El riesgo de contagiarse de covid-19 en la escuela

Docentes del Centro Escolar Francisco Morazán de Santa Ana afirmaron que las clases fueron suspendidas a "regañadientes" luego que uno de ellos resultara positivo a covid-19.

Enlace copiado
El riesgo de contagiarse de covid-19 en la escuela

El riesgo de contagiarse de covid-19 en la escuela

Enlace copiado

"Únicamente  nos dijeron que no viniéramos a clases hasta el 30 de abril, porque al parecer, uno de los profesores de tercer ciclo salió positivo a covid-19", manifestó una alumna del Centro Escolar Francisco Morazán, al recordar la mañana del 16 de abril, cuando autoridades de ese centro de estudio les explicaron que debían guardar los útiles escolares y marcharse a casa.

Este centro educativo, ubicado en la colonia Solórzano, de Santa Ana,   suspendió las actividades académicas luego que uno de sus profesores diera positivo a una prueba de detección de  covid-19 y que hasta el último momento, las autoridades trataron de ocultar.

Esta fue la segunda escuela de la cabecera departamental que suspendió clases durante abril debido al contagio de uno de sus docentes. La otra fue el Complejo Educativo Manuel Monedero, ubicado en el cantón Cantarrana.

"El director nos mandó un mensaje al WhatsApp donde nos explicaba que había sospecha que uno de los profesores tenía coronavirus, pero nunca nos admitió que sí tenía. Eso fue una gran irresponsabilidad, el que nos mintiera porque está de por medio la salud de nuestros hijos", explicó una madre de familia mostrando el mensaje que, según ella, les envió el responsable de la escuela, el 17 de abril, un día después que el caso fue confirmado.

“Nos dijeron que si un alumno se enfermaba era culpa de nosotros y no de la escuela. Fue irresponsabilidad del director”.

"Lo más grave es que cuando se descubrió que la profesora era positiva, ya tenía más de una semana  dando clases. La escuela la cerraron porque el Ministerio de Educación (MINED) mandó a decir que se tenía que suspender las clases, sino hubieran seguido dándole clases y los alumnos enfermándose", añadió.

Señaló que las autoridades escolares les entregaron una hoja donde eximen a la escuela de cualquier responsabilidad si uno de los estudiantes es detectado con covid-19: "Nos dijeron que si un alumno se enfermaba, era culpa de nosotros y no de la escuela".

Esto fue confirmado por   docentes de la comunidad educativa, afirmando que fueron ellos mismos los que informaron a la Dirección Departamental del MINED lo que estaba ocurriendo.

"El Ministerio (de Educación) ha sido muy claro en ese punto y los protocolos que se deben seguir si alguno de los docentes o alumnos sale positivo a covid-19. Automáticamente se deben de suspender las clases por el bien de todos alumnos y maestros, pero acá, ni eso se querían hacer, suspendieron las clases a regañadientes", comentó el docente.

Manifestó que los maestros de ese centro educativo recibieron a finales de marzo la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19. "Estamos seguros es que la compañera agarró la enfermedad fuera de la escuela, en la calle o algún familiar se la contagió", consideró.

Según el docente la aplicación de alcohol gel y otras medidas de bioseguridad comenzaron a ser implementadas en el centro de estudio, pero luego muchos de los docentes y estudiantes, las obviaban. "Hay que reconocer que sí hubo un descuido en las medidas de seguridad aún entre nosotros", manifestó el docente.

Fallaron. Los docentes admitieron que falló el protocolo de bioseguridad en la escuela.

BAJARON LA GUARRDIA

Algunos vecinos señalaron que muchos profesores se confiaron luego de la primera dosis de vacunación y que no cumplieron el protocolo de bioseguridad.

"Muchos profesores ahí pasaban con las mascarillas en las manos, jugando con ellas y se las ponían hasta que iban a entrar a la escuela", dijo un residente de la  Urbanización Bella Santa Ana.

Otro vecino contó que, "iban a un comedor de la zona y se sentaban juntos, sin el distanciamiento respectivo: No daban el ejemplo a los estudiantes entonces, cómo va a creer que no se van a contagiar".

Por su parte, Antonio Monroy, director del centro educativo, manifestó que en ningún momento la escuela intentó ocultar el caso, y mucho menos, hacer directamente responsable a los padres de familia por un posible caso de contagio entre los alumnos.

Dijo que la circular que se entregó a los padres de familia fue al principio del regreso a las clases semipresenciales y donde se les explicaba las medidas de bioseguridad que se implantaría en la escuela.

"La escuela nunca ha dicho o dejado la responsabilidad a los padres de familia sino que lo hemos hecho es compartirla todos, nosotros los cuidamos acá y ellos en las casas. Esa nota fue para informarles de cómo se trataría la bioseguridad en la escuela y si ellos estaban de acuerdo para que la firmaran", explicó Monroy.

"Nunca ocultamos el contagio de un compañero docente, por protocolos se suspendieron las clases", concluyó el director.

Tags:

  • SantaAna
  • cocid-19
  • escuela

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines