Lo más visto

El presidente no hace las cosas por presión”

Hasbún defiende la política informativa del Gobierno y asegura que ningún Gobierno anterior tuvo la voluntad de avanzar en el tema de la transparencia, como el actual.
Enlace copiado
El presidente  no hace las cosas por presión”

El presidente no hace las cosas por presión”

Enlace copiado
C on el documento del veto parcial enviado ayer por el presidente Mauricio Funes a la Asamblea Legislativa en sus manos, el secretario de Asuntos Estratégicos, Franzi Hasbún, defendió la actuación del mandatario y descartó que haya cedido a presiones de sectores de la sociedad civil para no aprobar los cambios al Instituto de Acceso a la Información Pública.

¿Por qué se decide el presidente por un veto a la reforma?

El presidente consideró después de ver cuáles eran los planteamientos que había de parte de organizaciones de la sociedad civil, consideró por lo tanto que era justo y necesario vetarla.

¿Es un razonamiento jurídico?

Es su razonamiento jurídico político. Las reformas tal como se habían presentado abarcan tres causales: 1- la inclusión de nuevas causales de reserva, 2- la reforma en el proceso de elección de los comisionados, y 3- la modificación de las facultades del instituto, ese fue el planteamiento que nos había aparecido en la reforma. Respecto a la primera reforma, la misma Sala (de lo Constitucional) ha reconocido que pueden existir excepciones al derecho de acceso, atendiendo a la existencia de objetivos estatales legítimos.

¿Digamos que está respaldada esta reforma por el antecedente de un fallo de la Corte?

Sí, es que hay información que por seguridad podría perjudicar determinadas proyecciones del Estado al publicar esa información especialmente delicada. La segunda reforma, el hecho de que los sectores sociales, por ejemplo, no estén interesados en participar. Hay ciertos vacíos, los hemos comprobado. El hecho de que los candidatos no cumplan los requisitos establecidos por la ley para participar, lo cual efectivamente ha pasado en el primer proceso de elección.

¿Si hay deficiencias de participación, esto deja en entredicho la representatividad del instituto?

Sí. En el caso de las asociaciones empresariales y de periodistas solo se presentó un participante. En cuanto a la tercera reforma, razonamos que la aprobación de la ley ha sido un avance en la posibilidad de la persona para hacer efectivo su derecho. Coincide con que este es un derecho de libertad de expresión y por lo tanto tiene coincidencia con el derecho constitucional derivado de la libertad de expresión. El segundo razonamiento es que se ha demostrado el compromiso del Gobierno con la transparencia, con la creación de la Subsecretaría de Transparencia, las oficinas de información y la entrega de más de 3,000 documentos de manera oficiosa. Dentro de las mejores prácticas en este ámbito se considera que la creación de un ente autónomo y especializado para asegurar el cumplimiento de la ley constituye un elemento que dota de mayor efectividad en el ejercicio de los derechos. El cuarto razonamiento es que entre las funciones principales del instituto se le ha brindado de manera vinculante la facultad de resolver sobre controversias con relación a la clasificación y desclasificación de la información reservada, por lo que eliminar esta facultad el presidente consideró que era un retroceso a lo logrado por el Gobierno.

¿Solo en la parte de las potestades del instituto el presidente considera que hubiera sido un retroceso?

Hubiera sido un retroceso con lo logrado a partir de los instrumentos que hemos ido conformando, después de 10 años de estar la ley este es el primer Gobierno que lo impulsa. Esta ley había sido redactada y presentada por el FMLN hace mucho tiempo. La presentó FUSADES unos días después de que nosotros habíamos ganado las elecciones. Pero nosotros fuimos los primeros que dijimos hay que impulsar la ley de información.

Los críticos sostienen que la iniciativa del FMLN de promover la ley pierde su imagen cuando ellos mismos la revierten.

No es cierto porque ellos habían presentado una serie de reformas a la ley de acceso que ellos consideraban que podía ser, digamos, más adaptable a la realidad. Ese fue el razonamiento que presentaron, que era más adaptable al momento actual, entonces presentan una reforma lo cual es completamente normal. La presentaron y entonces el presidente razonó esta consideración y la veta, tanto que en el Frente yo vi contradicciones, el candidato mismo (Salvador Sánchez Cerén) fue el primero que dijo que se vetara.

¿No hubo sugerencias del presidente para estas reformas?

No sé de dónde sacó esto porque esa fue una iniciativa del Frente. Probablemente el Frente razonó que había que hacerla más adecuada a la realidad del país, pero el presidente consideró que la iba a vetar por las razones que expliqué.

El presidente dijo que no iba a responder a presiones, ¿esto no tiene que ver con presiones de la opinión pública?

El presidente, como es lógico, oye planteamientos, se analizan, pero lo que él consideró es lo que razona en el veto. El presidente no hace las cosas por presiones, eso no quiere decir que no vea y evalúe qué dicen los sectores. Pero al presidente Funes ya todos lo conocen que no hace las cosas por presión. Y no hasta con el mismo partido tiene conflicto. Todo el mundo lo conoce, hemos tenido discusiones serias hasta con el mismo partido. No hace las cosas por presión, eso lo llamo discurso electoral, yo diría discurso electorero. ¿O sea que el presidente por presión crea una Secretaría de Transparencia?

Tags:

Lee también

Comentarios