Lo más visto

El polémico trato entre China y El Salvador

Los beneficios para los inversionistas Chinos incluirían no pagar algunos impuestos en las Zonas Económicas Especiales.

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo

Foto de LA PRENSA/Archivo

Enlace copiado

El gobierno salvadoreño presentó en julio del 2018 un proyecto de ley para crear las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en 26 municipios del oriente del país, cercanos a la costa.

Los beneficios para los inversionistas Chinos incluirían no pagar impuestos por importar maquinaria y equipos, materia prima o combustibles, y tampoco el pago de impuestos municipales por 25 años, ni impuestos por la transferencia de bienes inmuebles. Hace falta que la Asamblea Legislativa apruebe la ley para que esto se materialice.

El polémico trato entre China y El Salvador fue retomado esta semana en una publicación de la revista estadounidense Americas Quarterly, especializada en temas de política, negocio y cultura.

En esta se destaca los favoritismos hacia los socios chinos y la exclusión contra el resto de inversionistas, pues una de las condicionantes es que quedan fuera del negocio cualquier compañía o persona natural que ya pague impuestos en El Salvador.

El gobierno de El Salvador a cargo de Salvador Sánchez Cerén rompió las relaciones diplomáticas con Taiwán y las estableció con la República Popular China el 20 de agosto del año pasado, solo unas semanas después de presentar la propuesta de las ZEE.

En octubre, se conoció que la Fiscalía salvadoreña investigaba la intención de un empresario Chino por comprar la isla Perico en el golfo de Fonseca, en La Unión.

Por el momento, la relación entre El Salvador y China es uno de los cambios que podrían ocurrir con la llegada del nuevo gobierno de Nayib Bukele. Este ha manifestado su pleno interés en mejorar los negocios con Estados Unidos –que se opone a la relación con China- y ha dicho que el gigante asiático “no respeta las reglas” y “se mete en la democracia”.

Sin embargo, un profesor de gobierno y política pública de la Universidad de Costa Rica, Carlos Murillo, analiza la influencia que China está cultivando en Centroamérica y pone en duda si la región podrá beneficiarse ante la creciente y persistente filtración en los negocios.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines