Lo más visto

El Salvador  / judicial Lo más leído

El sueño truncado de Sofía

Enlace copiado
Luto. Féretro donde yacen los restos de Sofía Nicole Guzmán, asesinada el miércoles pasado en San Salvador.

Luto. Féretro donde yacen los restos de Sofía Nicole Guzmán, asesinada el miércoles pasado en San Salvador.

Enlace copiado

Karen Guzmán se siente incrédula. Está parada a unos metros de su hermana menor, Sofía, quien yace sin vida dentro de un féretro blanco con adornos dorados.

Su hermana cuenta que Sofía estaba planeando una fiesta de cumpleaños para su hija mayor, de siete años; y por eso se comunicaba con el papá de sus dos hijos, su anterior pareja. Esa situación no la "toleró" su actual pareja, Salazar, "por lo que se ve que le hizo a mi hermana", agrega Karen, mientras entrelaza los dedos y mira el féretro que guarda los restos de Sofía.

Madre. Sofía Nicole Guzmán tenía dos hijos, una niña de siete años y un niño de dos años y 10 meses, ambos producto de su antigua relación.

Sofía y su anterior pareja se habían separado hace más de tres años, pues con Salazar ya habían cumplido dos aniversarios. "Con él no tenía hijos, eso sí", explica Karen.

Otra de las cosas que no le parecían a Salazar es que Sofía no tenía un empleo fijo y trabajaba con su exsuegra vendiendo comida por encargo, narra Carmen, una tía de los hijos de la víctima.

Carmen dice que la actual pareja de Sofía tampoco le parecía que viera a sus hijos, y menos que tuviera comunicación con la madre de su expareja. "Sofía trabajaba con ella de vender comida y él ya le había prohibido eso".

Sospechoso. El principal sospechoso del crimen de Sofía es su pareja, Jorge Salazar, según la PNC.

Sin embargo, la única de la familia que no sabe de la tragedia es la hija de Sofía. La menor cumplió años el miércoles pasado, el mismo día en el que su madre fue asesinada y en el que ambas habían planeado comer juntas. A la menor, según Karen, no le han dicho porque vive con su abuela materna. Como es niña y no es hija de Salazar, "mi madre temía que le podía hacer algo; ella era bien desconfiada con él", dice.

Karen señala que recordará a su hermana como la joven de 24 años alegre y optimista que siempre fue. La más consentida de la casa.

"Ahorita ni le pregunto a mi mamá cómo se siente, porque se me va a desmoronar", agrega la hermana de Sofía, mientras mira con impaciencia su teléfono a la espera de una llamada de su madre. Sofía fue enterrada ayer por la tarde y su supuesto agresor aún no ha sido capturado.

Apoyo.Familiares y amigos expresaron a la familia de Sofía sus condolencias por su muerte.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines