Lo más visto

El reciclaje

Según algunos diccionarios RECICLAJE significa: un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o materias para posterior utilización. Con lo anterior se reduce el nuevo uso de materia prima, de energía, contaminación del aire (a través de la incineración), del agua, del suelo, problemas de vertederos, emisiones de gases, etcétera.
Enlace copiado
Enlace copiado


Me interesé por abordar este tema en la forma más sencilla al observar el río Acomunca que se inicia en el balneario de Ichanmichen, pues enseguida de una tormenta dejó en sus riberas una cantidad considerable de botellas plásticas, platos, vasos, latas de jugos, corcholatas, bolsas de agua vacías, etcétera, que botan los turistas que frecuentan el mencionado balneario y quienes ven muy sencillo tirar tales desechos al agua antes de colocarlos en los escasos basureros disponibles, sin pensar lo contaminantes que son tales objetos.

LLANTAS USADAS. Observaba al pasar por varios sitios donde se reparan llantas, la gran cantidad que se amontonaba. Cierto día pregunté si las vendían y me indicaron que no; las regalamos, me dijeron, y a menudo vienen personas en pick up y se las llevan para quemarlas, producir calor y luego energía.

Particularmente tenía un sector de una propiedad en donde se formaba un pantano imposible de pasar aun con vehículos de doble tracción. Analizamos el problema con los trabajadores y decidimos recoger llantas grandes de camión, buses o rastras.

Las trasladamos a la finca y encargamos a uno de los trabajadores nivelar el fondo del fango, colocar llantas de par en par, calculando que las ruedas de carretas o pick up pudiesen pasar exactamente por el centro de las llantas. A estas se les puso piedras pequeñas en el interior de los hombros y en su centro piedras grandes rellenándolas con tierra. Decidimos hacer el primer tramo de unos 30 metros y luego probar pasando sobre el mencionado trabajo un vehículo pesado. Observamos que las llantas resistieron el peso, lo cual nos llenó de alegría y continuamos hasta resolver el problema completamente. Actualmente que tenemos acceso hasta el fondo del terreno y podemos meter maquinaria, hemos decidido utilizar toda el área que antes nos era vedada por el obstáculo que se tenía. Como la sencilla obra que hemos hecho no ha pasado desapercibida a los vecinos, algunos han venido a preguntar que quién nos enseñó a hacer tal trabajo, a lo que los trabajadores responden que se le pregunte al llantero, que es el trabajador a quien se le encargó tal misión y que ahora hasta lo promocionamos para ir a fincas vecinas que pudiesen estar interesadas en similar trabajo. Me pregunto cuántos caminos se pudiesen arreglar usando llantas usadas o como soportes de taludes, usando este material abundante, duradero y económico. Solamente es una idea y creo que otras personas podrían encontrarle más usos.

LA BASURA. A través de los diarios me informo que muchas alcaldías resienten el alto costo que representa la basura, para recogerla y para transportarla a sitios lejanos donde existen rellenos sanitarios aprobados por el MARN.

Los agricultores deberían ver que la basura, por supuesto seleccionada, podría ser una opción para mejorar sus suelos tan degradados debido a la galopante erosión y a la continua siembra de cereales, especialmente cultivados en lomas. Como no se puede empezar en grande, al menos algunas alcaldías en cooperación con unas pocas escuelas y agricultores dinámicos podrían suministrar bolsas de color verde, rojo y negro, y en coordinación con los maestros, tratar que los niños o encargados del aseo, en las bolsas verdes coloquen todo lo orgánico (papeles, cartones, hojas); en las rojas las latas, plásticos o hierros, y en las negras los vidrios.

El agricultor se encargaría de recoger solamente las verdes y llevarlas a sus terrenos para convertirlas en abono orgánico tan indispensable para sus tierras.

En la década de los sesenta, siendo alcalde de mi pueblo mi hermano José Agustín Martínez, le escuché decir que la basura era una de sus mayores inquietudes, por caro, contaminante y nadie la quería cerca. Le indiqué que mi propiedad estaba muy cerca del pueblo y si quería podía ofrecerla como basurero público, pues la tierra estaba muy degradada. Cabe mencionar que entonces no había mucho plástico. En un par de años me llevaron tal vez 2,000 camionadas y sobre la basura se producía todo tipo de cosas cuya semilla iba anexa. Cierto día unas personas me solicitaron plantar maíz y les dije que no les cobraría, pero que debían enterrar hierros, piedras y todo aquello que no se pudre. Hicieron una fosa y realizaron tal trabajo, plantaron, cosecharon bien y ahora la gente que pasa piensa que esa tierra siempre fue así de fértil cuando lo que sucedió es que ahora contiene mucha materia orgánica que antes le faltaba.

[email protected]

Tags:

  • gotas agrícolas
  • el reciclaje

Lee también

Comentarios