Lo más visto

El talento sanador en las manos de los ciegos salvadoreños que ofrecen masajes y terapias

Son un ejemplo.  Luego de la reapertura económica post pandemia han regresado a sus locales del Barrio San Miguelito y al de la colonia Centroamérica para seguir trabajando. El Gobierno de El Salvador no les ayuda en nada.
 

Enlace copiado
El talento sanador en las manos de los ciegos salvadoreños que ofrecen masajes y terapias. Foto de LA PRENSA/Jorge Carbajal

El talento sanador en las manos de los ciegos salvadoreños que ofrecen masajes y terapias. Foto de LA PRENSA/Jorge Carbajal

Enlace copiado

Ubicada en 1a. Avenida Norte #920, entre la 15 y 17 Calle Poniente  del Barrio San Miguelito, en San Salvador, la Sala de Masaje Japonés, administrada por la Asociación Nacional de Ciegos Salvadoreños (Ansiesal), tiene a disposición de todos los interesados masajes relajantes,  quiroprácticos, reductivos, la masoterapia y los baños a vapor.

Además de dar el servicio al público, la Asociación recibe a través de los masajes algunos fondos que le permitan atender a los socios y a todo aquel salvadoreño que quiera formar parte de su gremio.  Con ayuda de la Cruz Roja Salvadoreña y de la Cruz Roja Española, la Anciesal va capacitando a sus socios con cursos diversos que, además de los masajes, también incluyen la elaboración de bastones y en, más recientemente, la elaboración y venta de materiales para la desinfección de locales y de personas.  En el local ubicado en San Miguelito trabajan siete personas, cinco de ellas no videntes, así como una secretaria y una persona ordenanza. Según explicó el presidente de Anciesal, Óscar Guerra, ellos trabajan como cualquier empresa. "Pagamos todos los impuestos, así como Iva, Afp, Renta, y los servicios de agua, luz, teléfono", dijo Guerra. 

El talento sanador en las manos de los ciegos salvadoreños que ofrecen masajes y terapias. Foto de LA PRENSA/Jorge Carbajal

La Ansiesal tiene un segundo local en la Calle San Antonio Abad y Avenida B, colonia Centroamérica.  Había un tercer local en Antiguo Cuscatlán, pero durante la pandemia del covid-19 se vieron forzados a cerrarlo.  Los precios de los masajes son de $15 dólares y tienen una duración de 45 minutos. El baño sauna tiene un costo de $5 dólares y la persona puede recibir ese beneficio durante 15 minutos. Es lo recomendable. 

Nelson Barahona, director ejecutivo y encargado de todos los proyectos de la Asociación, dijo que a veces también atienden a extranjeros, pero solo en el local, ya que tiene poco personal. Trabajan con los hoteles y éstos establecimientos les llevan a los clientes. 

En el Salvador hay 80 mil personas con discapacidad visual, entre ellos ciego total, baja visión y con otras discapacidades físicas, entre ellas la auditiva  e intelectual. El dato de 80 mil personas es de 2015 realizada por el Consejo Nacional de Atención Integral a la Persona con Discapacidad (Conaipd). Se estima que a la fecha la cifra a subido a 850 mil. Esta Asociación no recibe ningún beneficio del Gobierno de El Salvador.

Tags:

  • Ciegos
  • No videntes
  • La Ansiesal
  • Sala de masaje japonés
  • Asociación Nacional de Ciegos Salvadoreños
  • Masajes relajantes
  • Masajes quiroprácticos
  • Masajes reductivos
  • Baños a vapor

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines