerio de Salud emita una disculpa pública. 

Esta es la carta completa de la hermana del fallecido:

                                                       “CARTA ABIERTA

He pensado mucho en hacer públicos mis comentarios, pensamientos acerca de la dolorosa, traumática, injusta forma que murió mi hermano, el Ingeniero Industrial Oscar Antonio Méndez, gerente de una casa farmacéutica en El Salvador, hombre cristiano catolico, gran hijo, esposo, padre, hermano, amigo, un gran salvadoreño, ejemplo de vida.

De antemano clarifico no soy afiliada a ningún partido político, no tengo ningún interés más que expresar mi frustración y miedo de que lo que pasó a mi hermano se repita con más gente inocente en esas áreas de cuarentena.

El por motivos de trabajo viajó a Panamá y entró a El Salvador en Marzo 13, inmediatamente fue puesto en cuarentena, el no se resistió, nunca reclamó, hizo todo lo que se le pidió, hombre inteligente que sabía era necesario por la actual pandemia para proteger al resto de salvadoreños, él confió que a las personas en cuarentena se les iba a monitorear por gente profesional que sabrían lo que hacían. 

Entrados 12 días de su cuarentena comenzó con fiebre, tos leve, tomo 3-4 días para que respondieran a su fiebre haciendo un test de covid-19 y muestra de orina, le dijeron “tiene infección de vías urinarias severa” cuando el no tenia disuria (dolor para orina), o dolor púbico, o dolor en los flancos abdominales, pero lo comenzaron en antibiótico trimetropin-sulfa, su fiebre persistía le cambiaron a otro antibiótico, nitrofurantoina, se siguió sintiendo enfermo, pasó una semana no supo resultado de Coronavirus, lo trasladaron a un hotel en Santa Elena en un cuarto, sólo, bajo llave, donde su estado empeoró. 

Yo como médico creo saber cual fue su causa de muerte, pero este manifiesto no se trata de lo que hayan puesto en su certificado de defunción el cual dice paro respiratorio (el papel y tinta aguanta todo hasta diagnósticos estúpidos) lo que importa es que haya sido cual haya sido la causa, EL PIDIÓ AYUDA, hay un mensaje de voz en el cual él está disneico, ahogándose llamando pidiendo ayuda, hubo tiempo de auxiliarlo, pero cuando por fin fueron a verlo lo encontraron fallecido. Ahora yo me pregunto cuando el Ministerio de Salud dice que en el caso de mi hermano se siguió “el protocolo”, quiero leer donde en ese protocolo estipula no asistir a un ser inocente pidiendo ayuda, él no era un delincuente pero era prisionero, pues estaba bajo llave en esa habitación de hotel de la cual no pudo salir vivo.

Yo no solicito autopsia, no necesito autopsia! El murió en paro respiratorio está claro, todos llegamos a eso al final!! lo que lo llevó al paro respiratorio es la causa de muerte, pero lo más doloroso de aceptar: no haberle dado atención médica de emergencia contribuye a la causa de muerte. Lo que yo solicito, y quiero dejar fuera de esto a mi cuñada, mi padre y amigos en El Salvador, lo que yo solicito es una disculpa pública del Ministerio de Salud y que le aseguren al pueblo salvadoreño que los otros cientos de inocentes en cuarentena no van a correr la desgraciada suerte de mi adorado hermano.

Al pueblo salvadoreño le pido que oren por al alma mi hermano, a quien quienes lo conocieron lo apreciaron pues fue un gran hombre, y les pido que oren por el bienestar de los hermanos salvadoreños en cuarentena.

Mi nombre es Irma Elena Méndez, Médico graduada de la Universidad de El Salvador, Pediatra del hospital de Niños Benjamín Bloom.”


 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines